Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Perfil de Carlos Sancho

Un mandatario bajo la sombra del conflicto docente

Política

Cuando en marzo del año pasado le tocó reemplazar al saliente Acevedo, 150 maestros ya se manifestaban frente a la sede del gobierno santacruceño en reclamo de un aumento salarial

Cuando el 17 de marzo de 2006 Carlos Alberto Sancho reemplazó a Jorge Acevedo en los más alto del Poder Ejecutivo santacruceño hubo gritos y festejos en Río Gallegos. Pero, como un signo que anticipaba su negro porvenir ya escrito, unos 150 docentes protestaban frente a la Casa de Gobierno.

Festejos y una masiva convocatoria de funcionarios y militantes a la sede gubernamental buscaron disimular la crisis política desatada tras la sorpresiva dimisión de Acevedo, enfrentado con el Presidente.

"Santa Cruz atraviesa el momento más importante de su historia, estamos dejando atrás cien años de olvido y soledad. Hoy somos parte de la Argentina", afirmó Sancho. La frase es la misma que dijo Kirchner cuando Carlos Menem desistió del ballottage.

En el acto asumió el nuevo gabinete, todos, sin excepciones fueron ministros o funcionarios de Kirchner mientras él fue gobernador. De los cinco que asumieron, tres llegaron en el Tango 03 directamente desde Buenos Aires para ocupar un lugar en el gabinete, luego de abandonar sus puestos en el nivel nacional.

Gobierno acéfalo. Antes de su renuncia de hoy, Sancho dejó acéfalo el Poder Ejecutivo el 30 de junio del año pasado, cuando tuvo que ser derivado a la Clínica Bazterrica de Buenos Aires a raíz de una fiebre aguda.

Allí fue atendido en la Unidad de Cuidados Intensivos al complicarse con una insuficiencia respiratoria grave el cuadro que presentaba, y que lo obligó a permanecer por al menos una semana con asistencia respiratoria mecánica. Superado el momento, el mandatario recibió un mes después el alta clínica para recibir de manera ambulatoria un tratamiento específico.

Su carrera. Recién en 1999, Sancho entró abiertamente a la política. Perteneciente a una tradicional familia de comerciantes locales dedicada al rubro inmobiliario, compitió por su primer cargo electivo apoyando al ex intendente Héctor Aburto, y asumió como concejal de Río Gallegos.

En 2002, crisis de por medio, la renuncia de Aburto -acérrimo kirchnerista- por denuncias de corrupción sacudió el mundo político de Sancho. Este hecho dejó a al actual gobernador al frente del Consejo Deliberante de Río Gallegos.

"Siempre hubo robos, desde la época de Butch Cassidy", fue una de esas frases que le dio notoriedad en su paso por el Consejo Deliberante. Intentaba justificar una crisis de inseguridad haciendo referencia al robo que en 1905 realizaron el histórico pistolero y su banda al banco de Tarapacá de Río Gallegos.

Su estrecha relación con Kirchner y la afinidad con quien fuera secretario del Presidente, el hoy empresario de medios Rudy Ulloa Igor, llevaron a Sancho a integrar la fórmula para la gobernación junto al número puesto, Sergio Acevedo.

La relación entre Sancho y Acevedo nunca fue buena. Aun cuando Sancho, como vicegobernador, generó uno de los peores dolores de cabeza al Presidente: en abril de 2005 otorgó un aumento en la dieta de 1500 pesos a los diputados provinciales. Al tomar estado público, Sancho tuvo que dar marcha atrás con la medida.

Entre sus aspiraciones políticas estaba ser intendente de Río Gallegos; el destino de los tiempos políticos lo puso en la gobernación; el día que asumió, una protesta docente mostraba apocalípticamente un pedazo de su futuro. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso CicconeMundial de ClubesElecciones 2015San Lorenzo de AlmagroReal Madrid