Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Nuevo Ford Fiesta: el automático más accesible

Al volante

Con este compacto, la casa del óvalo ofrece versiones desde 43.340 pesos. Vea el video

Por   | LA NACION

El segmento más competitivo del mercado argentino es el de los automóviles chicos. Dentro de esta franja puede extraerse una franja con muy buen nivel de ventas: el de los pequeños sedan, con 4 puertas y baúl.

Allí se posiciona el remozado Ford Fiesta Max. Pero no lo hace sin más, ahora aporta una novedad exclusiva en ese subsegmento: la incorporación de versiones con caja automática. Cabe aclarar que el Peugeot 206 ya utiliza caja automática (tipo Tiptronic), aunque este modelo no cuenta con silueta de 4 puertas y la versión más barata, la XT 1.6, cuesta 53.800 pesos. Las líneas Fiesta y Fiesta Max automáticas, en cambio, tienen precios que van desde $ 43.340 (5 puertas) hasta $ 51.610.

Además de la flamante transmisión, el Ford Fiesta Max introduce cambios estéticos importantes en la parte frontal, que lo acercan a las nuevas líneas de los últimos modelos de la marca del óvalo en Europa (Focus, Mondeo), e incluye nuevas ópticas, capot, paragolpes con faros antiniebla, parrilla con diseño tipo panel de abeja y flamantes llantas de aleación de corte deportivo.

También el interior recibió un acertado rediseño con la incorporación de otro tablero de instrumentos, nuevo panel integral que incluye la radio y los diales de climatización, que continúa en la consola de la palanca selectora del modo marcha. También son nuevos los tapizados de las butacas y asientos, y el de los paneles de las puertas.

La plataforma es la misma del anterior Fiesta Max y la mecánica también. Probamos la versión con equipamiento Edge Plus (la más alta de la gama) y motor Zetec RoCam 1.6 de 98 CV.

Confort urbano

Como se dijo, la probada mecánica del Ford Fiesta Max se combina ahora con la caja Durashift Automatic de cuatro marchas, un desarrollo especial de Ford para sus modelos con motores de 1.4 y 1.6 litros de cilindrada (por eso equipa a modelos como el Fiesta y el Fusion).

Se trata de una clásica caja de velocidades automática con convertidor hidráulico de par, que cumple funciones similares a las de un embrague convencional, y que no tiene opción manual-secuencial como las del tipo Tiptronic.

De las cuatro velocidades, la tercera es directa y la cuarta una sobremarcha u Overdrive, que se conecta y desconecta con un pequeño botón en la palanca selectora del modo de marcha. Si se la desconecta, dejando sólo tres marchas, mejora la respuesta a velocidades bajas, pero es indispensable para contener el consumo en trayectos ruteros.

Esta caja tiene una central electrónica que trabaja en combinación con la del motor y que, en función de varios parámetros (posición del acelerador, velocidad, etcétera), realiza los cambios.

En la práctica aporta las conocidas virtudes de las transmisiones automáticas: confort, suavidad (no hay tironeos) y facilidad de manejo (en especial, en arranques y pendientes) lo que resulta ideal para el tránsito urbano, el hábitat natural de este Ford Fiesta Max. Las desventajas de este tipo de caja son también conocidas: mayor consumo de combustible y un menor efecto frenomotor de retención, lo que requiere buenos frenos. Aunque esto último no es problema para este Fiesta, que responde en forma óptima.

Como se dijo, esta transmisión fue diseñada para motores como el Zetec, que equipa a este Ford. Si bien los cambios de marchas son más bien largos, la aceleración y reacciones en la ciudad son más que suficientes para manejar con tranquilidad.

El consumo urbano es alto y más elevado que con caja manual, pero esto hay que contraponerlo con la comodidad en la conducción.

En ruta, con el uso del overdrive, el consumo de nafta está dentro de los parámetros normales de este tipo de mecánica y las recuperaciones de velocidad son adecuadas y denotan la elasticidad de este eficiente motor.

Como buen vehículo urbano, tiene un agradable confort de marcha y un comportamiento dinámico que no merece reparos.

Uno de los puntos fuertes del Fiesta Max es el espacio del habitáculo.

Aun con un conductor o acompañante altos (que corren más las butacas hacia atrás), queda suficiente espacio para las piernas de los pasajeros traseros, lo que redunda en una mayor comodidad en viajes largos, algo también valorado por los usuarios familiares. La carrocería (de 4205 mm de longitud y 2488 entre ejes) también aporta un baúl amplio, de 487 litros de capacidad.

Diseño interior

La posición de conducción es fácil de alcanzar porque la butaca y el volante se regulan en altura. El nuevo diseño del interior es estética y funcionalmente acertado. El flamante tablero es legible y está a tono con el concepto del auto. Los comandos están bien ubicados y son fáciles de operar (en especial los de la radio).

Podrían mejorarse algunas terminaciones y materiales, pero esto no afecta el diseño.

Además, este Fiesta Max Edge Plus cuenta con elevacristales y retrovisores externos eléctricos, cierre centralizado automático, doble airbag frontal, aire acondicionado, dirección asistida y un buen equipo de audio con lectora de CD y MP3.

El precio de esta versión es de 51.610 pesos que, en función de la mecánica y el equipamiento, resulta muy acorde para el segmento.

Ford Fiesta Max Edge Plus Aut.

Motor: naftero
Cilindros: 4
Cilindrada: (cc) 1597
Válvulas por cilindro: 2
Potencia: (CV/rpm) 98/5250
Par motor (kgm/rpm): 14,3/4250
Alimentación: iny. electrónica
Caja: automática de 4 vel.

Performance

Velocidad máxima: 165 km/h
Aceleración: 0-100km/h: 14,36 seg.
Aceleración: 80-120km/h (D) 13,49 seg.
Aceleración: 0-1000m 37,76 seg.

Consumo c/100 km Litros / Pesos

En ciudad: 11,4 21,53
En ruta: a 120 km/h 7,8 14,73
Capac. del tanque: 54 102,01

Autonomía (con un tanque)

En ciudad: 474 km
En ruta: 692 km

Otros datos

Precio: 51.610 pesos
Garantía: 1 año sin límite de kilometraje

* * *

Henry Ford

El emprendedor que desarrolló la fabricación en serie de vehículos populares

Muchas marcas actuales llevan el nombre de su creador, pero ninguno es más famoso que Henry Ford. Nacido en 1863, en la modesta granja de sus padres, inmigrantes irlandeses, cerca de Dearborn, Michigan, rápidamente se destacó por sus dotes para crear y reparar maquinarias. Así llegó a ingeniero jefe de la por entonces poderosa Edison Iluminating Co.

Del caldo de cultivo de los emprendedores de finales del siglo XIX y principios del XX, pronto surgió el nombre de Henry Ford, que vio la oportunidad de fabricar automóviles en Estados Unidos sin depender de la más evolucionada industria europea.

Esto lo llevó a fundar, junto con varios socios la Ford Motor Company, en 1903. Sus primeros automóviles no aportaron nada nuevo tecnológicamente, pero sí lo hicieron en materia socioeconómica con su visión más ambiciosa: fabricar coches sencillos, populares y baratos.

Hombre de convicciones firmes, se enfrentó con sus asociados, que preferían producir autos más exclusivos, y compró casi todas las acciones.

Para fabricar autos económicos había que reducir costos y esto fue lo que hizo: desarrolló la cadena de producción en serie, que materializó de inmediato uno de los autos más populares de la historia, el Ford T, del que se hicieron 15 millones de unidades entre 1908 y 1927. El T valía sólo 500 dólares, contra un promedio de 2000 de sus rivales, y era fiel a su filosofía de fabricar a bajo costo: "Daré a cada americano un automóvil del color que prefiera, con tal de que sea negro".

Manejó férreamente la empresa hasta 1945, cuando cedió la presidencia a su nieto Henry Ford II. Falleció en 1947, dejando su legado de producción en masa y consumismo que se conoce como fordismo.

Mercado

Un segmento con mucha competencia

El subsegmento de los automóviles pequeños, con 4 puertas y baúl, sin distinguir mecánicas -nafta y diesel- es liderado por el Chevrolet Corsa, del que se patentaron en el primer cuatrimestre de 2007 (hasta el 30 de abril) 11.460 unidades (8866 Classic y 2774 II). En esta misma franja también se patentaron 3820 Fiat Siena, 1993 Renault Clio tricuerpo y 1681 Volkswagen Polo. La preferencia de los compradores de Ford Fiesta es significativa (incluidas opciones de stock). De las 5479 unidades matriculadas, 4404 (80,4%) fueron de la versión Max y 1075 (19,6%) de la silueta de 5 puertas.

En general, incluyendo todas las versiones y carrocerías, el segmento en el que compiten los modelos Chevrolet Corsa (18.100 unidades, 23,95%); Fiat Palio y Siena (11.224, 14,85%); Ford Fiesta (5479, 7,25%); Peugeot 206 (11.333, 15%); Renault Clio (9408, 12,45%); Volkswagen Gol (18.329, 24,26%) y Volkswagen Polo (1681, 2,22%), es el mayor del mercado argentino, ya que alcanzó en el primer cuatrimestre del año un total de 75.554 vehículos. .

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdouts