Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los cubanos descubren a los Beatles

Un boom con un retraso de 4 décadas

Jueves 24 de mayo de 2007

HOLGUIN, Cuba.- John Lennon es venerado en una plaza de La Habana que inauguró Fidel Castro; en Santiago de Cuba preservan la silla de Paul McCartney, y ahora, en Holguín, un centenar de fanáticos escucha diariamente a los Beatles en La Caverna, una réplica de la famosa taberna de Liverpool.

Como una reacción tardía, los cubanos de todas las generaciones han empezado a rendir tributo a los famosos cuatro de Liverpool, que en los años 1960 estuvieron vetados en la radio y televisión de la isla, pues algunos funcionarios los identificaron como "problemas ideológicos".

Cuatro décadas atrás los cubanos conocieron esa música por placas metálicas copia de los ausentes acetatos, que pasaban de mano en mano con aire de clandestinidad.

La taberna es "una idea del primer secretario del Partido (Comunista de Cuba) en la provincia, Miguel Díaz Canel (miembro del Buró Político), que vio en Internet la original y propuso que se hiciera esta réplica, una idea que gustó mucho", dijo a la AFP Xiomara Escalona, administradora del lugar.

En diciembre de 2000, el presidente Fidel Castro inauguró con el cantautor Silvio Rodríguez una estatua de John Lennon en una plaza de La Habana. "Lamento mucho no haberlo conocido antes", dijo Castro durante ese acto.

Te puede interesar