Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Recuerdos de Eva

Con ojos pop, la muestra de Nora Iniesta

Viernes 25 de mayo de 2007

"Yo encuentro cosas", afirma Nora Iniesta. Y cuando dice cosas se refiere a fichas de dominó, bolitas de vidrio, cuentas de colores, alguna muñeca retro, alguna bandeja de panadería, estrellas y ángeles de cotillón navideño, títulos de programas de televisión, almanaques de bolsillo... Cosas que, para ella, son un hallazgo: consigue la mayoría de los materiales para su obra de camino a su taller de artista, en San Telmo.

Y esos elementos son los que pueblan (D)Evocación argentina , muestra sobre Eva Perón, hasta el 7 de julio, en el Museo Evita, Lafinur 2988. Un poco de collage y ensamble manual, otro de técnicas digitales, Iniesta trabaja la imagen de la ex primera dama según los recuerdos y las impresiones que obtuvo de ella durante su infancia.

"Cuando era chica tenía la idea de una Evita omnipresente, de alguien mágico", dice Iniesta, que tuvo su primer encuentro con este personaje de la historia argentina, aun hoy amado y odiado, a través de los textos escolares de su hermano mayor.

Platos, fichas de dominó, bolitas y una estampilla para El mito
Platos, fichas de dominó, bolitas y una estampilla para El mito.

La muestra, resultado de la primera invitación a artistas a exponer en el museo, presenta cerca de 80 trabajos realizados desde 1990. Da la bienvenida una gran impresión digital sobre papel de 1,45 x 1,09 metros: en pequeño formato, supo ser una estampilla. En El mito , en tanto, la imagen tomada de la estampilla está rodeada de fichas de bingo, dados, corazones, estrellas y angelitos dorados, mientras que en Evita cotidiana , su retrato aparece sobre una bandeja de cartón de panadería, bordada con los colores patrios, todo en un marco dorado.

En otra sala espera la serie Evita maestra recorre el país : 39 pizarrones negros y verdes en los que la imagen de Eva y los símbolos patrios se intercalan con paisajes de provincias argentinas como Entre Ríos, Río Negro, Neuquén, Jujuy, Chaco y Tierra del fuego, por ejemplo.

En la última sala cuelga, entre otros trabajos, Kit nacional : un par de escarpines y un gorro de lana en celeste y blanco para un país que, según dice la artista, "da sus primeros pasos y no deja de caminar".

Sólo para turistas

El 80% de las visitas al Museo Evita son extranjeras, indica Cristina Alvarez Rodríguez, presidenta del Instituto Nacional de Investigaciones Históricas Eva Perón y sobrina nieta de Eva Duarte. En esta época, el museo recibe un promedio de 200 visitas diarias, y 300 entre noviembre y mayo. Así, de martes a domingos, de 13 a 19, españoles, franceses, norteamericanos y alemanes caminan siguiendo las flechas, por los distintos pisos y desniveles de esta casa donde se exhiben, entre muchas otras cosas, recortes de diarios y objetos personales de Eva Perón, como guantes, sobreros de plumas y vestidos diseñados por Paco Jamandreu. La preciosa casa de estilo neocolonial que alberga al museo desde 2002, fue construida en 1923 por encargo de José María Carabassa, y adquirida en 1948 por la Fundación Eva Perón. A comienzos de este año fue declara Monumento Histórico Nacional por medio de un decreto del Poder Ejecutivo Nacional.

Mercedes Monti

Te puede interesar