Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Condenas a Venezuela por el cierre del canal

Desde Europa y EE.UU. se cuestionó la medida de Chávez

Viernes 25 de mayo de 2007

CARACAS.- Cuando faltan sólo dos días para el cierre de Radio Caracas Televisión (RCTV), uno de los canales de mayor audiencia en Venezuela y opositor al régimen del presidente Hugo Chávez, ayer se sucedieron las expresiones de condena por la medida, entre ellas, del Parlamento Europeo y el Congreso norteamericano.

Chávez anunció en diciembre, tras su reelección, que no sería renovada la concesión a RCTV -el único canal opositor de televisión abierta de alcance nacional-, que vencía el 27 de mayo. La medida desató una serie de protestas en Venezuela y críticas en el exterior.

El Parlamento Europeo (PE) emitió ayer una resolución que considera que el hecho de no renovar la licencia constituye "un precedente alarmante de cara a la libertad de expresión [en Venezuela] y priva al público de una información pluralista".

Sin embargo, muchos consideraron que la del PE fue una resolución "pálida". A la sesión sólo asistieron 65 de los 785 miembros, y la resolución no exige la "continuidad de las transmisiones de RCTV", como sí lo hacía el proyecto original. En tal sentido, la organización Reporteros Sin Fronteras lamentó que el debate previo a la resolución el PE no hubiera permitido iniciar un diálogo con las autoridades venezolanas, "sordas a los llamamientos de la comunidad internacional". El gobierno venezolano rechazó inmediatamente la resolución del PE y aseguró que su decisión es "irreversible", según declaró el ministro de Información Willian Lara.

En Estados Unidos, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado también aprobó ayer por unanimidad una resolución que califica de "transgresión contra las libertades de pensamiento y expresión la decisión del gobierno venezolano, que fue tomada por el solo hecho, señaló, de que la emisora tiene una línea editorial distinta de la oficial.

Por su parte, el escritor peruano Mario Vargas Llosa señaló que el cierre de RCTV es un paso más en el camino a "acabar con la libertad de expresión y la diversidad" de información en Venezuela, en una entrevista concedida a Globovisión, canal de menor alcance que RCTV y que a partir del domingo será la única televisora opositora del país.

El director general de RCTV, Marcel Granier, dijo: "Si se consuma la decisión del gobierno, Venezuela entrará en una etapa totalitaria de abuso, de atropello y de arbitrariedad".

En tanto, el Comité de Protección de Periodistas (CPJ, por su sigla en inglés) envió una carta a Chávez en la que lo urge a renovar la licencia del canal y expresó su "profunda preocupación" por el compromiso de su gobierno con la libertad de expresión.

"Los grandes medios mundiales, esa dictadura mediática, han convertido un simple hecho de soberanía en una batalla internacional", afirmó ayer Chávez durante una jornada de apoyo organizada por el canal multiestatal Telesur, con la participación de intelectuales extranjeros afines al chavismo.

RCTV será reemplazada por TVes, un canal montado en las últimas semanas por el Ministerio de Comunicación que será "de servicio público". Venezuela quedará entonces con cuatro emisoras de alcance nacional en televisión abierta: la estatal Venezolana de Televisión, identificada con el chavismo, la nueva TVes, y las privadas Venevisión y Televen. Globovisión quedará como única televisora opositora.

Agencias AP, AFP, DPA y EFE

Te puede interesar