Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aracataca celebró el regreso triunfal de García Márquez

El escritor llegó después de 24 años, en un tren especial que salió de Santa Marta

Jueves 31 de mayo de 2007

ARACATACA.- Después de 24 años de ausencia, el escritor colombiano Gabriel García Márquez volvió ayer a Aracataca, su pueblo natal de calor agobiante en la región del Magdalena. Su regreso fue en el llamado Tren Amarillo de Macondo, en alusión al color que su imaginación concibió para Macondo, el centro del universo en Cien años de soledad , y en compañía de su mujer, Mercedes Barcha.

Tres vagones restaurados al estilo de los años 50 e impulsados por una locomotora de vapor salieron repletos de la bella ciudad de Santa Marta. Gabo , como lo conoce el mundo, subió a la formación vestido de blanco, en medio de un alboroto extraordinario, y al son de bailes y canciones tradicionales. El más notable escritor colombiano había estado en Aracataca en 1983, cuando llegó para celebrar el Premio Nobel de Literatura, que obtuvo en 1982.

El "Tren Amarillo a Macondo", que el narrador ha impulsado en los últimos meses, procurará ser el puntapié de una recuperación turística integral de la región para darles a los empobrecidos habitantes de la región una mejor calidad de vida, con un incremento del turismo. Porque si Colombia recibió el año último más de un millón de turistas, lo que equivale a un aumento del 20% en relación con el año anterior, Aracataca -la aldea inspiradora de Macondo- sólo tuvo 3000 visitantes literarios.

El gobierno colombiano, a través de una iniciativa impulsada por la ministra de Cultura, Elvira Cuervo de Jaramillo, ha previsto una inversión de más de US$ 530.000 para recuperar la casa natal de García Márquez, que es restaurada como un futuro museo que llevará el nombre del narrador y será inaugurado en 2008.

Ayer, el escritor Tomás Eloy Martínez conversó con su gran amigo García Márquez durante quince minutos, en momentos en que el monumental escritor subía al tren rumbo a sus raíces. El autor de El otoño del patriarca le comentó que había leído el artículo publicado ayer por LA NACION y tuvo un afectuoso recuerdo para el matutino, según comentó luego el escritor argentino.

"Estaba de muy buen humor. Iban todos muy emocionados y jaraneando. Le dije que en la Argentina se lo quiere mucho y que tiene que volver. Y me dijo: Esa es razón de más para no ir ", precisó Tomás Eloy Martínez.

Los pobladores de Aracataca se han sentido dolidos por la larga ausencia del Nobel de Literatura. Sin embargo, el médico Guillermo Valencia, uno de sus compañeros en la escuela Montesori, justificó la decisión de García Márquez, al señalar que "retornar a sitios donde creció es una forma de recoger sus pasos. Eso lo hace reflexionar sobre la cercanía de la muerte y lo deprime".

La directora de Cultura del Departamento del Magdalena, Carmen Rosa Saade, una de las más fervientes impulsoras del "operativo retorno" de García Márquez, dijo que este regreso "lleva esperanza a los pobladores de Aracataca. El mensaje de Gabo es que el tren les llega con cosas buenas. Es su manera de poner la literatura al servicio del bien común".

Durante semanas, los habitantes de Aracataca, que el año último intentaron sin éxito agregar el nombre de Macondo a su pueblo, prepararon espectáculos musicales, con vallenatos, e interpretaciones alegóricas sobre la obra garciamarquiana .

Agencias AP, EFE y AFP

Te puede interesar