Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Visas

Cómo trabajar en Estados Unidos

Empleos

Una alternativa es formar parte de una compañía norteamericana, y otra, contratar una empresa que ayude en esta tarea

Cada año cientos de argentinos viajan a Estados Unidos para trabajar. Van en busca del desafío de vivir en una cultura diferente, con salarios altos y la posibilidad de aprender un segundo idioma. "Hay diferentes clases de empleados, pero creo que muchos de los que vemos ahora son los argentinos que trabajan para compañías norteamericanas y que van a ir a Estados Unidos por dos o tres años", dice Chad Wilton, vicecónsul de la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, refiriéndose a más de 155.000 empleados argentinos de compañías norteamericanas en la Argentina.

Uno de los pasos necesarios para poder trabajar temporalmente en Estados Unidos es obtener una visa para no inmigrantes. Para recibirla, el solicitante debe concurrir a una entrevista en la embajada de Estados Unidos, que tiene un arancel de 100 dólares, aproximadamente, más 26 pesos de envío, según donde resida la persona.

Según Wilton, más del 90% de los solicitantes reciben una visa de dos a cuatro semanas más tarde. "En el caso de la Argentina, el porcentaje de aprobación es mucho mayor de lo que todos piensan, porque las personas tienen un motivo para regresar a su país. La situación económica de este país es relativamente buena y los porcentajes de aprobaciones van aumentando a medida que la economía sigue mejorando", dijo Wilton.

Este no fue el caso durante la crisis económica de 2001, cuando los argentinos intentaban ingresar ilegalmente en Estados Unidos. En ese momento, dijo Wilton, la gente estaba más desesperada.

"Durante un tiempo, la Argentina tuvo la exención de visas, lo cual significa que los argentinos no la necesitaban y podían viajar por 3 meses, pero en 2002 el Departamento de Seguridad Interior descubrió que muchas personas estaban ingresando a Estados Unidos, pero no regresaban a su país. Por eso decidimos suprimir la exención de visas para los argentinos", dijo Wilton.

Varias personas que permanecieron han solicitado el permiso de residencia permanente. En 2002 fueron 3791 los argentinos; en 2004, 4672, y en 2006, 7239.

"Habitualmente los entrevisto y averiguo qué clase de trabajo van a tener y si tienen familiares en Estados Unidos -dice Wilton-. Siempre les preguntamos a los solicitantes acerca de sus lazos con la Argentina. Demuéstrenme que volverán a su país , pensamos. No lo preguntamos en forma directa, pero eso es esencialmente lo que tienen que probar."

Wilton sospecha mucho más de los aspirantes cuando son jóvenes, solteros y no tienen un trabajo decoroso. Además, se exige que un argentino ya tenga un empleador norteamericano confirmado antes de que se le entregue la visa.

Por un tiempo

Son las compañías como Ciudad Universitaria las que ayudan a los estudiantes y a jóvenes/adultos a buscar y conectarse con empleos decorosos en Estados Unidos y otros países. La empresa comenzó con un sitio en Internet hace seis años y ha estado trabajando con programas de viajes, empleos y pasantías durante cuatro.

La argentina Laura Cecilia Ronda pidió a Ciudad Universitaria que la ayudara a encontrar empleo en Estados Unidos. Mediante ella, primero trabajó como instructora de esquí en Lake Tahoe, California, y ahora, a los 28 años, está trabajando en un estudio de arquitectura de la ciudad también californiana de Palo Alto, una de las más caras y cuyos habitantes tienen el ingreso per cápita anual mayor en Estados Unidos.

"La primera vez que vine a Estados Unidos, Ciudad Universitaria me ayudó realmente a encontrar empleo en ese centro de esquí. Si no hubiesen hecho eso para mí habría sido imposible obtener una visa laboral J-1 -dijo Ronda en un correo electrónico a LA NACION-. Una vez allí fui contratada como arquitecta también, es por mi segundo empleo que regresé a Estados Unidos", algo que ahora está haciendo a través del Programa de Capacitación de Ciudad Universitaria.

Ronda también trabajó en un estudio de arquitectura en la Argentina, pero gana hasta cuatro veces más en Estados Unidos. "Obviamente hay cosas buenas y malas en Estados Unidos, pero al menos si uno hace un poco de esfuerzo te reconocen tu trabajo. Hay muchas oportunidades para todos."

Pero no todo es color de rosa. Hay que pagar por adelantado antes de irse, y el programa no ofrece becas. Para Ronda, el costo total fue de US$ 4000, incluyendo el pasaje. Además, paga 700 dólares por mes de alquiler.

Otra empresa que ayuda a los argentinos a encontrar trabajo en Estados Unidos es Work Experience USA (Weusa), que empezó en 1997. "Tratamos de incorporar año tras año más alternativas para cubrir las necesidades de los jóvenes que estudian idiomas y quieren tener una experiencia en el exterior que les sirva para su historia laboral y personal", dice Pablo Aquino, responsable de Visas y Relaciones Institucionales de Weusa.

En 2006, Weusa ayudó a 1412 argentinos a encontrar trabajo en Estados Unidos y este año planea duplicar el número de participantes. "El programa Weusa (para ir a trabajar a Estados Unidos) cuesta 980 dólares para los que quieran participar en las ferias de trabajo o 795 para los que buscan su empleo en forma independiente -dice Aquino-. Esto incluye el auspicio y los formularios necesarios para obtener la visa de trabajo, más el seguro de viaje con cobertura total. A eso hay que sumarle alrededor de 1200 dólares de pasaje aéreo."

También los participantes tienen que costear otros gastos extras como el derecho a tener una entrevista en el Consulado americano, tasas de aeropuerto, comidas y alrededor de 300 dólares por mes de alojamiento. Sin embargo, según Aquino, la mayoría recupera lo que invierte al final de la temporada.

El nuevo embajador de Estados Unidos en la Argentina, Earl Wayne, asimismo desea ofrecer asistencia a futuros viajeros argentinos.

"Hay muchos lazos fuertes entre la Argentina y Estados Unidos. Los argentinos que trabajan de forma legal y viven con sus familias en ese país forman lazos que facilitan la comunicación y amistad entre nuestras naciones", dice el embajador Wayne en un correo electrónico a LA NACION. .

Brittany Yearout
TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona