Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dejaron de vender GNC las estaciones de servicio

Los 690 expendedores de la Capital y del GBA fueron notificados del corte, ayer, a las 14

Sábado 16 de junio de 2007
SEGUIR
LA NACION

La ola de frío polar volvió a repercutir en la provisión de gas. Esta vez, con mucha más fuerza que hace dos semanas: las 690 estaciones de servicio de gas natural comprimido (GNC) de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires recibieron entre las 14 y las 15 de ayer la orden de las distribuidoras de dejar de despachar GNC "hasta nuevo aviso". El corte total permitió que siguieran con gas los hogares, que demandaron más por las bajas temperaturas.

El corte del GNC se decidió en la reunión del comité de emergencias mixto que conduce el subsecretario de Combustibles, Cristian Folgar, por el pico de demanda de los últimos días. Desde las distribuidoras Gas Natural BAN, Metrogas y Camuzzi confirmaron que les llegó la orden de bajar aún más el consumo (anteayer le habían restringido el gas a las industrias).

La única opción antes de cortar el suministro a los domicilios fue la restricción total a las estaciones de GNC, una medida inédita en la Argentina. El antecedente que más se le parece ocurrió a fines del mes pasado, cuando las estaciones de Capital y el Gran Buenos Aires sólo tuvieron una manguera habilitada para despachar.

Azorado, con el fax de Metrogas en su mano, Diego Leivas, socio de la estación GNC de Independencia al 800, en la capital, dijo: "Nunca vivimos esto". La empresa, que opera desde 1989, tiene un contrato firme (no interrumpible) que le garantiza 13.500 metros cúbicos diarios. "Nos dejan sin poder trabajar. De seguir con esta mecánica nuestra actividad pierde razón de ser", advirtió. Y estaba pensando en qué hacer con los 10 empleados que se paseaban por la playa desierta.

A la intemperie, el encargado de la estación, Sergio González, apuntó: "Vimos los números: con dos días que no se trabaja no pueden pagar los sueldos". Cada día, la empresa recauda $ 15.000 por el expendio de unos 16.000 metros cúbicos de gas.

El encargado de la estación de México y Bernardo de Irigoyen, Ariel Amaya, también estaba preocupado. "Peligran puestos", confesó. Y contó que en mayo, con el anterior corte, se retrasaron en el pago de los sueldos.

Los trabajadores de las estaciones tienen una doble preocupación: temen que pueden empezar los despidos y, además, ya están perdiéndose las propinas, que casi les duplican sus salarios.

En la estación de Lima y Humberto Primo, el encargado de playa, Alejandro Almaroz, mientras organizaba a la veintena de taxistas que estacionaban para pasar la noche en el lugar, dijo que también él veía temblar su puesto de trabajo. Eran las 19 y estaba nervioso por sus problemas ("Necesitaba los 50 pesos del día para pagar una deuda hoy sí o sí", dijo); pero también vive como propias las dificultades de sus clientes más fieles, los taxistas.

Como Enrique Miguez, que comparte un mate antes de recluirse en su Renault 19. "Esta noche me sirve de cama. No me puedo ir a ningún lado", dice, y explica que su vehículo hace años que no funciona a nafta. Sabe que su mujer y su hija, en Florencio Varela, entenderán su ausencia.

Esta dificultad de utilizar nafta en lugar de gas es figurita repetida entre los taxistas. Jorge Miranda, de la empresa de taxis Confianza, quedó varado en medio del acceso a la autopista 25 de Mayo, en Lima al 1000. "Lo forcé un poquito porque no quería funcionar a nafta", reconoce, mientras que espera que alguien lo "tire" hasta su casa.

Su colega Edgardo Filipuzzi, en cambio, optó por la grúa: "Me enteré, a las 16, de que no había gas. Tengo que llegar a Ramos Mejía y no tengo más nada".

Un empleado de la empresa de remolque Urbo, Mario Díaz, se apura a rescatarlo. "Desde esta tardecita no damos abasto", dice.

Entre los que pueden trabajar con sus vehículos a nafta no están muy convencidos de seguir andando. "Los costos se duplican", calcula el taxista Daniel Alvarez, minutos después de estacionar su vehículo en la playa de Primogas, de Lima al 1000.

La asociación de taxistas de la Capital calcula que el 80% del parque de taxis de la ciudad funciona a GNC. "El gasoil o la nafta obligan a trabajar varias horas más para obtener el mismo o ningún rédito", expresa en un comunicado.

Eso explica que desde la tarde de ayer empezaran a escasear los autos disponibles, muchos de los cuales optaron por rodear el Obelisco a modo de protesta. Al anochecer cortaron las avenidas 9 de Julio y Corrientes con la consigna "queremos gas para trabajar".

Por tiempo indeterminado

Consultadas por LA NACION, las distribuidoras no descartan que el corte se mantenga durante el fin de semana largo: "Todo dependerá de la temperatura y del consumo hogareño", dijo un vocero de Gas Natural Ban, que abastece a 350 estaciones del norte y del oeste del conurbano bonaerense. Hoy, al mediodía, volverán a evaluar la medida. En Metrogas, después de admitir que ayer, desde las primeras horas de la tarde, cortaron el GNC a las 340 estaciones de la Capital y el conurbano sur, tampoco supieron arriesgar cuándo se normalizará la provisión. "Dependerá de cómo evolucione el sistema", expresó una fuente de la compañía. Calculó que el corte del servicio a las estaciones le inyecta al sistema 2 millones de metros cúbicos diarios. Una cifra similar le aporta Gas Natural Ban.

Voceros de Camuzzi -que representa a las distribuidoras Gas del Sur y Pampeana, y que abastecen el anillo metropolitano, La Plata y las estaciones de la ruta 2- también prohibieron a sus estaciones expender GNC "por tiempo indeterminado". Esa distribuidora también cortó el GNC a la provincia de La Pampa para privilegiar el consumo domiciliario.

En Mar del Plata, poco antes de las 17, las estaciones de servicio fueron obligadas a suspender el expendio hasta nuevo aviso. "Volvimos a ser el país mediocre de siempre", comentó el remisero Juan Ruiz.

Más optimista, el secretario general del sindicato de conductores de taxi, José Ibarra, informó que funcionarios del Gobierno le afirmaron que el suministro de GNC se normalizaría hoy al mediodía.

Con la colaboración del corresponsal en Mar del Plata, Darío Palavecino, y Sergio Romano, en La Pampa

Te puede interesar