Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Polémico sitio web de Cristina Kirchner

El Gobierno violó un reglamento

Jueves 21 de junio de 2007
SEGUIR
LA NACION

Si Cristina Fernández de Kirchner se convirtiera en la candidata presidencial del oficialismo, habría empezado con una irregularidad: los asesores de la primera dama violaron un reglamento de la Cancillería y registraron a su nombre una dirección de Internet que es exclusiva de organismos gubernamentales.

El dominio cristina.gov.ar fue registrado el 9 de mayo por el vocero presidencial, Miguel Núñez, según la información que figura en el sitio del Network Information Center Argentina (NIC), el organismo de la Cancillería que regula todas las direcciones de Internet que terminan con “.ar” (la extensión correspondiente al país). Sin embargo, la reglamentación oficial limita los dominios terminados en “.gov.ar” a “dependencias estatales, sean éstas de carácter nacional, provincial o municipal”. No se permite su utilización para los sitios de personas particulares.

Aunque el dominio está activo, el acceso a la página está restringido al público (probablemente porque se encuentra en construcción). Pero lo más llamativo es que la senadora Fernández consiguió otro dominio todavía más exclusivo: cristina.ar.

Las direcciones terminadas en “.ar” que carecen de sufijos como “.com”, ".gov", ".org" o ".net" son conocidas como dominios de primer nivel. Aunque en otros países son muy comunes, en la Argentina se han otorgado a muy pocas entidades (alrededor de una decena), o bien porque eran preexistentes al momento de crearse el NIC o bien porque responden a proyectos estatales que superan lo gubernamental. Algunos ejemplos son: "educ.ar" , "promocion.ar" Gobiernoelectronico.ar.

No existe ningún antecedente de un particular al que la Cancillería, a través del NIC, le haya permitido registrar un dominio de primer nivel.

Estos privilegios generaron un fuerte rechazo entre los usuarios de Internet más experimentados. Varios blogs dedicados a la tecnología se llenaron en los últimos días con denuncias de discriminación y críticas por la violación de la norma.

LA NACION consultó por este tema anteayer y ayer a la Cancillería a través de su Dirección de Prensa. Los voceros no dieron ninguna explicación ni supieron decir quién era el funcionario a cargo del NIC.

¿Cómo se sabe que "cristina.ar" pertenece a la esposa del presidente Néstor Kirchner?

La información de registro no aparece en el sitio del NIC. Pero sí se sabe que el dominio "cristina.com.ar" (que hasta hace pocas horas redireccionaba el navegador de la computadora a cristina.ar) está a nombre de una entidad llamada "Cristina Fernández de Kirchner", que declara como domicilio Balcarce 24, una de las direcciones de la Casa Rosada.

Por si hicieran falta más pruebas, el ícono que identifica la página muestra la cara de la posible candidata presidencial del Frente para la Victoria (puede verse en www.cristina.ar/favicon.ico ).

Las irregularidades no se acaban allí. El dominio "cristina.gov.ar" tiene como persona responsable a Núñez, pero pese a que todo indica que será un sitio proselitista, el vocero declara como su domicilio la Casa Rosada y como sus teléfonos, los internos de su oficina.

En otras palabras, si lo que figura en www.nic.ar es verdadero, Núñez usó recursos públicos (oficinas, computadoras, conexión a Internet) para favorecer a uno de los candidatos, mientras que sus posibles rivales deben pagar esos recursos con fondos de sus partidos. Además, claro, de no poder registrar nunca un dominio como carrio.gov.ar o lavagna.ar.

Nota oficial

El registro de un dominio argentino es gratuito y se puede realizar en forma completa por Internet. Los datos que allí se ingresan revisten el valor de una declaración jurada. Pero en el caso de los dominios terminados en "gov.ar" la falsificación es más complicada, ya que se requiere además "una nota oficial con membrete de la dependencia y firma original del funcionario a cargo" de ésta, según la normativa del NIC. O Miguel Núñez envió esa nota con su firma o el organismo de la Cancillería hizo mal su trabajo.

Ayer LA NACION intentó comunicarse con Núñez. Dos de sus asistentes atendieron sus teléfonos fijo y celular y dijeron que le transmitirían el mensaje, pero el funcionario nunca respondió a las consultas.

La registración de un dominio exige, además, dejar constancia de la entidad administradora del sitio y de un contacto técnico. En el primero de los casos figura una empresa llamada Supergol (que tiene un sitio de fútbol) y un número que no corresponde a ningún abonado en servicio. El responsable técnico es Santiago Capurro, que tampoco respondió ayer a las insistentes llamadas de LA NACION.

Núñez y este mismo equipo técnico ya habían registrado en mayo, también irregularmente, los dominios "cristinafernandez.gov.ar" y "cristinakirchner.gov.ar".

Por las dudas, también reservaron esos mismos dominios con la terminación "com.ar". Pero no pudieron quedarse con "cristina2007.com.ar" , que ya había sido registrado hace tres años por un programador de software sin relación con la política. "No recuerdo por qué lo registré entonces, pero hoy no está en venta", explicó el visionario Enrique González.

Te puede interesar