Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El desafío de conversar en la web

La nueva web, caracterizada por la interacción social más que por el consumo de información, desafiará nuestras habilidades de comunicación

Domingo 01 de julio de 2007 • 21:27
0

La revolución de la web 2.0 es, en definitiva, la de posibilitar nuevas conversaciones que se desarrollan de manera más efectiva. Las conversaciones más típicas de la nueva web son asincrónicas (o sea que se dan con distintos grados de retardo temporal) y se producen en blogs, redes sociales y otros espacios. Estas conversaciones se caracterizan además por girar en torno a algún tipo de contenido.

"Prosumers" de contenidos. Al participar de la blogósfera, por ejemplo, se tiene la posibilidad de producir y consumir contenidos de forma simultánea. Se pueden reconocer algunas características del fenómeno:

Los contenidos se generan a partir de las conversaciones y éstas a partir de los contenidos: cuando el autor de un blog "postea" un artículo, está creando una pieza de contenido que posteriormente será comentada, generando una conversación dentro del blog. A su vez, algunos lectores cortarán y pegarán en sus blogs fragmentos de ese artículo al que agregarán, eventualmente, sus propios aportes. Se genera así una conversación distribuida en varios blogs, que a su vez generará comentarios e inspirará nuevos artículos.

Los contenidos y las conversaciones se estructuran en redes distribuidas: cuando los autores comentan o toman fragmentos de otros autores, suelen citar las fuentes mediante vínculos a las páginas de origen. Esto genera una verdadera cartografía de contenidos y conversaciones que los hace muy fáciles de navegar.

Las personas construyen y cultivan comunidades en torno a los contenidos: los "bloggers" comienzan a trabar relación a partir de la evolución de estas interacciones, generando verdaderas comunidades virtuales estructuradas en torno a contenidos de interés común.

"

Cuando el autor de un blog "postea" un artículo, está creando una pieza de contenido que posteriormente será comentada, generando una conversación dentro del blog.

"

Algunos son más "prosumers" que otros. Consultado acerca de cómo se desarrolla y crece una comunidad virtual Bradley Horowitz, jefe del Grupo de Desarrollo de Tecnología de Yahoo! Search & Marketplace sugiere la siguiente distribución:

Creadores: El 1% de los usuarios inician grupos o líneas de discusión dentro de un grupo.

Sintetizadores: El 10 % de los usuarios participan activamente, y añaden contenido, ya sea iniciando una línea de discusión o participando en una activa.

Consumidores: El 100% de los usuarios se benefician de las anteriores actividades en el grupo (los llamados lurkers ).

Algo interesante que señala el autor es que no se precisa que el 100% de los usuarios sean participantes activos para que la comunidad funcione.

Horowitz comenta que esto se da en distintos espacios. Por ejemplo Wikipedia, donde el 2,5% de los contribuidores son los autores del 50% de las entradas, beneficiando con su trabajo a millones de lectores. La creación de valor en redes colaborativas no requiere del 100% de participación activa.

Buenas prácticas para conversar en la web. De todas formas es innegable que quienes están dispuestos a participar activamente de la producción y "remixado" de contenidos en la web serán protagonistas destacados de este espacio en expansión. Aquí surgen una pregunta: ¿Qué habilidades de comunicación se requerirán para participar activamente de estos espacios y protagonizarlos? Los artículos de los blogs, por ejemplo, no se leen como "papers", ni como libros, quizás tampoco como notas de un diario, por lo que seguramente no deben ser escritos de la misma manera.

"

Los lectores no leen en forma completa los textos de la web (solo un 16% de los internautas lee las páginas palabra por palabra), en realidad realizan un escaneo sobre las páginas en busca de frases y palabras clave que les interesen

"

La práctica de llevar adelante un blog significa un aprendizaje a veces inesperado:

Claridad y foco: El blogger enfrenta el desafío de dar claridad y ejercer la síntesis en sus artículos. Este proceso permite algunos aprendizajes. Desarrolla la disciplina de pensar en "cuantos autónomos de contenido", ayuda a develar y clarificar espacios de intereses propios y de los lectores y a no esconder lo que se quiere decir. O sea, exponer la idea fundamental en los primeros párrafos y dar después los argumentos más detallados suele ser lo más efectivo.

Los contenidos deben ser atractivos. En ProBlogger se informa sobre un estudio que muestra que los lectores no leen en forma completa los textos de la web (solo un 16% de los internautas lee las páginas palabra por palabra), en realidad realizan un escaneo sobre las páginas en busca de frases y palabras clave que les interesen. En el mencionado sitio se ofrecen algunas prácticas básicas (de las que tampoco hay que abusar), para hacer el contenido de un blog más "escaneable". Como por ejemplo: utilizar listas; editar con negritas, itálicas, subrayado, colores y tamaños de letra diferentes; utilizar cabeceras, subtítulos y cajas para jerarquizar en texto y escribir párrafos que sean cortos y espaciados y utilizar links.

Los contenidos son "multimedia" desde su concepción. el uso inteligente de imágenes, videos y podcasts puede atraer la atención, enfatizar puntos y llevar a los lectores hasta el final del texto.

En la medida en que las prácticas sociales se virtualicen y más conversaciones y actividades se desarrollen en la web, más dominante se volverá la necesidad de aprender a conversar efectivamente en la web.

Dr. Juan Carlos Lucas Director INNOVA Consulting / Profesor UCA Especial para LANACION.com Blog: Innova

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas