Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Casa de Tucumán recuperará su puerta

Hoy se exhibe en el Museo de Luján

Miércoles 04 de julio de 2007

LA PLATA.- Después de más de un siglo, la Casa Histórica de Tucumán donde un grupo de patriotas proclamó en 1816 la Independencia recuperará uno de los pocos elementos de su estructura original que sobrevivieron a las sucesivas reformas que sufrió a lo largo de su historia.

El Estado bonaerense le devolverá a la provincia una imponente puerta de doble hoja que custodiaba una sala contigua a la habitación donde se declaró "romper los violentos vínculos" con los monarcas españoles y asumir la tarea de definir la forma de una nación libre. La puerta, de tres metros de ancho y media tonelada de peso, se exhibe actualmente en el Museo Histórico de Luján.

En rigor, la histórica puerta seguirá en propiedad del Estado bonaerense y será transferida al tucumano mediante un convenio de cesión de uso gratuito, que firmarán los gobernadores de ambas provincias, Felipe Solá y José Alperovich, en los próximos días.

La provincia de Buenos Aires había adquirido la doble puerta junto con el resto de los objetos que se exhibieron en el museo sanjuanino de Agustín Gnecco, quien, a su vez, se la había comprado en 1903 al contratista encargado de demoler parcialmente la Casa de la Soberanía, por disposición del gobierno nacional, a cargo, por entonces, de Julio Roca.

Los congresales se reunieron en la sala de la casa de Francisca Bazán el 9 de julio de 1816 y se comprometieron a garantizar con sus "vidas, haberes y fama" el cumplimiento de lo que se proponían: dar forma, de acuerdo con lo que indicaran la justicia y las circunstancias, a una nación soberana, independiente de la corona española.

Sesenta años después, el Estado nacional compró la casa para incorporarla a su patrimonio. "Lo primero que se hizo fue demolerla", ironiza Patricia Fernández Murga, directora del histórico edificio. La casa fue destinada a oficina de correos y sufrió varias modificaciones hasta que, en 1903, otra demolición sólo dejó en pie la sala donde sesionaron los congresales. Fue entonces cuando cayó la puerta que ahora volverá a Tucumán.

La idea del traslado surgió en abril, durante un encuentro realizado en Luján entre varias comisiones provinciales dedicadas a la recordación del bicentenario patrio. En la ocasión, el legislador tucumano Jorge Mendía visitó el Museo de Luján y se topó con la puerta. La bonaerense Comisión Provincial del Bicentenario impulsó el convenio entre los dos gobiernos para concretar la restitución, que se haría en una fecha cercana al 9 de Julio.

Para la entrega de la puerta se recorrerán los 1500 kilómetros que distan entre ambas provincias bajo estrictas medidas de protección y seguridad. "Debe ser el único elemento original que queda de esa construcción, exceptuando la sala misma", dijo el historiador Ernesto Jauretche, secretario de la comisión. "Esta restitución es un caso excepcional, casi único."

Sebastián Lalaurette

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.