Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Editorial II

La responsabilidad de ser padres

Opinión

Un padre o una madre no sólo deben ser ciudadanos que cumplen con sus obligaciones y buscan su propio desarrollo, sino que, cuando se comprometen con su familia, con sus hijos y dan el ejemplo que se espera de ellos, buscando el equilibrio entre su trabajo y su vida familiar, son "socialmente responsables".

Esta fue una las conclusiones a las que arribaron los participantes del 5° Congreso Argentino de Padres, realizado hace pocos días en el parque Temaikén, de Escobar, que reunió a más de 800 adultos y 360 chicos.

Como las veces anteriores, el encuentro tuvo un lema; precisamente, el de este año fue "Padres socialmente responsables". Los presentes pudieron compartir los testimonios de profesionales, empresarios, líderes sociales, docentes, periodistas e investigadores, quie- nes desde sus distintas ópticas reflexionaron acerca de la responsabilidad que les cabe a todos los padres y madres en la formación de los hijos, partiendo de sus experiencias tanto en el ámbito del trabajo como en el familiar.

Lejos de crear una gran dispersión de propuestas, la heterogeneidad de un análisis de estas características confluyó en la consolidación de valores comunes, que van más allá de características y realidades diversas y de circunstancias particulares. Entre esos valores, pueden destacarse la búsqueda de coherencia entre el pensar, el decir y el hacer; la enseñanza del respeto y del amor por el prójimo, y la generación de confianza y el ejercicio responsable de la autoridad.

Fue también motivo de reflexión la necesidad de desempeñar de la mejor manera las responsabilidades familiares sin caer en sentimientos de culpa por las limitaciones no superables de tiempo, de distancia y de características personales, que a veces parecen desdibujar la dedicación al hogar, y de poner la mira, por el contrario, en la armonización de las diversas responsabilidades que asumimos en la vida.

El mundo del trabajo tuvo su particular análisis; hubo una distinción importante entre la vocación de hacer negocios y la de crear empresas, con su correlato en la preocupación por el simple lucro o por la generación de riqueza. Esa fue la conclusión del empresario Oscar Alvarado, presidente de El Tejar SA, quien estimó que para que una empresa nazca "es fundamental tener un sueño en común y valores compartidos". En esta última dimensión se están desarrollando ya muchas compañías argentinas, en las cuales es notoria la creciente atención a las relaciones entre el ámbito laboral y la vida familiar de sus colaboradores. Por su parte, el dirigente Toty Flores, de la Cooperativa La Juanita, llamó a rescatar el valor del trabajo y del aprendizaje.

En la reunión no podía dejar de analizarse la responsabilidad de los medios de comunicación en el contexto social. Además de los aspectos descriptivos, ilustrados por un estudio de mercado de Ipsos-Mora y Araujo, que este diario publicó hace pocos días, y de las consecuentes críticas a la actual pauperización y descontrol de los contenidos, se reclamó el ejercicio de la responsabilidad que les cabe a los padres y madres en la exigencia de una programación televisiva adecuada, por ser ésta un bien que pertenece a la comunidad en su conjunto.

En la apertura del congreso, Enrique Cristofani -consejero de la Fundación Proyecto Padres, entidad que realiza cada año esta convocatoria- expresó que la paternidad es una responsabilidad indelegable. "Nos une la convicción de formar una sociedad mejor para tener un país mejor, y para esto es necesario pasar del discurso a la acción, educando a nuestros hijos en valores frente a la amenaza de una sociedad que hoy sufre una crisis de éstos", afirmó.

Una vez más, la experiencia conjunta que deja el Congreso Argentino de Padres resulta ser enormemente fecunda y enriquecedora, tanto en el terreno práctico como en el espiritual. Pero no sólo lo será para sus asistentes, sino que su influencia puede extenderse también a gran parte de la sociedad argentina, esa misma sociedad que ya comprendió que sólo una vuelta a aquellos valores que alguna vez rigieron la vida de los argentinos nos permitirá ahora salir adelante como nación. .

TEMAS DE HOYArgentina en defaultDólar hoyEl tiempoConflicto en Medio Oriente