Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cultura

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Martes visuales

Los 200 nombres del arte

Cultura
 
 

A la manera de Forbes y Art News , el italiano Giorgio Guglielmino, coleccionista y diplomático, reunió en Ladies & Gentlemen (Umberto Allemandi, Torino) los nombres de las 200 personas que dan la hora en el arte contemporáneo. Una tribu variopinta de curadores, artistas, galeristas, coleccionistas y directores de museos, cuyos roles se mezclan más allá de lo deseado. La tendencia dice que hay artistas que curan muestras, directores de museos que hacen de galeristas, coleccionistas que son curadores de museos y galeristas que devienen críticos. Esa línea roja que separa una actividad de la otra es tan delgada como la que divide las disciplinas de producción en las artes visuales del siglo XXI.

Si Forbes coloca en la cima del ranking a Ronald Lauder, el multimillonario hijo de la emperatriz de la cosmética y feliz propietario del retrato de Adele, récord de Gustav Klimt, Guglielmino tiene puesta la mira en lo más nuevo. A la cabeza de la lista está Nicholas Serota, director de la Tate Gallery desde 1988, que hizo de Londres "el" centro neurálgico del arte actual.

En el listado hay un solo representante argentino: Adriana Rosenberg, presidenta de la Fundación Proa, "el mejor espacio de arte de América latina", considera el crítico Achile Bonito Oliva. Rosenberg mostró en Proa a Jenny Holzer, Sol Lewitt, Mario Merz, Dan Flavin, Alighiero Boetti y Lucio Fontana. Su acción cambió el mapa del arte en Buenos Aires al extender el circuito hasta La Boca.

* * *

Un lugar encumbrado del listado de Guglielmino es para Sam Keller, el suizo de cabeza rapada que hizo de Art Basel la feria número uno del mundo. Y también para Demian Hirst (Oxford, 1965), el artista vivo mejor cotizado de la historia y el más popular, cuya conducta díscola le garantiza centimetraje en los medios. El trípode del liderazgo londinense se completa con Vicente Todoli (1958), español, director de la Tate Modern, que comenzó su carrera en el IVAM de Valencia y se consagró en el Museo de Serralves, de Oporto.

Por mérito propio está la venezolana Patricia Phelps de Cisneros, la coleccionista de arte contemporáneo más importante de América del Sur, y, obvio, figuran los nombres de Miuccia Prada, Juan Manuel Bonet (ex director del Reina Sofía, de Madrid); François Pinault (Christie s, Fnac, Gucci); Bernard Arnault (grupo Louis Vuitton, M. Hennesy), los artistas Gerard Richter, Los Carpinteros, Anish Kapoor y Shirin Neshat; el curador Robert Storr, el editor Benedikt Taschen; el director del MoMA, Glenn Lowry; el coleccionista Eugenio López, y el galerista Enzo Sperone.

Un ausente: Carlos Slim. Tan rico como Bill Gates, coleccionista, mandamás de Telmex, tiene un museo propio y la mayor colección de Rodin fuera de Francia. Parte de ella será exhibida el año próximo en nuestro Museo Nacional de Arte Decorativo. Slim, de 67 años, aporta el 6,3% del PBI de México y es el candidato más firme a quedarse con la colección de María Félix, que será rematada hoy, en Christie s de Nueva York. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerYPF estatalInseguridadElecciones 2015