Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hyundai Coupé FX: tiburón dinámico y veloz

La cuarta generación del exitoso deportivo coreano cuenta con cambios estéticos y mantiene el probado motor V6 de 167 CV

Viernes 27 de julio de 2007
0

El nuevo modelo de la exitosa Hyundai Coupé FX, también conocida como Tiburón, es la nueva propuesta del versátil fabricante coreano para los amantes de los autos deportivos. Esta célebre coupé, que se lanzó internacionalmente en 1996, tuvo un éxito sin precedente para Hyundai, que utilizó una excelente relación precio-producto como fórmula para la conquista de diferentes mercados internacionales.

La coupé, que fue totalmente rediseñada para lograr una lograda imagen cargada de dinamismo, continúa ofreciendo la probada y moderna planta impulsora de 167 CV de muy buen funcionamiento. El sector delantero, en el que se notan los mayores cambios, se destaca por el capot lanzado y los grandes faros de óptica doble (de buena luminosidad). Las líneas del lateral son suaves y de cintura alta. La parte trasera llama la atención por el alerón en el borde externo del portón (que incluye la tercera luz de stop) y el doble tubo de escape. Es muy buena la amplitud del baúl ya que tiene una forma aprovechable, sobre todo para una coupé de 4,4 metros de largo. Tiene una amplia boca de carga, una capacidad de 418 litros con piso plano, argollas para fijar la carga, ganchos para colgar bolsas, una red de sujeción y un buen tapizado debajo del cual está la rueda de auxilio.

En la parte mecánica mantiene el potente motor multivalvular V6 de 167 CV a 6000, con doble árbol de levas a la cabeza y tracción delantera, que se muestra muy eficiente.

Entrega aceleraciones contundentes y la potencia en forma progresiva. Lo mejor se encuentra cuando la aguja llega a la zona media del cuentavueltas, alrededor de las 4000 rpm, que es donde comienza su mejor zona de uso.

La potencia al piso es suministrada por una notable caja de cambios de seis velocidades, que está a disposición del manejo deportivo, ya que tiene recorridos cortos e inserciones precisas.

El propulsor tiene una sonoridad tanto en baja como en alta, que se deja escuchar dentro del habitáculo. Esto, que a muchos les gustará, no resiente el confort de marcha.

Respecto del consumo de combustible, la coupé no se destaca, aunque por las características del motor no es exagerado, tampoco es su fuerte. Lo que sí venimos pidiendo es que se mejore la autonomía, ya que por su tanque de 55 litros sólo se puede lograr alrededor de 500 kilómetros, con un promedio (ciudad-ruta) de 10,8 litros/100 kilómetros, lo que es poco.

El comportamiento dinámico sigue siendo su fuerte. Como buen deportivo, el sistema de suspensión tiene una configuración tirando a dura, aunque también un buen balance entre estabilidad y confort.

En la ciudad también se mueve con mucho dinamismo, pero tiene dos inconvenientes: un corto diámetro de giro, lo que complica las maniobras de estacionamiento, y una baja altura, que hace que haya que cuidarse al pasar por baches y lomos de burro para que no toque la carrocería.

La ruta y las autopistas son su mejor hábitat. Allí se la siente ágil en sus reacciones, mostrando mucha firmeza en las rectas y una notable estabilidad en las curvas, lo que la hace muy divertida de conducir. En este sentido, está muy bien asistida por un sistema de dirección rápido y preciso.

La seguridad es otro de los muy buenos ítem de la coupé, ya que está sustentada por los últimos adelantos tecnológicos de ayuda a la conducción, como controles de tracción y estabilidad, cuatro airbags frontales y un sistema de frenos de disco (ventilados los delanteros), con sistema ABS y de asistencia al frenado (BAS).

Completo equipamiento

El interior también presenta una imagen sumamente deportiva y bella, con tapizados de cuero y terminaciones de aluminio. Se nota la muy buena calidad de materiales y terminaciones.

En cuanto a la habitabilidad, estoy más tentado de decir que es un dos + dos, que un cuatro plazas, ya que hay poco espacio en el sector trasero. Está bien en lo ancho y hasta los espacios para las piernas, pero penaliza en la altura, por lo que en este sector pueden viajar niños o adultos de menos de 1,60 m.

Las butacas delanteras son cómodas y tienen todas las regulaciones tradicionales manuales. Esto, sumado a la posibilidad de modificar la profundidad del volante, hace que sea fácil encontrar una buena posición de manejo, que como en todo buen deportivo es baja.

El equipamiento de confort es cercano al de un premium, incluye climatizador automático, control de velocidad crucero, equipo de audio con CD y MP3, computadora de a bordo, techo solar eléctrico, espejos retrovisores calefaccionados, cierre centralizado con comando a distancia, retrovisor electrocrómico y alarma, entre otros elementos destinados a ofrecer una confortable vida a bordo.

En definitiva, Hyundai logró que la cuarta generación de la Coupé FX supere las anteriores. Este es un modelo refinado, con un diseño muy atractivo, buen confort de marcha y un motor que está dentro de las expectativas de un deportivo.

Sigue teniendo una muy buena relación de precio-producto y hay que sumarle, entre los aspectos positivos, la garantía transferible de 3 años, o 100.000 kilómetros.

Hyundai Coupé FX

Motor: naftero

Cilindros: 6 en V

Cilindrada (cc): 2675

Válvulas por cilindro: 4

Potencia (CV/pm): 167/6000

Par motor (kgm/pm): 24,98/4000

Alimentación: iny. electrónica

Caja: Manual de 6 vel.

Performance

Velocidad máxima: 225 km/h

Aceleración 0/100km/h: 8 seg.

Consumo c/100 km / Litros / Pesos

En ciudad: 13,8 / 30,36

En ruta a 120 km/h: 7,8 / 14,16

Consumo promedio: 10,8 / 23,76

Capac. del tanque: 55L / 121

Autonomía (con un tanque)

En ciudad : 398 km

En ruta: 705 km

Otros datos

Precio: 37.500 dólares

Garantía: 3 años o 100.000 kilómetros

Fernando Soraggi

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas