Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una nueva lectura de La metamorfosis

Viernes 10 de agosto de 2007
0

La metamorfosis, el cambio final . Coreografía y dirección: Vivian Luz. Autores: Vivian Luz, Laura Ferrari, Carlo Argento. Dramaturgia: Laura Ferrari. Intérprete: Carlo Argento. Idea, producción, música original y piano: Esteban Rozenszain. Escenografía: Lisandro Aguilera y Candela Aguilera. Vestuario: Graciela Glover. Diseño de luces: Guillermo Tello. Asistente: Nora Bitar. En La Manufactura Papelera (Bolívar 1582). Domingos, a las 20, y martes, a las 20.30. Duración: 60 minutos. Nuestra opinión: buena

A partir de dos textos de Franz Kafka, La metamorfosis y Carta al padre, la coreógrafa Vivian Luz y el intérprete Carlo Argento proponen una dramaturgia en la que, a través de acciones y unas pocas palabras, irá recorriéndose el mundo de La metamorfosis, pero justificándose la animalización de Gregorio con cuestiones que aparecen en el segundo material narrativo. El planteo no resulta extraño y hasta asoma inquietante porque, cierto aspecto represor y distante del mayor, hará que el joven llegue a una transformación irracional.

En un espacio casi despojado, en el que sólo unas cajas y una puerta irán modificando el ámbito para que el personaje crezca, Carlo Argento deambulará seguro, mostrando acabados rasgos de su transformación y, también, creando con pequeñas pinceladas otros personajes de La metamorfosis, como la madre, el padre y la hermana. En cada acto de reconstrucción resultará interesante el juego que logra con el vestuario sobre su cuerpo y, aun cuando lo deja, muchas señales quedarán flotando en el aire.

Artes combinadas

La experiencia encuentra un complemento ideal en la música que concibe Esteban Rozenszain, toda vez que aporta unos matices ideales que engrandecen el juego dramático, generando unos climas sumamente potentes.

Quizás alguna síntesis en la dramaturgia lograría potenciar el trabajo de Argento, que, por momentos, pierde cierta teatralidad en unas secuencias de movimiento que, ajustadas, le posibilitarían una proyección más trascendente. Aun así la experiencia expone una investigación rigurosa (en la que se combinan la danza, la música, la literatura, el teatro y la plástica) y muy valiosa.

Carlos Pacheco

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas