Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La Fuerza Aérea modernizará sus aviones Mirage III

Política

Desequilibrio: tendrán nuevas armas y radares, y se sumarán a los Skyhawks A4-AR para intentar recuperar el poder aéreo ante la fuerte inversión que hará Chile.

 
 

Mientras el gobierno nacional espera conocer en poco tiempo más cuál será, finalmente, el avión de combate que comprará Chile para su fuerza aérea, el presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, intenta en su paso por el país trasandino sellar la suerte de alguna de las empresas que compiten en esa millonaria operación.

Al mismo tiempo, de este lado de la cordillera, la Fuerza Aérea Argentina proyecta nuevas inversiones que intentarían acortar distancias frente al enorme poderío bélico aéreo que ostentará el país vecino con la incorporación de máquinas de combate supersónicas, muy superiores a las que operan en la región. En este sentido, La Nación pudo saber ayer, por fuentes militares, que se iniciará el año próximo un programa de modernización de los aviones Mirage III-E, para lo cual se renovarán los sistemas de armas y de radares con nuevos equipamientos de última tecnología.

Fuentes aeronáuticas confirmaron ayer a La Nación que los trabajos sobre esos aviones, que tienen su asiento en la VI Brigada Aérea de Tandil, se iniciarían el año próximo, cuando comience a ejecutarse el presupuesto plurianual, aprobado recientemente con la ley de reestructuración militar.

La inversión inicial que destinará la Fuerza Aérea a repotenciar un primer grupo de 14 aviones Mirage III-E será de 39 millones de pesos.

"Los fondos surgirán del aumento presupuestario que la ley sancionada dispuso para cada fuerza a partir del año próximo", destacaron las fuentes.

La incorporación de armas más poderosas, y de radares con un alcance similar al que llevan actualmente los Skyhawks A4-AR, dará a los Mirage III-E una renovada capacidad de ataque. Hasta el momento, sólo cinco de los 36 aviones de combate Skyhawk A4-AR adquiridos por la Argentina a los Estados Unidos llegaron a nuestro país.

Fuentes del Gobierno afirman que en junio próximo arribará un nuevo ferry de tres aviones proveniente de la fábrica Lockheed Martin (California), mientras se aguarda para el mes próximo que se inicie la entrega de las máquinas que esa firma norteamericana reacondiciona en su planta de Córdoba.

La incorporación de los Skyhawks a la Fuerza Aérea, y la modernización de los Mirage III, podría revitalizar parte del poder aéreo que la Argentina perdió en la Guerra de Malvinas.

Visita

Interesados en el desarrollo de la capacidad aérea de nuestro país, un grupo de legisladores visitó ayer la V Brigada Aérea, en Villa Reynolds, San Luis, donde tienen su base los Skyhawks A4-AR.

El senador Jorge Villaverde y el diputado Luis Obarrio (ambos del PJ) representaron a las comisiones de Defensa de ambas cámaras del Parlamento. Acompañados por otros miembros de esas comisiones, entre otros, el senador Antonio Berhongaray (UCR) y el diputado Pedro Salvatori (MPN), la preocupación general apuntó al tipo de aviones que comprará la Fuerza Aérea Chilena (FACH), a la diferencia con los adquiridos por nuestro país.

"Cuando la Argentina decidió la compra de los Skyhawks no era posible adquirir otro tipo de aviones porque no se vendían a ningún país latinoamericano", explicó el comodoro Horacio Mir González, jefe de la V Brigada.

Desde fines del año último, el mercado de armas latinoamericano fue liberado para las empresas armamentistas de los Estados Unidos, y Chile pidió ofertas por aviones F-16 a la empresa Lockheed Martin, y por aviones F-18 a la McDonnell Douglas.

Estas son las dos firmas de aviones norteamericanas entre las que Clinton estaría intentando que elija el gobierno chileno.

El vecino país tiene además en carpeta los ofrecimientos de los fabricantes suecos de los aviones Gripen y de los franceses para el Mirage 2000.

El costo final de cada uno de los 36 aviones Skyhawk A4-AR comprados por la Argentina fue de 5,5 millones de dólares, con todo el equipamiento incluido.

A diferencia de la inversión realizada por nuestro país, las fuerzas armadas chilenas disponen de 700 millones de dólares para realizar una de las operaciones de compra de armamento más importantes de América latina en los últimos tiempos.De este lado de los Andes se sigue mirando con sorpresa ese jugoso contrato. .

Juan Castro Olivera
TEMAS DE HOYNarcotráficoInseguridadFeria del LibroLos números del IndecElecciones 2015