Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La importancia de una elección

Espectáculos

El gen argentino , programa de divulgación cultural conducido por Mario Pergolini. Panel: María Seoane, Gonzalo Bonadeo, Felipe Pigna y Jorge Halperin. Dirección ejecutiva: Cune Molinero. Producción general: Pergolini y Diego Guebel. Dirección: Fernando Emiliozzi. Una producción de Cuatro Cabezas para Telefé, los lunes, a las 22.
Nuestra opinión: muy bueno

La calificación que encabeza estas líneas tiene un valor que excede lo visto anteanoche. Va más allá del programa mismo porque sugiere un camino que está en las antípodas de la televisión abierta que sufrimos a diario.

Tiene razón Mario Pergolini cuando señala lo atípico de estar hablando de Pettoruti, Soldi o Houssay en el horario central de uno de los canales líderes. Y los muy plausibles números del rating (ver recuadro) indican que hay televidentes dispuestos a salir de la sobrecarga de patinadores, cantantes y reclusos (reales o voluntarios) expuestos a toda hora en la pantalla (a propósito, ¿cuánto tiempo dedicarán los programas que viven de la TV, entre los cuales está Zapping , también de Cuatro Cabezas, a hablar de este ciclo?).

Lo mejor de El gen argentino es el estímulo que nace del programa y llega a los hogares para que allí pueda hablarse de argentinos famosos, de historia y política, de artes y ciencias, de deportes y espectáculos, y desde allí aparezcan, aun desordenada y apasionadamente, interrogantes en torno de la identidad nacional.

Como ocurría en Algo habrán hecho -clarísimo antecedente de esta iniciativa en más de un sentido-, aquí varios enfoques pueden resultar arbitrarios y la mirada sobre el pasado y el presente no siempre adquiere ecuanimidad, pero sólo la pregunta inicial, que sirve además de subtítulo al ciclo ("Buscando al argentino más grande"), sirve de aliciente para creer que en nuestra TV abierta también hay espacio para entretener e instruir al unísono.

Pero es precisamente a partir de este subtítulo donde el programa desnuda algunas flaquezas conceptuales, más allá de que lo visto anteanoche sólo fue la introducción a un procedimiento que será expuesto en plenitud la semana que viene. Al presentar el objetivo del ciclo se habló de salir en busca del argentino más grande. Pero también se utilizaron adjetivos como "representativo" y "popular", con lo que queda abierto el interrogante sobre el perfil que tendrá el elegido.

Con la ayuda de un panel más decidido a proponer líneas de debate que a aportar certezas, un ansioso (y nervioso) Mario Pergolini dedicó la emisión de anteanoche a explicar la mecánica del ciclo y a subrayar que no promueve una encuesta, sino una elección. Lo que vimos fue el resultado de la votación previa del público, vía Internet, que consagró a diez "finalistas" agrupados en cinco categorías: Juan Manuel Fangio y Diego Maradona (deportes); Roberto Fontanarrosa y Alberto Olmedo (artes populares y periodismo); Jorge Luis Borges y René Favaloro (artes, ciencias y humanidades); José de San Martín y Manuel Belgrano (historia y política del siglo XIX); Ernesto Guevara y Eva Duarte (historia y política del siglo XX). El lunes próximo se discutirá sobre estos dos últimos para ver quién sigue y quién se queda en el camino. Algunas decisiones, como el caso del recientemente fallecido Fontanarrosa, resultaron condicionadas por lo que pasó ayer nomás.

Por qué se agrupó a los candidatos en cinco categorías (algunas tan caprichosas como mezclar artes, ciencias y humanidades) en vez de proponer desde el vamos muchas más y quedarse con los más votados en la suma general es una de las tantas cuestiones abiertas a la discusión. También vale preguntarse cuál es la razón del apuro para enunciar (con el respaldo habitual del preciso dispositivo de producción de Cuatro Cabezas) curiosidades y datos sobre los elegidos cuando el afán didáctico del ciclo reclama mayor claridad y no tanta urgencia.

Ya habrá tiempo de hurgar en todos estos visibles desajustes, por ahora subordinados a lo más importante: El gen argentino responde al reclamo de una TV más confiable y útil. No es poco. .

TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba