0

España: un inmigrante se quemó a lo bonzo

Desesperado por la situación económica que atreviesa su familia, un indocumentado rumano se roció con nafta y se incendió; el hombre está grave
0
4 de septiembre de 2007  • 14:27

CASTELLON.- Un inmigrante rumano se quemó hoy a lo bonzo en España para denunciar la mala situación económica que atraviesa su familia en el país y pedir ayuda para ella.

El hombre se roció con nafta frente a la Subdelegación del Gobierno en Castellón, en el este de España, y se prendió fuego. Agentes de la Guardia Civil lograron quitarle la ropa en llamas y evitar su muerte. Sin embargo, el rumano fue trasladado a un hospital y se encuentra en estado grave, si bien no se teme por su vida, informaron fuentes oficiales.

"Estaba desesperado", manifestó su hija, quien junto a su esposa había tratado de disuadirlo de realizar ese trágico acto.

La familia vive desde hace tres meses en España. Durante un tiempo vendió bebidas en la playa. Con el dinero reunido de esa forma y mediante otros trabajos, la familia juntó la cantidad necesaria para regresar a su país pero fue víctima de una estafa, según la hija.

El afectado reclamaba el pago de 400 euros para poder regresar a Rumania, después de haber sido víctima de la estafa por la cual le prometieron trabajo y alojamiento para él y su familia en España, agregó su hija ante varios medios españoles.

Con su acción, el hombre intentaba suicidarse para llamar la atención y que su familia recibiera ayuda. Anteriormente ya había dicho a sus familiares que pensaba quitarse la vida lanzándose al vacío desde algún lugar alto.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.