Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por la calle

Un día para recorrer circuitos con buen diseño: 29 de septiembre

Jueves 06 de septiembre de 2007
0

Intervenir tramas para crear efectos llamativos, proponer formas para generar nuevas percepciones y fusionar sentidos para hacer trascender una idea o comunicarla. Tres maneras de hacer y ver diseño: desde la textura, la forma y el ensamble. Y nada mejor que Palermo Viejo con sus propuestas de diseño de autor, consagrado y emergente, para exhibirlo e invitar a descubrirlo.

La iniciativa de la Fundación ProTejer, del Area Textil del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y LA NACION, como media sponsor , pretende divulgar el potencial del diseño argentino.

"Nuestro país genera tendencia. Maneja una paleta de colores especial y con pocos recursos o poco habituales se hacen creaciones originales. Hay mucho diseño e ideas en el mercado que son tenidas en cuenta por diseñadores y cool hunting internacionales, y sobre todo, hay bastante más en desarrollo. Por eso queremos conceptualizar y sistematizar una búsqueda sobre el diseño, para proyectar una identidad", comentan desde el INTI.

¿Cómo conocerlo? La propuesta es salir a la calle y buscarlo. " Por la calle es un evento que reúne a más de 30 diseñadores, según lo que hacen o de qué manera lo hacen o en qué ponen el acento. Para llegar a ellos nada mejor que una guía con distintos circuitos, no son recorridos alineados ni que unan puntos cercanos, depende; lo importante es el hilo conductor del diseño", explica Aldo Karagozian, presidente de ProTejer y principal impulsor de la movida que se realizará, por primera vez, el sábado 29 del actual en Palermo. "Será un encuentro con el diseño -agrega el empresario- o con los diseñadores. La intención es que los creativos estén en su puesto de trabajo; se podrá entablar un diálogo con ellos, pero lo importante va a ser saber qué hacen y por qué."

Recorridos

A propósito, bien vale la obviedad: hay mucha tela por cortar. Se puede explorar la materia y encontrar intervenciones en la urdimbre y trama. También hay quienes crean nuevos textiles desde sus estructuras, experimentando con materiales conocidos o habituales y no convencionales. Otros prefieren aplicar recursos de costuras, como plisados, drapeados, superposiciones y envivados. Lo visual, lo que impacta a los ojos, se ve bien en los procesos de estampado, como serigrafía o termofusión. Se suman los teñidos tradicionales y no convencionales, y por otra parte, la aplicación de ornamentos.

"Fue cuestión de probar y darle forma a las ideas. Lo mío eran las artes plásticas y encontré en los textiles otra manera de expresarme -comenta Florencia Cacciabue, diseñadora de Florece-. Compongo y estampo sobre modal, microfibra e interlock; corto a partir de una moldería propia y, luego, la costura." Lo suyo es ropa con mucho color, que llama la atención por su textura. Leandro Domínguez es otro de los participantes. Hacer de la serigrafía ropa canchera y desestructurada es su propósito, y lo logra a través de dibujos estampados sobre algodones que se presentan con cortes siempre irregulares.

De formas y ensambles

Es sabido, y hasta sufrido, que es compleja la relación entre el cuerpo y la ropa. Las adaptaciones son un arte, y de eso se trata. Molde por medio, o no, surgen variaciones en tipologías, creaciones por deconstrucciones que intentan romper con lo establecido, experimentaciones con volúmenes, reinterpretaciones de molderías que permiten, por ejemplo, superposiciones, mucha terminación irregular y partes de un todo que derivan en una silueta bien informal.

Groppo y su recreación del volumen que llega a sugerir algo así como repollos -tiras de telas fruncidas y enrolladas- que planta en distintos lugares de las prendas para crear efectos variados y originales. Diversas tipologías de una moldería siempre irregular, que explora la superposición y los pliegues en direcciones asimétricas.

Pliegues, plisados, calados, piezas fragmentadas, frunces que simulan flores, recortes que remiten a mariposas y olas representadas en cortes, contracurvas y superposiciones de géneros. Una estética geométrica y asimétrica que juega para destaca muy bien las formas y los movimientos del cuerpo. Así es Ffiocca y lo mostrará en el camino. Y más. No son pocos los que trabajan en esta línea. Veroivaldi, Varanasi y Min Agostini, entre otros autores de un diseño diferente. Su búsqueda obsesiva de formas originales los lleva a formar parte de esta movida.

Y todo puede combinarse, ensamblarse. Lograr unir de manera original elementos que no fueron puestos en relación: de materiales a recursos que refieren o vinculan tiempos, historias, usos, costumbres, valores y hasta culturas; todo se puede resignificar en la ropa. Juana de Arco, la etiqueta de Mariana Cortés, tiene por costumbre ensamblar, combinar y referirse a diversas culturas y las actualiza en diseños personales. Mucho color, mix de textura, recuperación y aplicación de tejidos tradicionales, como el ñandutí, crochet y otros. Una combinación de elementos que deriva en una puesta en valor de, por ejemplo, la vestimenta de cholas bolivianas o amas de casa del Paraná.

"Ropa temporal y atemporal, porque depende del tiempo. Y para entonces, lo bueno es estar seco", dice Verónica De Miero, diseñadora de Seco, rainwear, marca de indumentaria para lluvia, que actualiza básicos para andar en días tormentosos y no tanto. Y hace su propuesta desde el uso que se le puede dar a la ropa, con una mirada retro. Pone en valor productos viejos o clásicos que aún adquieren significado, como las botas de goma o los impermeables de PVC. Esto no es todo. Hay mucho más diseño en tres circuitos durante una cita imperdible.

Por Delia Alicia Piña

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas