Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una historia de película

Lunes 10 de septiembre de 2007

LYON.– Emanuel Valenzuela observa con asombro y timidez. Tiene 18 años y es la primera vez que sale de viaje y se aleja del barrio bonaerense de San Fernando, donde vive junto con sus padres y sus dos hermanos. Llegó a Francia, porque su historia conmovió a dos cineastas franceses que se interesaron en mostrar la vida y creación de Virreyes Rugby Club a través de sus ojos.

Devenido en actor por casualidad, Emanuel no se abruma por el cambio y pide un deseo: "Está bueno estar acá, porque es contar cómo se hizo el club. Espero que sirva y que este bueno para sacar a los chicos de la calle".

Virreyes es su hogar y le ayudó a ver otra realidad, a encontrar un rumbo. Es un club fundado a fines de 2002 por un grupo de románticos del rugby que sintieron la necesidad de promover la inclusión social y extender lazos comunitarios a través de los valores y el espíritu del deporte ovalado.

Hoy, la vida de Virreyes abrió las puertas al mundo y se expande por el territorio francés. Con un relato conmovedor e imágenes sorprendentes, Dos mundos y una bicicleta se proyecta en algunas salas de cine de Toulouse, Lyon y París. Y sería llevada a España e Inglaterra. Es una producción del Instituto Cinematográfico francés. El nombre del documental encierra una razón: de familia humilde, Emanuel no tenía medios para ir al entrenamiento, por lo que Marcos Julianes y Carlos Ramallo, caras visibles del club junto con Rodolfo O’Reilly, le consiguieron una bicicleta para movilizarse.

Unos seis meses de filmación les llevó a los productores el armado final del documental, que tiene una duración de 70 minutos. Las imágenes muestran la historia de Emanuel y el sentido que encontró su vida a partir del brazo solidario que se extendió desde Virreyes.

La avant-première fue la semana última en el pequeño cine de Enghien-les-Bains, con la presencia del staff técnico de los Pumas y algunos dirigentes. Ahora, la película está en cartelera en Lyon y, desde mañana, en Toulouse.

Haber conocido Europa le regaló a Emanuel un momento inolvidable: presenció la victoria de los Pumas en el partido inaugural y conoció a Gonzalo Longo, su ídolo y referente en el puesto que más le gusta: octavo. Sin embargo, en Virreyes se desempeña como medio scrum, ya que no hay muchos jugadores y variantes.

En el invierno boreal, Emanuel tal vez regrese a Francia. Volverá para un intercambio y aprender el idioma. Además, tendrá una prueba en el club Agen. No lo inquieta, pero le interesa. De todos modos, su sueño no pasa por volverse un jugador profesional, sino por debutar en la primera de Virreyes y terminar el secundario.

Nicolás Balinotti

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.