Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gritos y susurros

Sábado 15 de septiembre de 2007
0

ATIBORRADA DE MUJERES. Así estaba La Boutique del Libro la noche de la presentación de Semillas de Eva , colección de libros escritos por mujeres. Liliana Heer, Noemí Ulla y Luisa Valenzuela leyeron sus textos, convertidos en pequeños libros editados en Rosario. Heer confesó que cuando le propusieron integrar la colección aceptó encantada, pero que por su título pensó que debía escribir sobre temas relacionados con lo divino. Eso hizo. Le salió muy bien, según la entusiasta respuesta del público.

FOGWILL PERIODÍSTICO. Muy entusiasmado está por estos días Fogwill. Por un lado, está ordenando con Francisco Garamona sus textos aparecidos en medios periodísticos. Los publicará la editorial Mansalva. Según cuenta el escritor, ya juntó material como para que la recopilación tenga 500 páginas y va por más. Por otro lado, ganó la batalla personal en la que estaba embarcado: la Dirección de Concursos tuvo que reconocer que su novela La experiencia sensible sí habría podido participar de un concurso del que había sido excluida. Al final le dieron el segundo premio.

BIRMAJER EN HEBREO. Este mes la novela Tres mosqueteros , de Marcelo Birmajer, será publicada en hebreo por la editorial Ivrit. El 18 de octubre, Birmajer la presentará en el Instituto Cervantes de Tel Aviv. Ya ha sido traducida al alemán y al holandés y fue comprada por Toby Press para ser publicada en los Estados Unidos, en inglés, en 2009. Además, Planeta va a reeditarla en noviembre en América Latina y España. El libro cuenta la historia de tres integrantes de la agrupación Montoneros y la sórdida relación que este trío mantuvo con una misma mujer. Otros libros de Birmajer ya fueron traducidos a los idiomas francés, italiano, portugués, rumano, lituano y coreano.

Silvina Ross, Gloria Lenardón, Liliana Heer, Susana Szwarc y Luisa Valenzuela
Silvina Ross, Gloria Lenardón, Liliana Heer, Susana Szwarc y Luisa Valenzuela. Foto: Mauro Roll

SORDOS RUIDOS. La Embajada de Francia organizó un cóctel para agasajar a Ariane Mnouchkine, directora de la compañía Théâtre du Soleil, que participa del Festival Internacional de Buenos Aires con un espectáculo de lujo: Les ...phémères . La invitada de honor demoró su llegada debido a que uno de los últimos ensayos previos al estreno se prolongó más allá de lo programado. Mientras esperaban, los presentes fueron sorprendidos por un sonido inquietante que provenía de la calle. No era música ni aplausos. Eran bombos. "Mirá qué manera más teatral de llegar", comentó por lo bajo un periodista. Pero los bombos no anunciaban el ingreso de Mnouchkine. Acompañaban la manifestación de empleados de Varig, que protestaban frente a la Embajada de Brasil, vecina de la maison francesa. Entre las figuras invitadas se vio a Patricio Contreras, China Zorrilla y la historiadora María Sáenz Quesada, quien contó que está por aparecer su libro sobre la cultura durante la Revolución Libertadora. La idea nació de un artículo que Sáenz Quesada escribió para LA NACIÓN hace unos años.

BAILANDO POR UN SUEÑO. A Contreras se lo vio también en la apertura del Festival Internacional, que se realizó en el Centro de Exposiciones. Anunciada para las 23.30, la fiesta arrancó una hora más tarde. No hubo discursos ni actos formales: sólo un humilde catering y canilla libre de vino y tragos. Jorge Telerman, de bajísimo perfil, se fue cerca de la una de la madrugada de la mano de su mujer.

Cristina Banegas, quien participa en el Festival con la obra La persistencia , compartió mesa con Mónica Galán. Se ubicaron cerca de la pista de baile. Galán salía a bailar sola cada vez que sonaba una canción de los años 80. Tuvo varias oportunidades de mover el esqueleto, ya que en el arranque se escucharon temas de Madonna y Michael Jackson. Otro que se sacudió sin parar bajo la bola de espejos que iluminaba el espacio fue el director de teatro José María Muscari, quien presentó en el Festival su obra Fetiche .

EXTRAÑAS VERSIONES. Los primeros en copar la pista de baile fueron los integrantes de la compañía polaca TR Warszawa, que vinieron a Buenos Aires para presentar el espectáculo de danza teatro The Dybbuk . Lo mismo ocurrió días más tarde, durante el show gratuito que dio el grupo Ambulancia, formado por actores y músicos argentinos. Mientras que el público los escuchaba sentados en el piso, los artistas polacos bailaban en ronda cerca de la barra. La banda, con Mike Amigorena y Muriel Santa Ana al frente, interpretaron nuevas versiones de temas famosos: desde " Boys don t cry ", de The Cure, a "Un millón de amigos", de Roberto Carlos. Katja Alemann también siguió el recital desde el suelo, pero descalza.

COLOR EN LA NOCHE. Primero fueron los mantones de Manila, del homónimo cuadro de Fernando Fader, motivo de inspiración de la fiesta temática que todos los años organiza la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes para recaudar fondos. El año último le tocó el turno a la psicodelia sesentosa con pantalones pata de elefante, estampados pop y pelucas fucsia. Esta vez Nelly Arrieta de Blaquier, presidenta de la Aamnba, y su equipo de colaboradoras junior lanzaron una propuesta cromática: "La noche del color". Los invitados cumplieron a rajatabla. En especial, Ignacio Liprandi referente cultural del Pro, con saco rosa, y Javier Iturrioz, arquitecto y coleccionista, con chaqueta colorada onda caballero turfista en una pintura del inglés Munnings.

Lo mejor de la noche fue el motivo de la convocatoria: construir la escalera de incendios, que el museo no tiene, por razones inexplicables. Madame Arrieta quiere ir todavía más lejos, según confió en las tertulias culturales que organiza Ricardo Esteves, presididas por un Guttero sublime solo comparable al del Bellas Artes. Nelly quiere nuevos baños en la planta baja, un baño para discapacitados y mejorar el acceso del museo. Escucharon atentas Magdalena Cordero, Teresa Anchorena, Fini Travers de Braun, Nora Hojman y Juan Scalesciani, empresario de origen italiano, dueño del Palacio Duhau Park Hyatt. También estuvieron Marta Minujín y Ginette Reynal, ambas muy coloridas.

REUNIÓN DE EXPERTOS. Por años embajador argentino en París, Juan Archibaldo Lanús mantiene estrechos lazos con el mundo del arte, según lo prueba el exquisito gusto con que ha decorado su departamento en el mítico edificio Estrugamou. Allí recibió a Stephen Lash, número uno de Christie s América, a Ben Holl, experto en pintura de los Old Masters , y a Adrien Meyer, magnético joven, de modales palaciegos (De Ganay por parte de su madre), considerado de manera unánime un connaisseur de muebles y objetos del siglo XVIII. No en vano, Francois Curiel, director de Christie s Europa, lo "secuestró" de sus oficinas en Sotheby s de Nueva York para dirigir el departamento de muebles franceses en Europa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas