Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Crisis de la seguridad: primer homicidio en ocasión de robo en un complejo privado

Trágico asalto en un barrio cerrado

Información general

Un empresario metalúrgico de 77 años se resistió a un robo en su casa y le dispararon tres veces; la policía busca a dos jóvenes

Por   | LA NACION

Un empresario metalúrgico de 77 años fue muerto de tres tiros delante de su esposa por resistirse a un robo dentro de su casa, en el barrio cerrado que fundó junto a sus dos yernos hace nueve años. El de Helmuth Mielke es el primer caso de una persona asesinada durante un robo en un complejo de esas características de que se tenga memoria en Buenos Aires.

La noche y, en especial, la llovizna que cayó sobre Capilla del Señor el último sábado, en el norte del conurbano, fue el escenario perfecto para moverse sin levantar sospechas.

Así fue como dos delincuentes cortaron el cerco perimetral y entraron en el barrio cerrado Chacras del Molino, situado en el kilómetro 72 de la ruta 8, Parada Roble, en el partido de Exaltación de la Cruz. Se dirigieron a la casa del empresario alemán, que dormía junto a su esposa, Adela Berger.

Fuentes de la investigación informaron a LA NACION que los asaltantes -se cree que son jóvenes- forzaron una de las ventanas, lo que disparó la alarma de la casa. Pese al fuerte sonido, los asaltantes ingresaron en la vivienda y comenzaron a revolver en los ambientes en busca de dinero y joyas, pero los ruidos despertaron a Mielke, que se levantó para ver qué ocurría.

Cuando caminaba por uno de los pasillos de la casa, que dan a las habitaciones, Mielke sorprendió en la oscuridad a uno de los ladrones y, sin pensarlo, se le abalanzó, pero el otro delincuente le disparó tres balazos en el abdomen, tórax y brazo izquierdo, por lo que cayó al piso gravemente herido. Según las mismas fuentes, los peritajes determinaron que las balas con las que asesinaron al empresario son de un revólver calibre 38.

Por el ruido de los disparos, Adela Berger comenzó a gritar, pero uno de los ladrones se le acercó, la amenazó y le exigió el dinero. Según los investigadores, Berger les entregó unos 6000 pesos, con los cuales huyeron.

El acceso al barrio cerrado es por calles de tierra, por lo que se están investigando las huellas de dos bicicletas que parten desde donde se encuentra el agujero en el alambrado perimetral hasta el barrio Los Pinos, que está detrás de Chacras del Molino.

Mielke fue trasladado de urgencia al hospital San José, de Capilla del Señor, donde fue operado; finalmente, murió a las 15 del sábado. Sus restos fueron inhumados ayer en el cementerio privado Memorial, en Pilar.

Una gran persona

"Era una excelente persona, muy «familiero»; tenía una familia muy unida. Helmuth era muy optimista; siempre decía que había que mirar para adelante, seguir pese a las adversidades. En el Memorial no sólo había familiares y amigos, también fueron muchos empleados, competidores y hasta algunos ex trabajadores de la empresa. Eso te da la pauta de cómo era Helmuth", dijo a LA NACION un amigo de Diego, uno de los cuatro hijos del matrimonio Mielke.

El ingreso al barrio Chacras del Molino está a 800 metros de la Panamericana y su acceso está monitoreado por una cámara de circuito cerrado de seguridad y por personal de vigilancia privada de la empresa Compriv.

Mielke era dueño de la empresa Metalúrgica Mielke SA, situada en la calle 9 de Julio 936, en San Fernando, en la cual también trabajan su hijo y su yerno.

El crimen causó gran conmoción entre los vecinos del barrio cerrado, ya que, según los investigadores, fue uno de los fundadores del barrio cerrado. "Era un tipo bueno, amable, a quien aún se lo consultaba permanentemente en materia de construcción de barrios privados", dijo a la agencia de noticias Télam un investigador.

El caso es investigado por personal de la Delegación de Investigaciones de Zárate y por el fiscal de instrucción del Departamento Judicial de Zárate-Campana Alejandro Irigoyen, quienes tendrían algunas pistas sobre los ladrones asesinos.

En lo que va de 2007, el caso de Chacras del Molino no fue el único homicidio en ocasión de robo en Capilla del Señor. El 20 de julio, un médico cardiólogo falleció, luego de que tres delincuentes intentaran robarle el automóvil en la puerta de su casa; al querer escapar, le dispararon siete veces. Pese a la gravedad de las heridas, permaneció internado en terapia intensiva en el Hospital Austral durante 20 días, pero no pudo reponerse de las graves lesiones y falleció.

La víctima, Adolfo Mondejar, salió de comer junto a su esposa, María Torreguitar, del restaurante La Rosada, situado a unos pocos kilómetros de la casa de ambos, que está en el kilómetro 76 de la ruta 8, en la Parada Robles.

La reiteración de robos seguidos de homicidio puso en estado de alerta a los vecinos de la zona, que reclamaron a las autoridades más seguridad. .

TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaElecciones en Brasil