Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Identidad local

Durante todo un día, Palermo será el centro del diseño argentino. La Fundación ProTejer e INTI Textiles invitan a reconocer algunas de las nuevas tendencias estéticas que se desarrollan actualmente en el país

Domingo 23 de septiembre de 2007

Ya no hay dudas: el diseño argentino se está estableciendo con una fuerte identidad, tanto dentro de nuestro país como fronteras afuera. Quienes recorren ciertas zonas de la Capital Federal y también de las provincias notan que existen polos creativos que irradian nuevas propuestas.

Para difundir esta buena nueva es que surgió la idea de armar Por la Calle, un circuito de diseño textil y de indumentaria que conjuga lo didáctico con lo lúdico. La propuesta está organizada por la Fundación ProTejer e INTI Textiles, y cuenta con el apoyo del Centro Metropolitano de Diseño (CMD) y de La Nacion. Así, el 29 de este mes, en diferentes locales del barrio de Palermo (Soho y Hollywood), los interesados podrán recorrer tres alternativas, cada una con su hilo conductor: forma, textura y ensamble.

“Ya el nombre tiene mucho que decir. La Argentina está generando tendencia, y eso se ve en lugares como Palermo, San Telmo, Recoleta, San Isidro, Rosario o Córdoba, entre otros. Por eso planteamos el recorrido en el horario habitual de apertura de los locales. Si bien nosotros pautamos tres circuitos, la gente puede seguirlos en orden o según sus deseos”, explica Aldo Karagozian, presidente de la Fundación ProTejer.

¿Cómo surgieron esos recorridos? El equipo especializado y multidisciplinario de INTI Textiles estudió el tradicional barrio porteño y encontró tres tendencias estéticas. “Son las que elegimos para esta primera edición, pero quien camine por esas calles podrá ver que hay otras. Incluso cada zona tiene su impronta, que se comparte y distingue en el lenguaje de los diseñadores”, aclaró Laureano Mon, licenciado en ciencia política e integrante del grupo de INTI Textiles.

Proceso de selección

Para poder definir estas tres pautas, el equipo del INTI (formado por la socióloga Susana Saulquin, las diseñadoras de indumentaria Julieta Puhl y Natalia Nupieri, la diseñadora gráfica Araceli Deregibus, la diseñadora textil Karen Zander, el politólogo Laureano Mon y la ingeniera Marina Pérez Zelaschi) ha cosechado una larga experiencia en descubrir las tendencias macrosociales y estéticas que se iban generando en el mundo.

“Nuestra metodología de trabajo es observar. Llevamos más de 12 viajes a ciudades como París, Berlín, Milán, Praga, Londres, Amsterdam, Munich, Viena, Barcelona, Bruselas, Düsseldorf, Madrid y Brujas. Siempre vamos con una mirada atenta a detectar las sutiles interrelaciones que se muestran en esas corrientes que son las tendencias”, explica Marina Pérez Zelaschi.

“Nos nutrimos de una enorme cantidad de información que tomamos en las ferias internacionales, en los contextos urbanos de las diferentes metrópolis que visitamos, de lo que se muestra en las vidrieras y lo que se usa por la calle –describe Zelaschi–. En definitiva, captamos a los protagonistas y su entorno.”

Mon aclara que “ya en los últimos viajes, al volver veíamos las fotos que habíamos tomado y nos dábamos cuenta de que lo que sucedía en las vidrieras extranjeras no se distinguía de lo que estaban exponiendo las locales”.

“Actualmente, en el mundo ya no quedan polos de diseño que marquen todas las tendencias, sino que hay diferentes participantes, y la Argentina ya es considerada uno de ellos. Hoy, todas las empresas que estudian la evolución del diseño tienen presencia en el país”, cuenta el especialista en ciencias políticas.

Ciudad del diseño

“La actualidad del diseño en el país es producto de muchos años de trabajo, tanto en conjunto como individual. En Por la Calle, se le pone el acento al diseño de autor, pero hay muchos emprendimientos que están ligados: desde la gastronomía hasta las industrias culturales”, reflexiona Adrián Lebendiker, director del CMD.

Para Zelaschi, “este fenómeno está cobrando envergadura; seguimos descubriendo circuitos y personajes”. Por su parte, Mon cree que “lo más interesante está por venir: la primera camada de diseñadores está consolidándose y dando un paso de transición a otra escala de producción, y a la vez los estudiantes los ven como referentes; será una sorpresa ver qué producen”.

Aprender a mirar qué sucede, registrar las nuevas tendencias estéticas, abrir el campo perceptivo y lograr interpretar las propuestas de los diseñadores. Ese es el desafío que plantea esta primera edición de Por la Calle.

Fotos: Daniel Merle y gentileza Inti Textiles

Para saber más: www.xlacalle.com

Texturas

Este circuito abarca la experimentación textil: diferentes tipos de estampados (transfer, sublimados, termovinilos), flock, bordados y aplicaciones de pedrería. También se encuentran distintos tratamientos de terminación, teñidos y lavados. Por su parte, algunos creativos apuntan a plisados, drapeados, fruncidos, trenzados, calados y más.

Ensambles

Estos diseños son aquellos que recombinan distintos elementos: descontextualización de prendas y estampados, superposiciones, contraposiciones y contrastes, encuentros y desencuentros de materiales y texturas, reutilización de textiles y tipologías del pasado, combinaciones lúdicas y paletas vibrante.

Formas

Esta propuesta involucra la investigación morfológica: la sastrería, la reinterpretación y la transformación de la moldería convencional. Las formas geométricas, orgánicas, con volumen; las líneas puras, las asimetrías, las siluetas definidas, la búsqueda de nuevas tipologías y usos, son algunas de las alternativas que pueden verse en los diseños.

Por Marysol Antón manton@lanacion.com.ar

Te puede interesar