Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Experiencia atípica en FM 100

Desayunando con Roberto Pettinato

Espectáculos

Una vez al mes, 100 oyentes madrugan y comparten tres horas con el conductor y con artistas invitados

Desde hace tres años y medio, Roberto Pettinato, el conductor de El show de la noticia (lunes a viernes de 6 a 9 por la 100 FM 99.9), cumple una vez al mes una suerte de ritual con su audiencia: compartir el desayuno con 100 oyentes e invitados especiales.

Esta experiencia ya se llevó a cabo en ámbitos ajenos a un estudio de radio convencional: el camión móvil de la emisora, distintos lugares del Gran Buenos Aires y el interior del país, junto al Obelisco, una estación de subte o de tren y hasta un colectivo de la línea 60. Esta vez tuvo lugar en el auditorio de la emisora y en el programa que hizo popular el eslogan "Se puede ser feliz a las 6 de la mañana".

El lunes último, a las 5.30, cuando todavía era de noche, numerosos fans ya formaban sobre la calle Mansilla una fila de más de media cuadra, que se hacía aún más larga a medida que se acercaba el inicio del programa. Pocos minutos antes de las seis, los invitados se sentaron en gradas, frente al auditorio. Rostros felices y expectantes en una audiencia muy abarcativa en lo que a edades se refiere, si bien la mayoría son jóvenes seguidores del ciclo y, sobre todo, del humor, la creatividad y la impronta de Pettinato y su eficaz equipo.

Se nota la presencia de niños, lo que pone de manifiesto además, que la audiencia de Pettinato abarca al menos dos generaciones. Y a partir de ese momento la magia de la radio se pone en movimiento: Pettinato y la locutora Marcela Godoy comienzan a desarrollar la habitual tarea diaria, ensamblando de la mejor manera toda la información de ese lunes, matizada con las "salidas" y comentarios irónicos del conductor.

Figuras invitadas

El público disfruta simultáneamente de la posibilidad de presenciar un programa en vivo y, a la vez, degustar exquisiteces dulces y saladas con té, café y gaseosas a elección, servidas por varios mozos, mientras llega el momento de la aparición y actuación de las estrellas invitadas: David Lebón y Pedro Aznar. Será el momento más celebrado del "Fucking Manteca Bar", tal como Pettinato identifica estos encuentros, siempre numerosos y muy festejados.

Sobran los motivos: Pettinato, fiel a su estilo -de anteojos oscuros y en este caso con indumentaria amarilla y colorada-, permanece casi todo el tiempo de pie y así anuncia temas, coloca sus propios discos de vinilo en la bandeja, hace comentarios, dialoga con su coequiper Godoy, concreta jueguitos y chanzas, hace malabares con un gran pimentero para saborizar los entremeses que le ofrecen y se muestra más que atento a un equipo de producción que no descuida nada.

Allí se destaca el operador técnico Eduardo Seisdedos -quien hace honor a su nombre y secunda al conductor desde la consola, segundo a segundo y con creatividad-, junto con Natalia Carcavallo, quien entrando y saliendo del estudio controla que todo fluya normalmente. Gabriela Larralde y Federico Sampayo supervisan la calidad del sonido en el auditorio, al igual que la confortabilidad de los invitados.

Entre tema y tema, y en las tandas publicitarias, Pettinato saluda a los privilegiados oyentes, hace alusión a los personajes más llamativos ubicados en las gradas y no se cansa de firmar autógrafos en libretas, papeles, DNI, guardapolvos, libros, corbatas, buzos, zapatillas y hasta calaveras de algún despistado estudiante de medicina, todos enfervorizados por llevarse un recuerdo de la reunión.

Frente a ellos, El show de la noticia sigue desgranando sus atracciones, fundamentalmente cuando llega el turno de los ingeniosos humoristas del ciclo y sus creaciones. Son Diego Recalde y Diego Sehinkman, que se hacen presentes con disfraces muy coloridos. El primero se luce con la sección "El pantalón de Bucay" y el segundo, con "Pingüinette y el Payaso Fabián", lo que da lugar a uno de los momentos más aplaudidos por la audiencia, ya que en la interpretación de un blues es acompañado en el saxo por el propio Pettinato, un momento muy festejado.

Alrededor de las 7.30 llegan Lebón y Aznar. Ambos se preparan en un pequeño rincón, pero sin privarse de disfrutar del desayuno. Se suman a una experiencia de la que ya tomaron parte, entre otros, León Gieco, Alejandro Lerner, Catupecu Machu, Ricardo Mollo, Javier Malosetti y Botafogo. La calidez del público hace que la mayoría vuelva y de muy buen grado, pese al incómodo horario.

El momento de la música

Cuando llega el momento de la actuación, los dos ex Serú Girán se sientan en sendos taburetes, con sus instrumentos, y comienza el diálogo con el conductor, sumándose al tono zumbón del programa. Hablan de su nueva producción discográfica, de la presentación realizada en el ND/ Ateneo, de los tres temas nuevos que han sumado.

La gente festeja y aplaude cuando Lebón dice: "¿Sabés cómo le decía Pappo a Catupecu Machu? ¡Qué hacés, Machu Picchu!". Y Aznar se suma y sube la apuesta: "¿Y sabés cómo le decía Charly? Me chupé two much".

Llegan las canciones, las anécdotas, el recuerdo de Serú Girán, que divierten y emocionan a todos. Siguen los aplausos y los bises. Y a las nueve en punto, El show de la noticia finaliza su emisión especial.

Palabra de Pettinato

Feliz, y luego de haber saludado en el final a los que se abalanzan sobre él para obtener el último autógrafo, Pettinato habló con LA NACION.

"En esta cuarta temporada -dice- lo mejor que tiene El show de la noticia es el "Fucking Manteca Bar" por la sencilla razón de que representa la confirmación del verdadero contacto con la gente, porque los artistas en general pensamos que tenemos ese buen contacto, y que la gente nos sigue a todas partes. En el ochenta por ciento de los casos, eso es mentira. Es lo mismo que cuando todos se creen que son genios porque en la calle alguno te grita «genio». Como te lo gritan a vos, se lo gritan a Fernando Bravo, a Woody Allen e incluso a uno de los perros que llevan a competir a lo de Susana Giménez y logra superar el laberinto en segundos."

-¿Qué es lo mejor de esta experiencia?

-Que uno puede confirmar el poder y la llegada de El show de la noticia . Es una idea de alguna manera revolucionaria, porque la gente llega a la mañana, tan temprano. Yo siempre digo que pasen, no tienen por qué quedarse las tres horas. Me parece que siempre es lindo ver cómo se hace un programa de radio y de paso desayunar y seguir hacia su trabajo, que es de esperar sea agradable. Para mí siempre el programa debería tener público. Para un artista y para la gente, es una experiencia interesante. Y además está el fervor de los músicos para levantarse y venir a tocar. Yo no me levantaría a semejante hora para ir a tocar a un programa de radio. Recuerdo que Lerner nos acompañó a Lomas de Zamora y juntos improvisamos el "Blues del servicio meteorológico". Una maravilla. Lo importante es que lo disfrutamos nosotros igual que los oyentes.

Continuidad asegurada

  • La 100 (FM 99.9) anunció la continuidad de Roberto Pettinato en la emisora para los próximos dos años. De esta manera, el popular animador seguirá al frente de El show de la noticia . El contrato fue firmado en la tarde del miércoles último, en los estudios de la radio y las autoridades de la 100 mostraron su satisfacción por el nuevo vínculo. "Esta propuesta, desde hace casi cuatro años, cambió la primera mañana en la industria de las FM", señalaron.
Por Alicia Petti
TEMAS DE HOYElecciones 2015Elecciones en BrasilElecciones en UruguayReforma del Código Penal