Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con un lenguaje propio

Presentará su último trabajo Buenos Aires Report

Sábado 29 de septiembre de 2007
0

El último trabajo discográfico del pianista Pablo Ziegler, Buenos Aires Report, es uno de los aportes más sólidos al desarrollo de un lenguaje propio dentro de lo que se podría definir como el "world jazz".

En efecto, la música de este artista logra reflejar ese estado de efervescencia que tiene la escena local. Madurez y reflexión, evidentemente, contribuyeron a lograr en los diferentes mensajes una interesante síntesis que, por cierto, según el propio músico, no es definitiva. Ziegler junto con Quique Sinesi, en guitarra, y Walter Castro, en bandoneón, actuará hoy y mañana, a las 21.30, en Notorious, Callao 966, para presentar su último trabajo discográfico, grabado en vivo en el club Bimhuis, de Amsterdam, Holanda, y editado en la Argentina por MDR. Para Ziegler, el disco es el resultado de una búsqueda de identidad. "Es tratar de desarrollar un lenguaje ciudadano y aunque no estoy muy seguro de nada, creo que estamos avanzando en ese proceso. Obviamente, no sólo mi música muestra ese propósito, también encuentro en grupos como Escalandrum la construcción de un mensaje propio", contó.

Para el pianista una forma de abordar esa creación de un discurso con carácter local es "tocar bailando, que el swing esté en la música, como la articulación. Hay cadencias que son típicas de esta ciudad, pero al hacerlas está bien recrearlas con el espíritu del swing", afirmo el músico.

Ziegler tiene formación clásica. A los 15 años ya era músico profesional, haciendo jazz. Tocó con Walter Malosetti y en los Kansas City Stompers, (grupo del que surgiría la Porteña Jazz Band). Fue pianista de una orquesta armada por Pocho Lapouble, que tocaba en una sintonía muy parecida a la de la orquesta de That Jones y Mel Lewis. También tuvo un fuerte período de sesionista con un "team" armado con el Zurdo Roitzner, Adalberto Cevasco, Ricardo Lew y Cardozo Ocampo.

"Hicimos infinidad de trabajos discográficos. Recuerdo que tenía dos pianos Fender Rhodes y mientras estábamos tocando en un estudio, llamaba para que me llevaran el piano restante a otro estudio. Era una época muy activa", recuerda.

Su encuentro con Astor Piazzolla fue a raíz de los favorables comentarios de Horacio Malvicino a Oscar López Ruiz, guitarrista del bandoneonista. "Había un ciclo en La Cova, donde tocó el trío que tenía con Cevasco y Lapouble, y venía luego el quinteto de Piazzolla. Al tiempo, a raíz de la impresión que les causé, me llamaron y empecé a tocar con ellos. Tenía 33 años y tuve que aprender muchas cosas", dice.

Por ejemplo, que no tocase tan jazzísticamente. "Me costó, pero fui desarrollando ese estilo. También es cierto que lo que le gustaba a Astor de mí era que nunca había tocado tango, aunque llevo a Tarantino en la sangre", confiesa, quien en noviembre hará un ciclo en el club Jazz Standard, de Nueva York, llamado Jazz Meet Tango y que tendrá como invitada a la cantante chilena Claudia Acuña.

Pero el pianista siguió hablando de sus tiempos con Piazzolla. "Fue otra manera de improvisar; «Tangata» es un tema dedicado a Oscar Peterson, a quien Piazzolla amaba, pero no pretendía ir hacia ese lugar. Hay que pensar que lo que él decía era ley, sabía más que todos nosotros juntos y tuve que ir modificando mi aproximación a la improvisación. Hoy, podría decir que si bien tengo su influencia, mi trabajo no se basa en su forma de componer o interpretar", aclaró el músico que aún mantiene el estudio como un lugar fuerte dentro de su actividad. "Conseguí «The Saurus», de Snominsky, el libro con el que estudia John Coltrane, algo así como seriales contemporáneas."

En Buenos Aires Report hay composiciones asimétricas como "Buenos Aires Dark", un tema en 9x4, que mantiene el pattern en la improvisación o "Muchacha de Boedo". "Soy un compositor de alma. Es la parte que más disfruto de mi vida artística. Componer es buscar, es trabajar y es esperar que el rapto de inspiración me encuentre en el piano", concluyó el músico.

César Pradines

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas