Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La fiscalía pidió reclusión perpetua para Von Wernich

La querella solicitó una condena por genocidio y agravar la acusación contra el ex capellán; el veredicto se conocerá mañana

Lunes 08 de octubre de 2007 • 21:08
0

El juicio contra el ex capellán de la policía bonaerense Christian Von Wernich, acusado de delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, entra en su fase final.

Durante la extensa jornada de alegatos que se desarrolló hoy ante el Tribunal Oral Federal de La Plata, las querellas y la fiscalía pidieron, con distintos matices jurídicos, la prisión y reclusión perpetua del primer sacerdote de la iglesia católica juzgado oral y públicamente por delitos de lesa humanidad.

Mañana, será el turno del alegato de la defensa y la última posibilidad que tiene Von Wernich de hablar ante el Tribunal que tiene previsto dar a conocer el veredicto tras la finalización de esa audiencia.

Christian Von Wernich, en el día de los alegatos
Christian Von Wernich, en el día de los alegatos. Foto: DyN

La fiscalía dio por probado que el ex capellán de la policía bonaerense "es culpable de la comisión de delitos de altísima criminalidad", en un extenso alegato que se extendió por casi tres horas.

A su turno, el fiscal Carlos Dulau Dumm dio por probada esta noche la participación del sacerdote en centros clandestinos de detención: "Queda claro que Von Wernich no realizaba una función pastoral, sino que cumplía un rol dinámico y era un interrogador habitual en los centros clandestinos de detención", sostuvo.

En casi tres horas de alegato, la fiscalía general pidió la pena de reclusión perpetua para Von Wernich por seis homicidios triplemente calificados, 31 casos de tortura y 42 privaciones ilegales de la libertad.

El desestimiento de la fiscalía de acusar a Von Wernich del asesinato de María del Carmen Morettini, una ex detenida desaparecida, generó la reacción de un integrante del público lo que obligó al Tribunal a desalojar la sala y que continúe la audiencia sólo con familiares de las víctimas de los homicidios.

Qué dijo la querella. Ante el tribunal oral federal platense que preside el juez Carlos Rozanski, la querella, dividida en varias partes pidió esta tarde que el cura sea condenado a reclusión perpetua y que en la sentencia en su contra se incluya la figura de "genocidio".

Perpetua. Antes, el pedido de la querella que patrocina a la familia del periodista Jacobo Timerman, a través del abogado Alejo Ramos Padilla, había sido de reclusión perpetua.

Por su parte, las seis abogadas que integran el colectivo "Justicia Ya" marcaron una diferencia y pidieron un cambio de calificación para que se impute el delito de genocidio.

Fundamento. "El genocidio tiene una preparación, un desarrollo y una justificación posterior. Todo el que participa de cualquiera de esas etapas es cómplice", argumentó Verónica Boggiano ante el tribunal.

Enseguida señaló la "Impunidad y alevosía con la que [Von Wernich] se movia en los centros clandestinos de detención" que funcionaron durante la dictadura.

También aludió a la "relación" entre la Iglesia y el poder político durante la dictadura y aseguró que con su "discurso de protección de la moral occidental y cristiana le dio marco al genocidio", en su pedido de que el fallo contra Von Wernich contenga la figura de genocidio, tal como ocurrió en la condena contra el represor Miguel Etchecolatz.

En este contexto, pidió que la carátula de acusación contra Von Wernich se modifique: que deje de ser como "partícipe" y se convierta en "autor" de los siete homicidios que se le imputan.

Otros delitos. Además de siete homicidios, a Von Wernich, que es el primer miembro de la Iglesia que enfrenta un juicio por los crímenes cometidos durante la dictadura a partir de la reapertura de causas que permitió la anulación de las leyes de obediencia debida y punto final, está imputado por 32 casos de torturas y 41 privaciones ilegítimas de la libertad.

Sotana con sangre. Ramos Padilla, por su parte, aseguró: "Von Wernich no tenía escrúpulos y usaba su investidura de sacerdote para colaborar con la dictadura. Era parte del grupo itinerante que recorría los centros clandestinos de de detención. Era parte de la tortura. Con su sotana manchada de sangre justificaba a los que torturaban y cometían delitos de lesa humanidad incitando sus prácticas y reiteración".

En coincidencia con Boggiano pidió que el sacerdote sea condenado como "coautor" de los delitos que se le imputan. "Tomó parte en la ejecución del plan sistemático de exterminio puesto en marcha durante la dictadura", señaló.

Además, señaló agravantes de la conducta del cura. "Su condición de sacerdote de la Iglesia Católica, que arengó y justificó la tortura, defraudó a la sociedad que confiaba en un sacerdote y extendió el daño causado a la censura a la prensa con el fin de mantener en la clandestinidad la violación a los derechos humanos", especificó.

Contra el arresto domiciliario. El abogado pidió además al tribunal que, de condenar al sacerdote, no le otorgue el arresto domiciliario, atento a que, dentro de siete meses, el cumplirá 70 años por lo que estará en condiciones de solicitar ese beneficio.

López, presente. Otras tres abogadas adhirieron al cambio de calificación y un momento emotivo lo protagonizó la abogada Guadalupe Godoy, quien debió interrumpir su alegato al quebrarse cuando recordó a Jorge Julio López, el testigo clave del juicio contra Etchecolatz.

"En esta sala hay una silla vacía, la de López. Pero está llena de certezas: no lograron el objetivo de atemorizar a los testigos, ningún testigo se negó a declarar. López es certeza de la necesidad de los pueblos de poner fin a la impunidad", dijo la mujer entre sollozos.

Impasible. Von Wernich siguió la audiencia, que continuó con la exposición del fiscal Carlos Dalau Dumm en la sala de audiencias, sentado detrás de un vidrio y protegido con un chaleco antibalas. Impasible, hizo algunas anotaciones con los anteojos de leer montados en su nariz y observó sin inmutarse el desarrollo de la primera jornada de alegatos.

También siguieron el debate, sentadas en las primeras filas de la sala varias madres y abuelas de Plaza de Mayo.

Tercer proceso. El juicio en contra de Von Wernich empezó el 5 de julio pasado. En 17 audiencias pasaron por el estrado más de 50 testigos, entre ellos tres miembros de la Iglesia. Von Wernich se negó a declarar el día que comenzó el proceso y en cambio pidió la palabra hace poco más de un mes para intentar desautorizar las palabras de un testigo.

La sentencia en su contra será la tercera contra un acusado de delitos de lesa humanidad. El año pasado fueron condenados a reclusión perpetua el director de Investigaciones de la bonaerense Etchecolatz y a 25 años de prisión el ex integrante de la policía federal Julio Simón, alias "El Turco".

López, en tanto, está desaparecido desde el 18 de septiembre del año pasado, el día en que se leyeron los alegatos en el juicio contra Etchecolatz. El testigo tenía previsto estar en la sala de audiencias para escuchar los descargos, pero nunca llegó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas