Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El tango, en dos voces exquisitas

Los cantantes editaron sus nuevos discos, con temas clásicos y varios invitados

SEGUIR
LA NACION
Martes 16 de octubre de 2007
0

La colección de discos de un artista puede decir mucho. En una pequeña pila de vinilos se encuentra material de Roberto Rufino, Violeta Parra, Alfredo Krauss, Maysa y Ella Fitzgerald, entre muchos otros. Un retrato fotográfico de Gardel colgado sobre el equipo de música sintetiza el mundo del exquisito cantante de tangos Horacio Molina. La enumeración podría sonar caprichosa, pero en este caso también coincide con los gustos de su colega femenina María Volonté, una cantora de tangos con un repertorio amplio y generoso en otros estilos, abierta a codearse con gente del jazz y del folklore.

En sus nuevos discos, los dos artistas se muestran verdaderos y ajenos a los mandatos restrictivos del ambiente tanguero. Horacio Molina acaba de lanzar Buenos amigos , que presentará esta noche en el Teatro Alvear. En el CD, el cantor aparece rodeado de un repertorio de tangos exquisitos, con la compañía del guitarrista Jorge Giuliano y algunas joyitas extra tangueras, como sus versiones de "La nochera" y "Alfonsina y el mar". En el disco también aparecen Luis Salinas, Franco Luciani, Walter Ríos y Mónica Abraham. María Volonté, por su parte, presentó hasta hace pocos días en el Teatro Maipo las canciones que integran su álbum Sudestada , en el que aparecen temas de su autoría, varios tangos clásicos como "Los mareados", chacareras, candombes, sonidos ciudadanos, y la presencia de Raúl Carnota como productor artístico, elementos que demuestran su madurez como intérprete y creadora.

-¿Se sienten bichos raros dentro del ambiente tanguero?

Volonté y Molina, dos figuras clave de la música ciudadana
Volonté y Molina, dos figuras clave de la música ciudadana. Foto: Mariana Araujo

Horacio Molina: -No sé lo que quiere decir el ambiente del tango, me siento una persona que se curtió cantando tangos. Quizá para otras músicas que son muy bellas y me gustan no me siento el intérprete adecuado. El tango es lo que más me corresponde por ser de aquí, por haber mamado esa música desde la infancia. Es mi raíz absoluta. No me siento para nada sapo del otro pozo. Que el ambiente puede opinar lo que opine es un problema del ambiente, no mío. Yo hago lo que siento y con un criterio que no tiene que ver con el oportunismo, sino que sale naturalmente. Mi música es el tango.

María Volonté: -Podría suscribir lo que dice Horacio. Me crié escuchando la música de Buenos Aires y también otras. Pero, la verdad, lo que siempre me pareció más importante que el género en sí fue convertirme en una artista genuina. La única fidelidad que debe guardar un artista es para consigo mismo y sus búsquedas. Por eso, cuando me acerco al tango no estoy pensando en una fidelidad a una manera o una corriente, sino la fidelidad a mi propia mirada. Siempre me he mezclado con otros géneros con total libertad hasta en las grabaciones, por que me ha interesado crear en mis discos un espejo de mi estado como artista en ese momento.

-Cantan tangos, pero incluyen otros repertorios...

Volonté: -Claro, es que en realidad son acercamientos al tango con una mirada distinta. Me acuerdo de un disco que hice con Horacio Larumbe en el que la mayoría de los temas eran de tango, pero tenía una aproximación diferente, porque Horacio venía del jazz. Para mí es más importante desarrollar una identidad como intérprete y con el tiempo voy ganando mayor libertad. Por eso convoqué para mi último disco a Raúl Carnota, que tiene una visión muy amplia de la música.

Molina: -En este último disco, por ejemplo, estábamos en el estudio con Giuliano y me salió "La nochera", en una toma. Me vino como una ola del pasado folklórico cuando uno toca la guitarra y canta lo que le viene al corazón. Y yo me identifico con las canciones que a mí me gusta cantar. Tengo que creer lo que hago, sino, no me sale nada. Mi desafío es ir por el camino de alguien que hace versiones de tangos clásicos, pero que logra "la versión", como me pasó con "Rubí". Es volver a ese tipo de estilo de cantores como Corsini, Gardel, Vargas, Rufino, Floreal Ruiz, que cantaban de una manera muy distinta a cómo se interpreta actualmente, como con rabia o a los gritos.

-Ustedes se acercan más a la intimidad de esos cantores...

Molina: -Yo creo que el principal motor de mi expresión es Gardel. No tengo duda. Desde los cinco años, lo escucho y creo que me sé unas 400 canciones de memoria porque las escuchaba todos los días en la radio. La primera huella fundamental es él.

Volonté : -Seguimos a Gardel con esa visión que tenía de la guitarra y la voz como una unidad ensamblada, donde para cantar no hacía falta gritar, subrayar las cosas o patear el piso.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas