Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Invento de científicos alemanes

Desarrollan un test rápido para detectar la artritis reumatoidea

Ciencia/Salud

Requiere sólo una gota de sangre del paciente y tarda minutos en dar el resultado

Sólo una gotita de sangre basta para saber si una persona tiene artritis reumatoidea, aun cuando todavía no haya experimentado los molestos y discapacitantes síntomas que se asocian con esta enfermedad autoinmune que ataca las articulaciones. Investigadores alemanes han desarrollado un test que permite en cuestión de minutos saber si una persona tiene los anticuerpos que se asocian con el daño articular característico de la enfermedad.

"En asociación con una compañía alemana, desarrollamos un método de tiras reactivas similar al que se usa para conocer los niveles de glucosa en sangre de las personas con diabetes", comentó a LA NACION el doctor Gerd Burmester, director del Departamento de Reumatología del Hospital Universitario Charité de Berlín.

"Colocamos una gota de sangre en la tira reactiva y, después de 10 a 20 minutos, podemos saber si el paciente tiene ciertos anticuerpos que son altamente específicos de la artritis reumatoidea", agregó el doctor Burmester, que presentó los resultados iniciales de su método diagnóstico en el 40° Congreso Argentino de Reumatología, realizado recientemente en la ciudad de Buenos Aires.

El objetivo del test, señaló el experto reumatólogo, "es contar con una herramienta que ayude a no demorar el diagnóstico de la artritis reumatoidea, y que permita comenzar el tratamiento lo más pronto posible".

¿Cuáles son los beneficios del tratamiento precoz de la artritis reumatoidea? "Hoy en día está claro que una artritis reumatoidea que es diagnosticada precozmente y recibe un tratamiento apropiado es capaz de evolucionar mucho mejor que antaño -respondió el doctor Emilio Martín Mola, jefe del Servicio del Reumatología del Hospital Universitario La Paz, de Madrid-. Además, hoy la mayoría de los pacientes responde bien a los tratamientos, por lo que no se van a ver discapacitados ni condicionados para nada por la enfermedad."

Tratamiento precoz

Se estima que la artritis reumatoidea afecta a aproximadamente el 1% de las personas, en especial a las mujeres. Sin tratamiento, causa hinchazón y dolor en las articulaciones (en especial en las de manos y pies), y progresivamente va destruyendo no sólo los tejidos blandos que las recubren, sino también los cartílagos, los ligamentos y los huesos.

"Hoy, los tratamientos pueden lograr que la enfermedad no evolucione, se puede evitar el daño articular -dijo el doctor Alfredo Arturi, presidente de la Sociedad Argentina de Reumatología-. Si uno evita que la inflamación persistente característica de la enfermedad dañe irreversiblemente las articulaciones, el paciente puede llevar una vida normal."

Pero para eso es fundamental el diagnóstico temprano, cuando aún hay articulaciones sanas por rescatar. "Independientemente de los fármacos, el cambio radical que se ha producido en los últimos años en la buena evolución de la artritis reumatoidea es el diagnóstico y el tratamiento cada vez más precoces de la enfermedad", señaló el doctor Martín Mola.

El test de Burmester podría convertirse en una herramienta crucial para lograr que los pacientes accedan temprano al tratamiento. Ese test ya ha sido probado con éxito en seres humanos y podría pronto ser aprobado por las autoridades regulatorias europeas.

"A diferencia de los medicamentos que demoran una eternidad su desarrollo, los métodos diagnósticos de este tipo se desarrollan más rápido porque obviamente no hay cuestiones de seguridad que evaluar -dijo Burmester-. Esperamos que esté disponible el año próximo."

Para pacientes jóvenes

  • Los resultados preliminares de un estudio sobre el uso de la droga abatacept en niños y adolescentes, que fueron presentados en el 40° Congreso Argentino de Reumatología, sugieren que esa droga es efectiva para el tratamiento de la artritis infanto-juvenil en pacientes que no responden a los tratamientos convencionales. Actualmente, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, según sus siglas en inglés), de los Estados Unidos, analiza la posibilidad de ampliar el uso de esta droga aprobada sólo para personas mayores a los niños y adolescentes.
Por Sebastián A. Ríos De la Redacción de LA NACION
TEMAS DE HOYElecciones 2015Elecciones en BrasilElecciones en UruguayReforma del Código Penal