Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Las elecciones del domingo: ante una situación sin precedente

Faltan autoridades en el 92% de las mesas porteñas

Política

Son los encargados de controlar la votación; muchos no se notificaron y otros se excusaron; la situación fue calificada de "gravísima" por la Justicia; citarían a empleados judiciales

La justicia electoral advirtió que corre peligro la integración de las mesas de votación en la ciudad de Buenos Aires, porque el 92% de los convocados para ser autoridades no se notificaron o se excusaron. Por lo tanto, solicitó que todos los empleados judiciales porteños se presentaran el domingo en las comisarías que dará a conocer oportunamente, para recibir los telegramas y trasladarse a los lugares de votación.

La medida, excepcional ante la "gravísima situación", fue dispuesta por la Junta Nacional Electoral, integrada por los jueces Marta Herrera, Oscar Ameal y María Servini de Cubría. Los magistrados pidieron a la Corte Suprema que solicitara a los presidentes de las cámaras de apelaciones que convocaran a los empleados judiciales con domicilio en la Capital para ejercer como autoridades de mesa.

La Junta Nacional Electoral envió, por medio del Correo Argentino, 17.751 telegramas de citación. La convocatoria contemplaba a tres personas por mesa de votación, es decir, una adicional a las dos previstas por la ley. De todos esos telegramas, 15.249 fueron devueltos por no haber podido ser notificado el ciudadano designado para ser autoridad de mesa, según surge del acta del órgano electoral. La Junta advirtió a la Corte Suprema sobre el riesgo que, debido a esta circunstancia, corren las elecciones en la Capital.

Anoche, el presidente del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, se comprometió a diligenciar con urgencia el pedido ante la cercanía de los comicios, dijeron altas fuentes judiciales. Antes de dar una respuesta, la Corte quiere escuchar la opinión de la Cámara Nacional Electoral, que anoche analizaba el tema. Los camaristas prevén hacer llegar a la Corte su opinión a primera hora de hoy, informó una fuente del tribunal.

En la provincia de Buenos Aires los jueces también están preocupados por los problemas para designar autoridades de mesa: de los 57.000 convocados, 15.000 -un 26 por ciento- se excusaron.

"Esto es muy raro: nunca pasó que no se notificaran tantas autoridades de mesa", se extrañó un funcionario que hace años que trabaja en la organización de las elecciones.

El panorama no es sencillo porque ahora depende de los empleados que concurran a las comisarías, lo que puede abrir un frente con el gremio judicial, que anoche estaba siendo avisado de la decisión. No obstante, en la Justicia confían en que ese día de trabajo será compensado con un día de asueto.

El secretario general del gremio judicial, Julio Piumato, en diálogo con LA NACION, dijo: "Si hubo un problema, creo que es necesario colaborar. Son aportes que hay que hacer, es un día muy importante".

En general, los telegramas regresaron porque la persona se había mudado, fallecido o estaba inhallable. Además, 1092 ciudadanos se presentaron en los tribunales para excusarse de cumplir con la función encomendada.

"Del total de autoridades convocadas, el 85,90 por ciento no fue debidamente notificado y el 6,15 por ciento se excusó de ejercer su cargo", dijeron los jueces.

La emergencia

Advirtieron que si todos los debidamente notificados -1410- se presentaran el domingo, solamente se podrían constituir en la ciudad de Buenos Aires 705 mesas con dos autoridades, del total de 5917 que están previstas.

"Unicamente se podría constituir el 11,91 por ciento del total de las mesas de votación que deberían funcionar en este distrito de la Capital Federal", dijo la Junta Nacional Electoral.

Por eso, los jueces evaluaron que debían recurrir a un "mecanismo excepcional para posibilitar el normal desarrollo del acto comicial" y pidieron ayuda a la Corte para que, a través de las cámaras, convocara a los empleados judiciales.

No obstante, los jueces reiteraron las citaciones a las autoridades de mesa inhallables, esta vez mediante telegramas diligenciados por la Policía Federal, con la esperanza de que sean más persuasivos.

"De mantenerse el criterio de continuar con las citaciones a los ciudadanos habilitados en general, no se habrían arbitrado los medios que esta Junta Electoral tiene a su disposición para revertir la gravísima situación que se plantea a la fecha, que culminará indefectiblemente con la falta de ciudadanos que den cumplimiento a la carga pública de desempeñarse con autoridades de mesa", alertaron los magistrados.

Para hacer eficaz la medida y corriendo contra el reloj, los jueces de la Junta Nacional Electoral convocaron para hoy a una reunión a los presidentes de las cámaras de apelaciones a fin de pedirles que sus empleados se presenten el domingo a las 7.30 con DNI en la seccional porteña de su zona. Piumato participará de ese encuentro.

Si bien siempre hay excusaciones y falta de autoridades de mesa el día de las elecciones, esta situación se subsana colocando como presidente de mesa al primer ciudadano que llegue a votar. Pero, según coincidieron funcionarios consultados, nunca las ausencias son casi del 91 por ciento, como en este caso, lo que generó suspicacias.

No obstante, la decisión de la Junta Electoral fue mirada con cierto recelo en otros ámbitos tribunalicios, donde algunos funcionarios advirtieron que esta medida desnaturaliza la idea de que cualquier ciudadano común puede fiscalizar los comicios, porque se recurriría a una categoría especial de elector, como es el empleado judicial. .

TEMAS DE HOYCopa SudamericanaEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico