Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Me gustaría un país como Alemania"

Cristina Kirchner habló ayer tras ser elegida presidenta; su prioridad será la política externa y el combate a la pobreza

Martes 30 de octubre de 2007
0

Cristina Kirchner confesó, en su primera entrevista tras ser elegida presidenta, que sueña con convertir a la Argentina en un modelo de país exportador como Alemania, que genere una economía más competitiva, y que en la etapa que viene, con ella en el poder, será "central" la relación del país con el mundo.

En una entrevista con Joaquín Morales Solá que se emitió anoche en el programa Desde el llano , por el canal Todo Noticias, la presidenta electa sostuvo que la inseguridad se combate con un modelo económico que dé empleo y anticipó que su primera medida será "el combate a la pobreza". Estos son los tramos más destacados de la entrevista:

-¿Cuáles van a ser las dos principales medidas de su gobierno?

La primera dama grabó la entrevista desde Olivos
La primera dama grabó la entrevista desde Olivos.

-Combate a la pobreza. Profundizar el combate a la desocupación, educación, salud y todas cuestiones que tienen que ver con mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y darnos también mayor competitividad con el país. Los países más competitivos tienen sistemas de salud, de educación, un régimen de producción social que puede dar cuenta de la calidad competitiva de esos países. Creo que es esto lo que le falta a la Argentina. Me parece que eso es central en la etapa que viene.

-¿A qué país le gustaría que la Argentina se pareciera?

-Es antipático eso porque nosotros podemos ser muy buenos si nos parecemos a nosotros mismos. Tenemos un país con altísimo nivel de recursos humanos. Me gustaría ser un país exportador como Alemania, con un altísimo grado de tecnología, que es lo que lo distingue, el valor agregado, la innovación tecnológica. Yo creo que nosotros debemos hacer grandes cosas, sobre todo en materia de agroalimentación, de software e informática. Lo estamos haciendo, además.

-¿Cuál es la política que usted tiene pensada contra la inflación?

-Lo primero sería que caracterizáramos exactamente el problema. Si nosotros creemos que estamos ante un tema hiperinflacionario estaríamos desacertados. Hubo una sobreactuación del tema propio de un período electoral. Nosotros en materia de inflación estamos entre el 7 y el 11 por ciento previsto para este año en el presupuesto. El Fondo Monetario Internacional está previendo para el año que viene 12,6. Evidentemente, si hay alguien de la oposición que dice que estamos en el 25 por ciento y nada más, me parece que el planteo no es serio. De cualquier manera, yo comenté que el Gobierno ha enviado una delegación técnica a Estados Unidos. Nadie pondrá en discusión la metodología de la primera economía del mundo.

-¿Hay intereses?

-Muchos. Siempre hay intereses (baja la voz). Políticos y económicos. No tenemos que tampoco sobreactuarlo y creer en visiones conspirativas tampoco.

-¿Tiene ya pensada una política de seguridad? ¿La Capital va a tener su policía?

-El Presidente, en una entrevista que mantuvo con el jefe de gobierno electo, Mauricio Macri, acordó que obviamente iban a tener la ley para que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires pudiera tener su policía. Los recursos no dependen del Presidente. El jefe de gobierno y los ciudadanos de Buenos Aires pueden tener su policía, cosa que antes no sucedía. Lo prometimos y cumplimos la palabra. Yo no concibo la seguridad como un plan diferente de lo que tenga que ver con el modelo económico vigente. Plantear un plan de seguridad con un modelo económico que tenga una tasa de desocupación de dos dígitos es imposible.

-¿Qué evaluación hace de la elección?

-El 45 por ciento es muy importante. Fue un reconocimiento, pero no a mí. Detesto a la gente que se enferma de importancia. Hay muchos dirigentes enfermos de importancia. Yo creo que fue el reconocimiento a la gestión del presidente Kirchner. No lo siento ajeno tampoco. He sido parte de ese proyecto, pero él ha sido la nave insignia.

-¿Se sintió decepcionada por el voto de los centros urbanos?

-Yo creo que un centro urbano por excelencia es Mendoza. Es una sociedad con clase media muy fuerte. Ganamos allí con muchísima amplitud. Hay clase media también en el Gran Tucumán, que ganamos ampliamente, y en todo el primer cordón que rodea a la Capital. Al contrario.

-¿Cómo va a ser su relación con la prensa?

-Si vuelve a ser medio de comunicación y no de oposición, va a ser perfecta.

-¿Cuáles deberían ser los países amigos?

-Todos. No quiero que tengamos enemigos. ¿Amigos íntimos? Tenemos que priorizar nuestro lugar en América latina, ampliar el Mercosur y el tema energía, que es el gran tema del futuro. La ecuación energética de América latina es fundamental.

-¿Qué papel va a cumplir el Presidente?

-Es un animal político que ama profundamente la política, su país, y tiene un gran compromiso con la Argentina. Siempre quiso ser el mejor. El mejor abogado, el mejor intendente, el mejor gobernador. Está en su naturaleza. Si le corre mañana una carrera le quiere ganar. Yo también. Es una actitud frente a la vida.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas