Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Hugo Díaz, rescatado de un injusto olvido

Espectáculos

A los cuatro vientos . Documental argentino (2007). Dirección: Alberto Larrán. Guión: Luis Cruz y Alberto Larrán. Fotografía: Gustavo Rejan. Montaje: Alejandro Larrán, Malu Herdt y Pablo Ratto. Hablada en español. Duración: 90 minutos. Calificación: apta para todo público.
Nuestra opinión: buena

El armoniquista Hugo Díaz se constituyó, a través de los años, en uno de los músicos más virtuosos de ese instrumento. El tiempo, sin embargo, se encargó despiadadamente de olvidar su talento musical y sus temas, que abarcaban del folklore al tango, en una notable conjunción de talento y emoción. Este documental se encarga de rescatar tanto la vida como la obra de este artista nacido en Santiago del Estero, en 1927 y fallecido en Buenos Aires, en 1977.

El director Alberto Larrán ubica a Hugo Díaz en los comienzos de su trayectoria artística, cuando, en 1940, junto a Domingo Cura, su entrañable amigo y luego cuñado, emprenden un viaje desde la ciudad natal del músico hacia la Capital Federal, a bordo de un desvencijado tren de carga, y recuerda las desventuras que ambos debieron vivir en la gran ciudad hasta que el éxito coronó su esfuerzo por surgir dentro de un medio que bien pronto supo valorar sus condiciones musicales.

En un salto de casi setenta años en el tiempo, el círculo de un legado inevitable se cierra en una reunión informal en la que un grupo de armoniquistas evocan a Hugo Díaz mientras realizan sus propias improvisaciones. Uno de los testimonios más importantes del documental es el de su hija Mavi Díaz, ex integrante de Viuda e Hijas de Roque Enroll, mítico grupo pop de la década del ochenta, quien evoca a su padre a través de cálidas palabras y de las canciones que él compuso y que lograron éxitos internacionales.

Entre las emotivas escenas del film sobresale, además, una grabación en la que Domingo Cura y Mavi interpretan "Zamba del ángel", uno de los más logrados temas de Díaz, acompañados por Luis Saltos en armónica y Norberto Pereyra en guitarra, quienes reproducen el famoso trío que constituyó en los años 50 el músico evocado, y Victoria Cura de Díaz, esposa de Hugo, madre de Mavi y hermana de Cura.

Pobladores de Santiago del Estero recuerdan con emoción a aquel Hugo Díaz que desde niño ya se sentía atraído por la música de su tierra, a lo que se suman testimonios de Héctor Larrea, de Nano Herrera y de parientes y amigos de ese santiagueño que triunfó no sólo en su tierra, sino que brindó su arte a los más heterogéneos públicos del mundo. El film carece casi por completo de imágenes de Hugo Díaz, y el compositor José Luis Castiñeira de Dios se encarga de explicar los motivos: "En la década del noventa parecía que lo único importante era lo contemporáneo, y las cintas con las actuaciones en televisión de Hugo Díaz se usaban y borraban en la creencia de que no tenían sentido histórico trascendente".

Así, A los cuatro vientos , título que alude a los cuatro caminos que Díaz tomó en su música: el folklore del Noroeste, el tango, el jazz y la música del Litoral, se convierte en un emocionado y necesario homenaje a ese hombre que arrancaba de su armónica los sonidos más espontáneos y talentosos con la humildad de los grandes. La excelente fotografía, una cámara siempre atenta a registrar personajes y paisajes en torno del evocado y un impecable montaje hacen de A los cuatro vientos un documento imprescindible para recordar a Hugo Díaz y retrotraerlo a la memoria del público. .

Adolfo C. Martínez
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsCristina KirchnerLa reforma del Código CivilConsumo