Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Guía de compras

11 cámaras digitales de última generación para las vacaciones

Tecnología

La tecnología permite hoy que haya equipos que no sólo detectan los rostros, sino también las sonrisas. Qué hay de nuevo en dispositivos compactos y de uso familiar, con sus principales características. Costos de accesorios y pilas

Un viaje se convierte, sí o sí, tarde o temprano, en un recuerdo. Que queremos conservar si es posible para siempre. Con la llegada de la fotografía digital, cualquier mortal si toma los recaudos apropiados para conservar un archivo, podrá hacerlo sin ningún problema ni gastos excesivos. Adiós a las fotos que viran al sepia o a negativos que se pegan por la humedad.

Las cámaras digitales de la actualidad han dejado de ser un chiche caro para ser un elemento que está en millones de hogares. Y aunque otros dispositivos electrónicos, como los celulares, tengan la capacidad de tomar instantáneas, éstas no alcanzan la resolución de las cámaras ni logran la misma calidad de tomas, por lo que podemos asegurar que los equipos destinados específicamente a tomar fotografías nos acompañarán por muchos años.

En poco tiempo, tal vez un par de años solamente, la resolución de las cámaras digitales pegó un salto cuantitativo considerable. La resolución, una medida que da la cantidad de pixeles por pulgada de las fotografías, llega hoy fácilmente a los 7 u 8 MP en equipos no profesionales, cuando no a los 10.

Recordemos lo que es un megapixel, abreviado MP; es decir, un millón de pixeles. Este valor de referencia tan de moda cuando hablamos de cámaras digitales indica la cantidad de unidades mínimas que componen una imagen.

Pero recordemos cómo se forma la imagen en las cámaras fotográficas. Antiguamente, en los equipos que utilizaban rollos, la luz atravesaba la lente e incidía en la película recubierta con una emulsión de sales de plata. Estas experimentaban una reacción en función de la cantidad de luz recibida y plasmaban la imagen en el negativo.

Por su parte, las cámaras digitales utilizan unos sensores electrónicos llamados CCD, siglas de charge-coupled device , que transforman la luz en un archivo digital, que luego se almacenará en un dispositivo de memoria. El CCD, inventado en 1969 por los laboratorios de AT&T Bell, posee un sensor fotoeléctrico que convierte el haz de luz que pasó por el objetivo en una señal digital.

Obviamente, no todo en una cámara son megapixeles. La calidad del objetivo es un factor importante para tener en cuenta cuando se está por decidir una compra. Por eso no está de más averiguar cuál es el fabricante de este componente.

¿Suficientes MP?

Las cámaras digitales cada vez alcanzan mayores resoluciones. Hoy es raro encontrar equipos con 3 o 4 MP, y en general los nuevos dispositivos poseen de 6 a 8 MP. Obviamente, cuánto más megapixeles, cada foto ocupa más espacio en las memorias extraíbles. Una pregunta para realizarse al decidir la compra es: ¿necesito tantos megapixeles para imprimir en papel fotográfico?

Hoy, esta variable ha dejado de ser un factor importante. Si queremos imprimir del tamaño de una pantalla de plasma la foto de nuestro bebe recién nacido, obviamente necesitaremos muchos MP, pero eso no es lo usual. Según lo recomendado por varios sitios que brindan el servicio de impresión de fotografías, para imprimir una imagen de 13 x 18 cm puede hacerse a partir de una resolución de 1,2 MP. Nada, para los valores actuales que tiene cualquier equipo.

Como ya hablamos de impresión, en un recorrido por casas especializadas encontramos que en un tamaño de 13 x 18 cm, el estándar del mercado, ronda el valor de 1 peso o 1,25 por copia.

Ponete las pilas

Si hay algo que consumen las cámaras digitales es energía. Son sumamente glotonas en pilas y tal vez pueden consumir tanto como dos unidades AA para una sesión con 30 o 40 imágenes.

Una manera de ahorrar pilas es tomar imágenes sin recurrir a las pantallas de cristal líquido, de 2 a 3 pulgadas, para eso. Las cámaras pueden sacar fotos mirando por el ocular, pero muchos equipos modernos no lo traen y entonces es oblilgatorio emplear la pantalla. Allí, las pilas recargables con de gran ayuda.

Un cargador con dos pilas de marca Energizer en los comercios ronda los 85 pesos. Por su parte, Sony acaba de lanzar al mercado el kit Cycle Energy con cuatro pilas AA y cargador, por 119 pesos. No olvidar que algunos cargadores no deben usarse con pilas de a una. Conviene consultar el manual al respecto.

Buena memoria

Un elemento imprescindible de cualquier cámara son las tarjetas de memoria. Hay varios formatos, como SD, mini SD, micro SD, Memory Stick, xD y CompactFlash.

Una memoria xD de 1 GB ronda los 150 pesos, valor igual que para una Memory Stick de Sony de 512 MB. Una tarjeta SD de 4 GB tiene un precio aproximado de 300 pesos. Por supuesto, éstos son sólo valores de venta orientativos y pueden variar según el negocio y la marca de la memoria.

No hay que olvidar que no todas las capacidades de memorias son compatibles con cualquier cámara, y puede haber casos en los que aunque sean del mismo formato, reconozca sólo la capacidad máxima que acepta el equipo.

Para finalizar, veamos algunos de los últimos modelos que pueden obtenerse en la Argentina de 11 conocidas marcas del mercado. Encontramos aquí cámaras digitales a partir de los 550 pesos aproximadamente. Desde este valor, hay para todos los presupuestos. .

Manuel H. Castrillón
TEMAS DE HOYElecciones en AFAReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015Damián Stefanini