Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Aumenta la tensión por las papeleras

Uruguay cierra frontera y se agrava el conflicto

Política

La medida afecta al puente que une Gualeguaychú con Fray Bentos y fue tomada ante los anuncios de las movilizaciones de los ambientalistas; la Fuerza Aérea oriental cerró el espacio aéreo

En una decisión sin precedentes, el gobierno uruguayo ordenó cerrar la frontera que une las ciudades de Gualeguaychú y Fray Bentos a través del puente General San Martín, ante el temor de las protestas organizadas por los asambleístas argentinos en razón al comienzo del funcionamiento de la pastera Botnia.

Minutos después de las 16 una camioneta con diez efectivos de la Prefectura de Uruguay que portaban palos se desplegaron sobre el puente General San Martín e informaron a periodistas y asambleístas que "la frontera está cerrada".

Constituyéndose como la primera vez en que uno de los países cierra oficialmente una frontera al otro, el malestar no hace más que profundizar el conflicto que existe entre la Argentina y Uruguay por la construcción de la pastera Botnia, al margen del Río Uruguay.

A su vez, el ministerio de Defensa de Uruguay, a través de la Fuerza Aérea, ordenó el cierre del espacio aéreo sobre la papelera de Botnia en un radio de cinco kilómetros a la redonda. Dispuso que esa zona es "objetivo militar", por lo que queda restringido el uso del espacio aéreo a toda nave civil o comercial.

Un día lleno de tensión. El hecho se enmarca en un día de extrema tensión entre ambos países ya que por la mañana la papelera prendió sus calderas y comenzó procesar pasta de celulosa, un gesto que fue calificado por Néstor Kirchner, según voceros de su comitiva, como "una falta de respeto para mí y para todos los argentinos".

Más tarde, el gobierno argentino le entregó al embajador en Buenos Aires, Francisco Bustillo, una carta de protesta formal por la imprevista decisión de autorizar la puesta en marcha de la planta de Botnia.

En la carta entregada por el vicecanciller Roberto García Moritán al diplomático uruguayo se destaca que "la Argentina expresa su más formal y enérgica protesta ante esta decisión unilateral" y que la "lesiona gravemente los derechos de la Argentina en virtud del Estatuto del Río Uruguay de 1975".

Organización de la protesta. Indignados con el aval a la pastera, los vecinos volverán a manifestarse mañana a partir de las 14 en el puente General San Martín, el paso fronterizo a la ciudad uruguaya de Fray Bentos, donde mantienen un corte ininterrumpido desde hace casi un año.

El intendente de Gualeguaychú, el kirchnerista Daniel Irigoyen, que estará al frente de la protesta, convocó a la población "a responder a este despropósito del Gobierno Uruguayo, a la soberbia de Botnia y el cinismo de Finlandia, con una masiva presencia en la movilización" que se realizará mañana en el puente internacional General San Martín, que une esta ciudad con Fray Bentos.

Irigoyen, agregó que la autorización uruguaya a Botnia "es más que desafortunada, lastima al pueblo de Gualeguaychú y desaira al gobierno nacional como a la mediación".

El plan de los asambleístas es que a la protesta por tierra se sumen lanchas que naveguen el río Uruguay y hasta aviones que sigan la marcha desde la altura.

Ayer, los vecinos que viajaron a Chile para hacer llegar su reclamo a manos de los 22 presidentes reunidos en Santiago, se encontraron a solas con el presidente Néstor Kirchner.

A principios de semana, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, había advertido a los asambleístas que Prefectura nacional tiene "instrucciones precisas" para evitar cualquier intento de acercamiento al frente de Botnia en Fray Bentos.

Los ánimos están ahora bien lejos de la tranquilidad. Lo que pueda ocurrir mañana es una incógnita. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYTorneo Primera DivisiónCristina KirchnerFrancisco y la ArgentinaElecciones 2015