Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por la piratería de música la industria pierde $ 600 millones

En la Argentina se venden unos 26 millones de discos ilegalmente; la feria de La Salada, el paradigma de la ilegalidad: se venden discos a $1; son cifras de Capif

Viernes 09 de noviembre de 2007 • 20:07
0

La industria de la música pierde anualmente 600 millones de pesos por la piratería en la Argentina, en donde se venden 26 millones de discos ilegalmente. La cifra representa para el Estado una pérdida de 20 millones de pesos por la falta de recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Así lo advirtió el abogado Javier De Lupí, representante de la Industria Argentina de la Música (Capif), que destacó la labor realizada por la Aduana que, mediante amplios operativos, incauta permanentemente millonarios cargamentos de música ilegal que pretenden circular por la Argentina.

Lupí se refirió de este modo en el panel "La piratería de obras musicales y cinematográficas", que se desarrolló en la segunda jornada de la Conferencia Internacional sobre la "Lucha contra la Falsificación y la Piratería", en donde todos los expositores coincidieron en la necesidad de tratar a la piratería como un delito penal y no civil.

En la Argentina se vendieron 17 millones de discos en 2006 y, en un ámbito de creciente piratería internacional, De Lupí sostuvo que "con que se mantenga este número este año ya será un gran aliciente para la industria".

Internet, incontrolable. El representante de Capif diferenció lo que es el mundo físico de la música (discos) de lo que es el tráfico por Internet que resulta incuantificable.

Dentro del mundo físico, remarcó que "la piratería representa el 60 por ciento", es decir que "sólo el 40 por ciento corresponde al mercado legal".

En tanto que, si se intenta cuantificar la circulación por Internet, donde la piratería alcanza el 90 por ciento, el tráfico no autorizado por en el país llega al 80 por ciento.

Así es que "las pérdidas por piratería alcanzan los 600 millones de pesos por mercado físico comercializado ilegalmente, a lo que se le debe sumar el 21 por ciento del IVA, ascendiendo a 620 millones de pesos", alertó Lupí, tras precisar que "26 millones de discos se venden ilegalmente en nuestro mercado".

Como ejemplo, señaló que en la feria bonaerense de La Salada "un disco se vende entre 1 y 1,25 pesos, pero incluso se consiguen ofertas de 10 discos por 8 pesos".

Operativos. En este contexto, el abogado de Capif destacó las tareas que se están realizando desde la Aduana Argentina que mientras que en agosto de 2006 incautó 1 millón de discos ilegales, este año llegó a detectar cargamentos con 4 millones de unidades.

Además, indicó que la "efectividad de la Aduana" se verifica en distintos operativos realizado por este organismo y como ejemplo destacó el "medio millón de discos detectados a través de 8.000 operativos que realizó en la triple frontera" y otros "500 mil discos que se encontraron en Puerto Iguazú y 400 mil en Río Uruguay".

Si bien De Lupí destacó que "material pirata de la Argentina no está saliendo, pero sí está entrando material virgen por nuestras fronteras", cuestionó que aún hay zonas donde quedan temas pendientes por resolver como "la galería Norte de Córdoba y el parque Alberdi de Santa Fe, porque hay ciertos reparos de organismos provinciales".

"Debemos trabajar con acciones elocuentes, como la destrucción del material por una cuestión de claridad, dejando el mensaje de que ese material no vuelve al mercado", aseveró el representante de Capif, tras concluir que "los organismos estatales deben tratar de que la piratería no sea un negocio redituable con baja penalidad", porque "la música es una expresión creativa que genera bienes intelectuales".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas