Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Condena de 32 años para un violador serial

La Justicia de San Isidro lo halló culpable de abuso sexual agravado, privación ilegítima de la libertad y robo calificado

Jueves 22 de noviembre de 2007 • 13:56
0

Un denominado "violador serial del tatuaje chino" fue condenado hoy durante un juicio oral a 32 años de cárcel por haber sometido sexualmente a ocho jóvenes entre enero y noviembre del 2004 en la zona norte del conurbano.

Se trata de Rodrigo Marcelo Somoza Ebbeke, de 30 años, quien fue condenado por unanimidad por el Tribunal Oral en lo Criminal 6 de San Isidro por los delitos de "abuso sexual agravado, privación ilegítima de la libertad y robo calificado".

El fiscal del juicio, Carlos Palacios, había solicitado en su alegato una pena de 45 años de prisión, debido a que seis de los siete hechos que se le imputan a Somoza Ebbeke se concretaron cuando ya estaba sancionada la ley impulsada por Juan Carlos Blumberg, que permite la sumatoria de penas de delitos en concurso real hasta 50 años de prisión.

Foto: Telam

Su defensora había pedido que a la hora de dictar su veredicto, el tribunal tuviera en cuenta que Somoza Ebbeke era un hijo de desaparecidos de la última dictadura militar con graves problemas de conducta.

Valentía. El abogado Jorge Hernández, quien representa a la única víctima que se presentó como particular damnificada -una estudiante de arquitectura que lo reconoció en un bar- y que había adherido al pedido del fiscal Palacios, dijo que estaba conforme con la pena impuesta por la Justicia.

"Las chicas fueron muy valientes al enfrentar el proceso y el Tribunal muy delicado al tratar el tema. Esto enseña que hay que denunciar este tipo de delitos", concluyó Hernández a los medios presentes frente al Tribunal de San Isidro.

El TOC 6 de San Isidro es el mismo que condenó al viudo Carlos Carrascosa por el encubrimiento del asesinato de su esposa María Marta García Belsunce, aunque en esta oportunidad está presidido por el juez Hernán San Martín e integrado por Luis Rizzi y Mario Kohan -el ex fiscal que metió preso a Horacio Conzi- en reemplazo de María Angélica Etcheverry, actualmente de licencia.

Todos los ataques se cometieron entre enero y noviembre de 2004 en Martínez y Olivos, hasta que el 1 de abril de 2005 Somoza Ebbeke fue detenido cuando fue reconocido por una de sus víctimas por el tatuaje chino que le vio en su mano cuando el agresor le sirvió un café en el bar "Gluck" de Martínez, donde trabajaba como mozo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas