Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Duro embate de Uribe contra las FARC

Las acusó de aprovecharse de la comunidad internacional y dijo que buscará liberar a los rehenes "por todos los medios"

Sábado 24 de noviembre de 2007
0

BOGOTA.- Fortalecido por una encuesta difundida ayer, que registró un aumento de tres puntos en su popularidad, el presidente colombiano, Alvaro Uribe, acusó a las FARC de aprovecharse de la comunidad internacional y de no querer liberar a los rehenes en su poder, a los que buscará rescatar por "todos los medios", incluido el militar.

Las duras declaraciones de Uribe se produjeron un día después de que el mandatario colombiano decidiera sorpresivamente revocarle a su par venezolano, Hugo Chávez, su carácter de mediador entre el gobierno colombiano y la guerrilla.

No obstante, y tras afirmar que respeta la decisión de Uribe, Chávez le pidió ayer al líder de las FARC Manuel Marulanda Vélez (Tirofijo) que le entregue igualmente pruebas de vida de los secuestrados, en un intento por continuar con su rol de interlocutor.

Uribe, ayer: "Estos bandidos han abusado de los buenos oficios internacionales"
Uribe, ayer: "Estos bandidos han abusado de los buenos oficios internacionales". Foto: AP

Uribe tomó la decisión de dar por finalizada la mediación de Chávez, considerada un baldazo de agua fría por los familiares de los 45 secuestrados que las FARC prevén canjear por unos 500 rebeldes presos, después de que el mandatario venezolano hablara telefónicamente con un general colombiano sin autorización de Uribe.

Según el diario El Tiempo , Chávez buscaba apoyo entre los militares colombianos para el despeje de un área de Colombia, una condición de la guerrilla para concretar el canje humanitario que Uribe rechaza.

"Estos bandidos [por las FARC] han abusado de los buenos oficios internacionales y el dolor del pueblo colombiano por los secuestrados", dijo Uribe, en una referencia a la tarea de mediación que hasta anteayer cumplió Chávez.

"Cuidado comunidad: estos terroristas colombianos han sabido convertir en idiotas útiles a todos aquellos que les han dado la mano. Parecen la fiera carnívora, que cuando se le da una coliflor o una verdura la recibe. Pero en la cuarta ocasión, ya le aparece su rabia y le devora la mano a quien generosamente se la extiende para entregarle una verdura", manifestó, en una intervención en el Congreso.

"Las FARC quieren protagonismo político, pero no liberar a los secuestrados", acusó el mandatario. "Quieren posar como señores de la política, en las capitales internacionales, mientras acá siguen matando", criticó.

Uribe reiteró que, a pesar de que Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba ya no son facilitadores de un acuerdo con las FARC, su gobierno sigue empeñado en concretar un canje humanitario. Sin embargo, los guerrilleros, que sí habían aceptado negociar con Chávez, se han negado continuamente a negociar con Uribe.

"Si los terroristas liberan a los secuestrados, en una decisión unilateral, al presidente Chávez, de la hermana República Bolivariana de Venezuela; o al presidente [Nicolas] Sarkozy, de Francia; o a la Cruz Roja Internacional, o simplemente los liberan, el gobierno de Colombia desde ya dice: bienvenida esa liberación", expresó ayer Uribe.

No obstante, dijo que "intentará por todos los medios" la liberación de los secuestrados, en una alusión a que la vía militar sigue siendo una alternativa viable para su gobierno, pese a que es resistida por los familiares de los rehenes que temen que sus seres queridos mueran por el fuego cruzado en una operación de rescate.

Por otro lado, Estados Unidos exigió a la guerrilla que presente pruebas de vida de sus rehenes, entre ellos tres norteamericanos, al tiempo que reiteró su apoyo a los esfuerzos de Uribe, un aliado de Washington en la región, para lograr su liberación.

"Seguimos llamando a las FARC a presentar pruebas de vida de todos los rehenes", declaró ayer un vocero del Departamento de Estado norteamericano, que pidió el anonimato. También se mostró conforme con que Uribe haya retirado a Chávez, un enemigo declarado de Washington, de las negociaciones, a diferencia del presidente francés Nicolas Sarkozy, que había pedido a Uribe reconsiderar la medida, interesado en lograr la liberación de Ingrid Betancourt, ciudadana francesa.

"Respetamos su derecho a tomar ese tipo de decisión", explicó el funcionario norteamericano. Washington también respalda la política de "seguridad democrática de Uribe" que supuso que las fuerzas armadas colombianas pasaran a la ofensiva con la guerrilla.

Previamente, el alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, había dicho que el gobierno no dialogará con las FARC sobre la exigencia de ese grupo de que sea desmilitarizada una zona del suroeste del país para un acuerdo humanitario. "Es un tema superado", dijo Restrepo.

Más popular

Uribe ha reiterado que jamás ordenará un despeje militar porque teme que la guerrilla lo aproveche para rearmarse. El ha sido uno de los más fuertes críticos de la desmilitarización que autorizó su antecesor, Andrés Pastrana (1998-2002), en el marco de un proceso de paz que terminó en el fracaso.

Una encuesta de Gallup Colombia difundida ayer afirmó que la popularidad de Uribe, partidario de la "mano dura" creció tres puntos y pasó de 71% en septiembre a 74% en octubre, gracias al buen desempeño económico del país y a los golpes infligidos a la guerrilla, que, en los últimos tres meses perdió a tres importantes comandantes en ataques militares.

Por su parte, Chávez dijo ayer seguir esperando que las FARC le hagan llegar las pruebas de vida de los rehenes. "¡Mándamelas Marulanda!", exclamó Chávez y le pidió también al líder de las FARC que liberara en forma unilateral a un grupo de rehenes. "Si tu decides liberar a ese grupo a pesar de lo que ha pasado, yo lo recibo aquí", dijo.

"Respeto la decisión de Uribe y lo lamento mucho por Colombia", agregó Chávez, que espera hablar con su par colombiano para "aclarar las razones y las causas" de esa medida "unilateral".

Agencias DPA, EFE, Reuters y AFP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas