Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Polémica amnistía para los excesos de la campaña porteña

No serán sancionados quienes violaron la ley que limita la publicidad y los gastos

Lunes 03 de diciembre de 2007
0

Todos los excesos de la campaña electoral porteña serán perdonados. O, mejor dicho, ya fueron amnistiados. Los diputados porteños así lo decidieron el último jueves, al sancionar una ley redactada por el gobierno de Jorge Telerman y votada por casi todo el cuerpo legislativo. La norma perdona a los ciudadanos que no fueron a votar, a las autoridades de mesa que no cumplieron con su deber y a los candidatos que burlaron la ley electoral.

Los principales involucrados en las denuncias por haber violado la ley 268 de la ciudad (es la que regula los plazos y gastos de campaña y la que marca las sanciones correspondientes) son Mauricio Macri (Pro), Daniel Filmus (FPV) y Jorge Telerman, rivales en junio pasado durante la pelea por la Jefatura de Gobierno. Salvo un par de excepciones, todos los diputados que comparten con ellos el espacio político votaron la amnistía.

Concretamente, la ley electoral de la ciudad fija un plazo de 60 días para la campaña, prohíbe publicar propaganda institucional que tienda a inducir el voto y exige que los afiches en la vía pública identifiquen la imprenta que los realizó. Es una manera de controlar el gasto, también restringido.

Las sanciones que impone la norma van desde multas hasta la prohibición de ocupar cargos públicos. También impide que los partidos políticos que incumplieron la regulación electoral cobren los fondos públicos que pudieran corresponderles.

Según la fundación Poder Ciudadano, los tres candidatos que lideraron la elección a jefe de gobierno violaron la ley electoral al no publicar con precisión los gastos de campaña. "Existió una política deliberada de ocultamiento o encubrimiento de gastos declarados por partidos y alianzas", señala la organización en su página Web. Indica que se escondió, por ejemplo, el costo de las encuestas y que no aparece claro el gasto de la publicidad en TV.

De acuerdo con los cálculos de la ONG, entre Macri, Filmus y Telerman habrían gastado alrededor de 30 millones de pesos. Los tres negaron haberse excedido en los gastos.

La ley electoral permite invertir $ 0,40 por elector (hubo unos 2,5 millones habilitados) por cada lista. O sea: Macri tuvo un tope de 2 millones de pesos (un millón por su candidatura a jefe de gobierno y otro millón por su lista de legisladores). Telerman y Filmus, de 3 millones, pues presentaron dos listas legislativas.

A Macri se lo cuestiona por haber ocultado -supuestamente- el costo de los analistas políticos y las encuestas. A Filmus, porque no incluyó el "pie de imprenta" (el nombre de la imprenta que realizó sus afiches). A Telerman, porque utilizó publicidad institucional para inducir el voto. A los tres, además, porque gastaron más de lo permitido y no informaron correctamente el costo de la publicidad en TV.

Sin debate

Pero todo esto fue amnistiado el jueves pasado. El proyecto, enviado por Telerman, fue votado sobre tablas -no se discutió en las comisiones- y sin permitir discursos.

"Yo pedí la palabra y Santiago de Estrada [macrista y vicepresidente primero de la Legislatura] me la negó. Eso prueba el alcance de los acuerdos hechos en la transición. Lo que pasó fue escandaloso", comentó Martín Hourest, de Buenos Aires para Todos.

Hourest se opuso a la ley de amnistía, como Héctor Bidonde, Sergio Molina (Bloque del Sur; de izquierda), Liliana Parada (ex Coalición Cívica; se fue con el grupo de "rebeldes del ARI"), María Eugenia Estenssoro (CC) y Helio Rebot (telermanista). Este último, que integró una de las listas de Telerman, también estaba acusado por haber violado la ley electoral. Fue insultado por algunos de sus colegas cuando votó en contra.

"Se quiso hacer el correcto cuando sabía que él se vería beneficiado", lo cuestionó uno de sus colegas, que pidió reserva del nombre.

"Lo que ocurrió es una vergüenza. El acuerdo corporativo entre las fuerzas más importantes está más vivo que nunca. Esto es un atentado contra la transparencia", acusó Laura Alonso, de Poder Ciudadano.

LA NACION intentó comunicarse con los beneficiados por la ley, pero nadie quiso hablar.

Los pecados de la campaña fueron indultados. Una controvertida amnistía permitió lo que la ley electoral prohíbe en la Capital.

Por José Ignacio Lladós De la Redacción de LA NACION

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas