Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Entretelones de la asunción

LANACION.com recopiló las frases y situaciones más destacadas del traspaso de mando presidencial

Lunes 10 de diciembre de 2007 • 16:30
0

El acto de toma de los atributos presidenciales y el discurso de asunción de Cristina Fernández de Kirchner dejó momentos únicos, insólitas situaciones y frases picantes. Aquí algunos recopilados por LANACION.com.

- La presidenta Cristina Fernández arribó puntualmente a las 15 a la explanada del Congreso Nacional, proveniente de la residencia de Olivos y allí se develó uno de los misterios: la indumentaria que luciría la nueva presidenta.

De blanco. - De impecable blanco, con un vestido de línea A hasta la rodilla debajo de un chemisier de guipure , pocas alhajas y aros al tono, Cristina Fernández caminó por la alfombra roja e ingresó al recinto de la Cámara de Diputados. Luego de la presentación oficial, un atronador aplauso de un minuto y siete segundos resonó en la sala en la cual llovían papeles blancos, a tono de su vestimenta.

Foto: EFE

- "¡Viva la Patria!", fue la frase utilizada para iniciar su discurso ante la Asamblea Legislativa.

Lejos del protocolo. - Antes de recibir la banda y el bastón presidencial, el nuevo presidente y el que abandona el sillón de Rivadavia deben estampar su firma en los libros oficiales. Pero Néstor Kirchner -no adepto a los protocolos- pareció querer cambiar el procedimiento, pero Cristina, rápido, le advirtió: “No, no, tenemos que firmar.” Ella rubricó el libro y a continuación él tomó la lapicera y bromeó: "Nunca pude aprender el protocolo". Tras ello, las carcajadas se hicieron sentir en el recinto.

Gracias, pero... Fernández de Kirchner agradeció "la presencia" del mandatario de Uruguay, Tabaré Vázquez, pero enseguida lanzó una de las frases más contundentes, al indicarle que la Argentina "no es imputable" por el conflicto por las pasteras. El país vecino "ha violado el Tratado del río Uruguay", dijo.

Tarde, pero seguro. - El presidente venezolano, Hugo Chávez, llegó tarde a la ceremonia, justo cuando el vicepresidente, Julio Cobos, estaba jurando. Por otro lado, el mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, entró acompañado por una exagerada maraña de guardaespaldas, probablemente por el temor a los escraches.

La Presidenta. Marcó las diferencias entre la educación pública donde se formó y su situación actual, al advertir que cuando se educó "había clases todos los días, los maestros sabían más que los alumnos" y "había que estudiar todos los días para poder aprobar".

"¿Se va?". - "Como el que se va...", dijo Fernández de Kirchner en referencia a su marido y lo miró luego por encima de su hombro. Esperó unos segundos, y ante la sutil risa de los diputados, volvió a preguntarle: "¿Se va?".

Cierre. Sobre el final del discurso, nombró a Eva Perón y se emocionó. Con la voz entrecortada, se identificó con el modelo de Evita, y con "las mujeres con pañuelo blanco que se atrevieron a lo que nunca nadie: las Madres y Abuelas de la Patria", afirmó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas