Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Un triste final para el último sorteo del Prode

Información general

La suspensión de la jugada de ayer ensombreció aún más la despedida

El Loto y el Quini 6 ganaron por goleada. Para el Prode se terminó el partido y el árbitro le sacó tarjeta roja. El último lunes fue un día histórico porque el legendario concurso llegó a su fin. Hasta quién sabe cuándo los fanáticos del fútbol y de la timba no volverán a llenar los 13 gloriosos casilleros.

Pero el final no pudo ser más triste. La última jugada del Prode, que debió realizarse ayer, fue anulada por la Lotería Nacional ante la suspensión por orden judicial de la 18a. fecha del torneo Clausura.

Desde hace un largo tiempo los apostadores optaron por invertir sus dinerillos en propuestas con pozos más abultados y tentadores. La recaudación del Prode dejó de significar la salvación para aquel o aquellos afortunados que acertaban los resultados de los partidos.

A partir de un acuerdo conjunto entre la Secretaría de Deportes, la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) y Lotería Nacional se determinó suspender la comercialización del Prode.

En cuanto a los motivos del final del Prode, Norberto Brena, gerente de Mercado de Lotería Nacional, dijo que "el juego ya no era rentable" y argumentó además que"han variado las costumbres de la gente".

Pero Brena aseguró que no todo está perdido: "Se están estudiando nuevos proyectos para reemplazar el viejo Prode por otro juego de pronósticos deportivos más tentador".

"La polla del fútbol", como solían llamarlo, unió a fanáticos empedernidos del deporte más popular y a timberos que soñaban con dejar de trabajar.

El fanatismo llegó a ser tal que durante algunos fines de semana que no había fecha de campeonato local la apuesta consistía en adivinar los resultados del fútbol español, paraguayo, uruguayo. O del que fuera...

Fueron 1251 las jugadas desde aquel histórico 5 de noviembre de 1971, cuando un decreto del entonces presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse convalidó una idea perfeccionada por su Ministro de Bienestar Social, Francisco "Paco" Manrique.

Esconderse de la fama

Con la misma pasión que soñaban ganar, quienes tenían la dicha de acertar los 13 resultados, se volvían automáticamente inhallables: ganar el Prode convertía al ganador en millonario.

Quizá por eso, quien se sabía afortunado desaparecía para periodistas, ocasionales "mangueros" y hasta para sus propios familiares. El extremo de esta actitud fue el primer hombre que ganó solo el Prode: Mercedes Ramón Negrete.

Muchos recordarán la historia de este obrero textil paraguayo. Y tienen por qué.

La odisea de Negrete empezó con una confusión mayúscula: como el ganador no aparecía por ninguna parte para ratificar o desmentir las versiones se creyó en un primer momento que era una mujer.

El premio, de 400.000 dólares, le trajo muchas alegrías a Negrete y más de un dolor de cabeza. Fabiana López, una lavandera que trabajaba para él, dijo ser su concubina y, como tenía llaves de su casa, los periodistas la encontraron allí cuando fueron a buscar al ganador.

La aventura, que empezó en la televisión, terminó en los Tribunales. Después de que Negrete probó su soltería, se casó con la paraguaya Nilda Zarza y tuvo con ella cinco hijos.

Recuerdos de millonario

Mercedes Ramón, de 52 años, dialogó con La Nación , desde su estancia en Pilar, Paraguay.

"¿En serio se acaba el Prode?, ¡No lo puedo creer!", comentó con su inconfundible acento paraguayo. "Tengo tres librerías y también algunos terrenos que alquilo," explicó.

"No tengo tanta plata como antes pero me alcanza para vivir bien y mantener a mis cinco hijos", agregó orgulloso.

El ganador del premio millonario continúa casado con Nilda Zarza y de Fabiana López prefiere ni hablar. Confiesa que volvió a jugar al Prode, pero nunca con la misma suerte.

Carlos Cafone y algunos de sus amigos encontraron en el Prode una verdadera salvación: cuando ganó no tenía ni vivienda propia.

Con la pequeña fortuna que ganó, Cafone descubrió una curiosa vocación y se hizo almacenero. El ganador aún rehuye de la prensa, pues asegura: "El periodismo me dio muchos dolores de cabeza."

Y el tiempo pasó. Los nombres de los últimos ganadores del Prode nadie los conoce y aunque así fuera pocos se atreverían a ir a pedirle un préstamo.

Pero no todo está perdido. Será cuestión de esperar. Si es como dicen el Prode volverá y traerá millones. .

Sofía Corral
TEMAS DE HOYFrancisco y la ArgentinaDólar hoyIndependencia de EscociaAmado BoudouAFA