Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Condenan al ex comandante Nicolaides a 25 años de prisión

Similar pena recibieron otros militares; primer sentencia tras reiniciarse los juicios

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 19 de diciembre de 2007
0

Los aplausos de familiares y amigos de las víctimas retumbaron en la colmada sala de audiencias del Palacio de Tribunales. En el mismo lugar donde en 1985 se hizo el histórico juicio a las Juntas, la Justicia dictó ayer la primera condena contra militares tras la anulación de las leyes de punto final y de obediencia debida, en 2003.

El juez federal Ariel Lijo castigó con penas de entre 20 y 25 años de prisión al ex jefe del Ejército Cristino Nicolaides, a seis coroneles del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército y al ex policía bonaerense Julio Simón. Los responsabilizó del secuestro y la tortura de seis militantes montoneros que reingresaron en el país en 1980 como parte de la denominada contraofensiva.

"¡Asesinos, se van a morir en la cárcel! ¡Genocidas!", gritaron dos jóvenes desde la primera fila, mientras cinco de los acusados abandonaban la sala en fila, rodeados de policías. Acababan de escuchar de boca del juez, en una audiencia tensa pero tranquila, que no saldrían en libertad hasta, por lo menos, 2022. Todos están detenidos desde julio de 2002, en su mayoría bajo prisión domiciliaria.

Nicolaides, que no presenció la audiencia por problemas de salud y que está preso en su casa en Córdoba, recibió una condena de 25 años, al igual que Luis Arias Duval y Santiago Hoya, ausente por el mismo motivo que el ex jefe del Ejército.

Simón, que en agosto del año pasado se convirtió en el primer represor condenado por crímenes de lesa humanidad tras la anulación de las leyes del perdón, fue condenado a 23 años, lo mismo que Waldo Roldán y Juan Carlos Gualco (también enfermo). Carlos Fontana recibió una pena de 21 años, y Pascual Guerrieri, de 20. El fiscal Jorge Alvarez Berlanda había pedido 25 años para todos, pero se mostró conforme con el fallo.

Lijo consideró que todos los acusados integraron una asociación ilícita "cuya acción contribuyó a poner en peligro la vigencia de la Constitución nacional". Los responsabilizó también de seis casos de privación ilegal de la libertad y de la reducción a la servidumbre de Silvia Tolchinsky.

Unica sobreviviente

La mujer es la única que salió con vida. Permanece desaparecido el resto de las víctimas: Angel Carbajal, Julio César Genoud, Lía Guangiroli, Verónica Cabilla y Ricardo Marcos Zucker, hijo del fallecido actor Marcos Zucker. "Estoy satisfecha y más lo voy a estar si las condenas se cumplen en una cárcel común", dijo Cristina Zucker, hermana de la víctima. Lo mismo reclamó el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, sentado en primera fila.

Las víctimas formaron parte de la segunda contraofensiva montonera, como se denominó al reingreso en el país, entre febrero y marzo de 1980, de militantes de esa organización que habían salido de la Argentina. El destino de otras nueve víctimas es investigado en otras causas.

Antes de la lectura de la sentencia, Guerrieri reclamó al juez que hiciera justicia e intentó justificar la represión ilegal. "Rechazo el término represor. Fuimos soldados pagados por este pueblo que está aquí atrás", dijo. Despertó algunos murmullos que no le impidieron seguir hablando. "Salimos a restablecer el orden. Tuvimos que combatir porque esto fue una guerra", agregó.

Simón no habló. Pero se movió inquieto en su silla durante la lectura del fallo. Varias veces dijo que no con la cabeza y, cuando el juez describía algunas de las torturas aplicadas en Campo de Mayo, dejó escapar una sonrisa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas