Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Eliminan la devolución del IVA a las tarjetas de crédito

Economía

En cambio, se prorrogará por un año para las de débito

El Gobierno decidió eliminar la devolución del IVA en las compras con tarjetas de crédito y prorrogarla por un año en las de débito, según un decreto presidencial que se publicará hoy en el Boletín Oficial. El régimen vencía el lunes y se recortó parcialmente "por razones fiscales" y porque se consideró que los sectores beneficiados por la devolución del impuesto "no son los de menores recursos de la sociedad", según indicaron fuentes oficiales.

El régimen había arrancado en 2001 con las tarjetas de débito y se extendió en 2003 a las de crédito. Los montos de devolución eran de 5 y 3%, respectivamente.

En el caso de las tarjetas de crédito, el costo fiscal este año rondó entre $ 600/800 millones. En el de las tarjetas de débito, se acercó a los 500 millones.

A mediados de este año el Gobierno ya había restringido este beneficio para las compras de combustibles. De esta manera, se decidió mantener parcialmente una herramienta que permite fomentar el consumo y además ayuda al blanqueo de la actividad comercial. "Se eligió mantener el beneficio a las tarjetas de débito porque compite directamente con el pago en efectivo, lo cual limita la evasión", indicaron en Economía.

De acuerdo con los últimos datos disponibles en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), el consumo bancarizado a través de estos plásticos tuvo un alza del 45% en el último año. A su vez, del total de operaciones, el 60% ha sido registrado en el interior del país. Para el fisco, ésta ha sido una herramienta de gran utilidad para combatir la evasión y además siempre se dijo que servía para que las rebajas llegaran directamente al consumidor y no quedaran en manos de los comerciantes.

Moderar la inflación

Por tanto, se suman dos cuestiones clave que pueden explicar este cambio: por un lado, la necesidad de sumar en forma incesante recursos tributarios para robustecer el superávit fiscal y, por otro, moderar el consumo privado que se venía incentivando en los últimos años. Ambos factores corren en la misma dirección: la reducción de las expectativas inflacionarias en las vísperas de un nuevo año en el que se espera una nueva carrera entre precios y salarios, mientras los gremios y los empresarios han perdido el ancla de medición del índice de precios minoristas del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdouts