Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

A boca de jarro: Mirta Ana Kuperman

"Cuando vemos que un niño de un año no gatea, algo pasa"

Espectáculos

Recuerda que cuando comenzó a estudiar Medicina había dos carteles que le llamaban poderosamente la atención. Uno estaba en la morgue y decía: Aquí es donde la muerte enseña a la vida . El otro estaba en un consultorio y afirmaba: Los ojos ven lo que la mente conoce . Y entonces se le ocurría pensar en Isaac Newton viendo caer la famosa manzana y descubriendo la ley de gravedad. "¿Pero qué había en la mente de Newton? Indudablemente, la búsqueda de la ley de gravedad. Parece algo descolgado, pero es muy importante en nuestra formación. Porque si no tenemos en la mente una idea clara de lo que es un niño sano, es difícil detectar sus problemas de desarrollo", apunta la doctora Mirta Ana Kuperman, médica psiquiatra y psicoanalista, especializada en niños con problemas de desarrollo.

Kuperman es coordinadora del Equipo de Estimulación Temprana del Servicio de Pediatría del hospital Durand, y explica que durante su formación ha encontrado y agregado nuevos elementos para mejorar su capacidad de ayudar a los niños. "Porque una vez hecho el diagnóstico, la idea es diseñar estrategias que incluyan las disciplinas más útiles para curar ese caso concreto, aunque surjan como aparentemente contradictorias."

-¿Por ejemplo?

-La psiquiatría médica y el psicoanálisis, que aparecían enfrentadas hasta hace muy poco, ¡hicieron correr ríos de tinta! Por eso soy médica psiquiatra y psicoanalista. Para los interesados en el tema puedo recomendar A cada cual su cerebro , un excelente libro donde dos franceses, François Ansermet, psicoanalista lacaniano, y Pierre Magistrelli, neurobiólogo, analizan el conflicto y explican, con un lenguaje muy claro, las dos propuestas y sus posibilidades. Volviendo al diagnóstico, es fundamental detectar los problemas en el niño lo antes posible para poder corregirlos, aprovechando lo que llamamos plasticidad cerebral.

-¿Plasticidad cerebral?

-Imagine que el cerebro es como una masa de plastilina fácil de modelar cuando está fresca (la infancia), pero que a medida que transcurre el tiempo se endurece y las posibilidades se reducen notablemente. Las primeras adquisiciones de los bebes son fundamentales y deben ser adquiridas en tiempo y forma oportunos, en tiempo ventana .

-¿Qué es un tiempo ventana?

-Sentarse, gatear, caminar y adquirir los elementos que posibilitan el lenguaje deben ocurrir dentro de tiempos previstos, en la etapa cronológicamente correspondiente. Esos son los tiempos ventana, fuera de los cuales es necesario indagar las causas de su retraso o intervenir para encaminarlas o resolverlas. Cuando vemos que un niño de un año no gatea, algo pasa. Hay que tener cuidado con esos pediatras que tienden a desatender los síntomas de alarma, precisamente por la equivocada teoría de no alarmar a los padres. Todos hemos escuchado comentarios como: Señora, no sea impaciente, lo que ocurre es que se trata de su primer hijo ... Un síntoma es una señal de alerta acerca de algo que hay que resolver lo antes posible. Nunca me canso de explicar que los obstáculos sólo pueden vencerse si se reconocen como tales. Actualmente, hay una especialidad que se denomina pediatría del desarrollo, pensada para detectar esos problemas. Son profesionales con mucho conocimiento y, además, con una mente entrenada. Y así volvemos al principio con aquello de que los ojos ven lo que la mente conoce . Es que vivimos un tiempo especial. Se han detectado en bebes síntomas de anorexia y depresión, enfermedades típicas del adulto estresado contemporáneo, pero a veces es también bueno escuchar a los vigías informales, más cotidianos y familiares.

-¿Cuáles?

-Los abuelos. Tienen experiencia y, en general, son observadores atentos.

-¿Siempre le preocuparon los niños?

-Creo que la respuesta sería que siempre me preocuparon los problemas de la mente, por eso soy médica psiquiatra. Estaba en segundo año y, capitaneados por Alfredo Moffat, uno de los fundadores de El Bancadero, una mutual de asistencia psicológica creada después de la Guerra de Malvinas para ayudar a enfermos sin recursos, íbamos al hospital Borda y hacíamos teatro, música, enseñábamos y hasta bailábamos con los internos. Nunca tuvimos un problema, pero eran hombres adultos y una, a través del diálogo, trataba de descubrir cómo había comenzado todo. ¿Cómo era ese niño antes de llegar a ser un adulto enfermo? Y así, poco a poco, fui volviendo en el tiempo hasta encontrarme con otra realidad: el niño recién nacido o en desarrollo, que era el proyecto original. Mi tarea es lograr que ese proyecto llegue a feliz término. En edades tan tempranas, los especialistas somos como acompañantes de un tramo en un viaje imaginario. Porque pensamos el desarrollo como un tren de larguísimo recorrido, donde durante algunas estaciones viajamos juntos, pero descendemos cuando los viajeros han adquirido las herramientas que necesitan para poder volar en busca de sí mismos. .

Luis Aubele
TEMAS DE HOYCristina KirchnerTensión racial en Estados UnidosImpuesto a las GananciasSuperclásico