Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Adaptación de una película española

Un texto dramático pequeño, con poco vuelo

Espectáculos

Solas cuenta con buenas actuaciones de Leonor Manso, Juan Manuel Tenuta y Julieta Díaz, pero el texto no les allana el camino

Solas. Basada en la película de Benito Zambrano. Adaptación teatral de Antonio Onetti. Adaptación argentina: Enrique Pinti. Dirección: Alicia Zanca. Con: Leonor Manso, Julieta Díaz, Juan Manuel Tenuta, Miguel Dedovich, Néstor Sánchez, César Bordón y Cristina Fridman. Música original: Antonio Meliveo. Diseño de escenografía: Gabriel Carrascal. Iluminación: Gonzalo Córdova. Vestuario: Mónica Mendoza. En el Metropolitan 2 (Corrientes 1343). Miércoles a viernes, a las 21; sábados, a las 20.30 y a las 23, y domingos, a las 21.
Nuestra opinión: regular

La película del español Benito Zambrano se dio a conocer a finales de los años noventa y conmovió por la emotividad de sus personajes: una madre y su hija marcadas por el maltrato de los hombres a los que dicen amar y una situación particular en ambas. La madre lleva con resignación su vida, la hija con suma rebeldía busca salir de su mundo, aunque poco es lo que logra. Entre ellas, un marido/ padre violento, un amante (el de la hija) con iguales cualidades. Y un vecino mayor, todo ternura, que trata de escapar de su soledad y encuentra en ambas mujeres una fuerte posibilidad de apoyatura.

La adaptación teatral está construida sobre una estructura de pequeñas situaciones en las que los personajes apenas tienen un desarrollo progresivo y de trascendencia. La linealidad domina sus conductas y no hay muchos datos que posibiliten comprender algo de sus reacciones. La hija, por ejemplo, está muy alejada del padre, pero no aparece una justificación terminante de por qué, su madre casi no tiene dobleces, es una sufrida y buena señora que regala afecto. El amante de la hija tiene pequeñas participaciones y ellas no permiten comprender la relación entre ambos. El vecino quizás es quien más expresa su realidad y con mayores aristas.

Si a esto sumamos el agobiante marco escenográfico de Gabriel Carrascal, que muestra los interiores de las casas de María (la hija) y de su vecino, más las entradas y salidas de una camilla, mostradores de venta de productos alimenticios, etcétera, la complejidad de la escena es verdaderamente desconcertante.

Sólo algunas actuaciones echan por tierra tanta desprolijidad, aunque no logran sostenerse durante todo el espectáculo, no por falta de capacidad de los intérpretes, sino porque el texto no se los permite. Pero, tienen mucha intensidad los encuentros entre la madre (Leonor Manso, con un trabajo muy sutil en el que siempre prima la emotividad) y el vecino (Juan Manuel Tenuta, actor que realiza una composición verdaderamente entrañable, plagada de matices y que el público reconoce con suma intensidad) y los momentos en los que la madre y la hija (Julieta Díaz se destaca, sobre todo cuando deja de lado los incomprensibles momentos de ira) tienen los cruces más íntimos y en los que sobresale el afecto.

Solas es un material muy pequeño para el teatro. Y si en verdad puede encontrar sentido a través de las actuaciones, el texto original no se ocupa demasiado de allanarles el camino a los intérpretes. En este caso, la dirección de Alicia Zanca tampoco se animó a despojar su puesta de objetos para que sólo los personajes tuvieran una presencia más vigorosa. Los encerró dentro de esas construcciones mobiliarias y, allí, perdieron muchos de sus valores primordiales. .

Carlos Pacheco
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa relación EE.UU. - CubaMariano BeneditMercosurMundial de ClubesElecciones 2015