Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El mercado laboral: la desocupación de los de 18 a 24 años casi triplica la tasa general

Plan para acercar a los jóvenes al empleo

Economía

El Gobierno lanza hoy un programa de $ 600 millones que busca crear las condiciones para que 600.000 personas hallen trabajo

El Gobierno lanzará esta tarde un plan dirigido a 600.000 jóvenes para crear condiciones para su acceso al mundo del trabajo. El programa, denominado "Jóvenes con más y mejor trabajo", está fundamentado en la alta tasa de desempleo que aún persiste entre la población joven: entre 2003 y 2007, según un análisis del Ministerio de Trabajo, la tasa de desocupación general cayó del 20,4% al 8,1%, es decir, un 60,3%, en tanto que el índice de desempleo entre quienes tienen de 18 a 24 años disminuyó bastante menos: del 39,8% al 20%, es decir, un 49,7 por ciento.

El programa determina objetivos para los próximos cuatro años y demandará una inversión de $ 600 millones, que provienen de un crédito del Banco Mundial. La línea de financiamiento de esa entidad contempla un total de US$ 250 millones para ser destinados a todo el esquema de formación de trabajadores que tiene en marcha el Ministerio de Trabajo.

Anuncio formal

El plan para jóvenes será anunciado esta tarde por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la Casa de Gobierno y será implementado por la cartera laboral, que conduce Carlos Tomada. Más específicamente, dependerá de la Secretaría de Empleo, a cargo de Enrique Deibe.

Según sostuvo Tomada, la idea que impulsa la puesta en marcha del plan es que "el Estado debe ayudar a quienes tienen mayores dificultades para poder insertarse en el mercado de trabajo", aún con una economía en crecimiento. Se buscará apuntar, prioritariamente, a quienes no tienen completo el ciclo secundario.

De acuerdo con los datos estadísticos que provienen de la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el desempleo es más elevado entre las mujeres jóvenes que entre los varones.

Según el Ministerio de Trabajo, las dificultades que enfrentan los jóvenes no son sólo para acceder a empleos de calidad, sino también para poder permanecer en un puesto. Y eso habla de la baja calidad de los empleos a los que muchas veces logra acceder ese segmento de la población.

Los datos oficiales muestran que cerca del 80% de los jóvenes desocupados tuvieron ya alguna experiencia laboral (lo que indicaría un alto grado de rotación entre ocupaciones), en tanto que sólo un 20% busca un empleo por primera vez. Además, dos de cada tres desocupados de entre 18 y 24 años provienen de hogares que están bajo la línea de pobreza, en tanto que entre quienes están en un puesto asalariado, seis de cada diez no están registrados y, por lo tanto, no tienen acceso a una obra social ni ahorran para su jubilación, entre otros beneficios que les son negados. Un 9% trabaja por cuenta propia.

Un estudio de la cartera laboral determina que, por tener baja calificación, muchos jóvenes son más proclives a aceptar trabajos transitorios y de características precarias. Además, se interpreta que muchas veces los jóvenes tienen problemas para estar en contacto con los empleadores y con los diferentes medios que se utilizan para buscar trabajadores, por lo cual, más allá de tener o no determinadas capacidades, en muchos casos no se enteran de las oportunidades existentes.

Según Tomada, la puesta en marcha del plan en este momento y no antes, tiene que ver con el crecimiento que hubo en los últimos años de la cantidad de oficinas de empleo que dependen de la cartera. Esa infraestructura permitirá el desarrollo de una asistencia para quienes se acerquen a partiticipar del plan.

El programa se desarrollará en diferentes etapas. La primera implicará la convocatoria a la inscripción. Le seguirán el otorgamiento de información, la orientación sobre formación general y profesional, la realización de prácticas calificantes en empresas, y la intermediación para procurar la inserción de los participantes en un puesto de empleo.

Mujeres, más afectadas

De acuerdo con los datos del Indec del segundo trimestre del año pasado (los datos del tercer trimestre son muy parciales ya que el relevamiento no se hizo en el área metropolitana ni en otros importantes centros urbanos), la tasa de desempleo fue en ese período del 18,9% entre las mujeres de entre 14 y 29 años, muy lejos del 8,5% del promedio general. Entre los varones de esa franja etárea, el 13,5% de quienes se declararon activos (tienen empleo o buscan tenerlo) dijeron no que podían encontrar una ocupación.

Los índices resultaron muy inferiores entre la población de entre 30 y 64 años: del 7,1% en el caso de las mujeres y del 3,5% entre los hombres.

La proporción de personas activas fue del 62,2% entre los varones jóvenes, una tasa muy similar a la de las mujeres de la franja etárea de 30 a 64 años. .

TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaElecciones en Brasil