Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Polémica por la letra del himno español

A pedido del Comité Olímpico, un desempleado compuso versos que fueron considerados "vetustos"

Sábado 12 de enero de 2008
0

MADRID.- La nueva letra para el himno español, conocido como Marcha Real o Marcha Granadera, apenas se dio a conocer ayer disparó una serie de críticas dentro del ámbito político y cultural. Hasta la ex ministra de Cultura Carmen Calvo tildó los versos de "antiguos" y dijo que están llenos de "expresiones vetustas".

El himno español, que tiene su origen en un toque militar con este nombre, estuvo vigente -siempre sin letra- desde finales del siglo XVIII, con la excepción de los años de la II República (1931-1939).

Las flamantes cuatro estrofas resaltan los valores de la unidad, dentro de la heterogeneidad del Estado español, su geografía, la libertad, la democracia y la paz. La composición es de Paulino Cubero, un desempleado de 52 años.

El texto de Cubero es el siguiente:

¡Viva España!

Cantemos todos juntos

con distinta voz

y un solo corazón.

Ama a la Patria pues sabe abrazar,

bajo su cielo azul,

pueblos en libertad.

¡Viva España!

desde los verdes valles

al inmenso mar,

un himno de hermandad.

Gloria a los hijos

que a la Historia dan

justicia y grandeza,

democracia y paz.

El autor explicó que su letra "no pretende ser algo que disgregue, sino el himno de una patria cotidiana, del día a día", y admitió: "A lo mejor esperaban una letra llena de banderas y sangre, pero considero más importante valores como la libertad, la paz o el respeto, pilares de una patria moderna".

Fue el Comité Olímpico Español (COE) el que convocó un concurso y designó un jurado, que finalmente eligió una de las más de 2000 propuestas presentadas por los ciudadanos.

El objetivo fue que pudiera ser cantado por los deportistas y el público en ocasión de eventos internacionales, y no sólo tararearlo como hasta ahora.

Plácido quiere cantar

El cantante lírico Plácido Domingo interpretará por primera vez la letra del himno durante la gala anual del COE, prevista para el 21 del mes actual, en el auditorio Juan Carlos I, en el Palacio Municipal de Congresos, de Madrid.

Después, se abrirá un período de recolección de firmas para proponer que el texto sea aprobado por el Parlamento como iniciativa popular, para lo cual se necesitan al menos 500.000 firmas.

Compusieron el jurado creado para elegir la letra Emilio Casares, musicólogo de la Universidad Complutense de Madrid; Juan Pablo Fusi, catedrático de Historia Contemporánea; Tomás Marco, compositor y académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, y Aurora Egido, catedrática de Literatura Española de la Universidad de Zaragoza y académica de la Real Academia de Buenas Letras.

Casares, presidente del jurado, acudió el miércoles a la sede del COE junto con la doble campeona olímpica Theresa Zabell y el ex presidente del Tribunal Constitucional Manuel Jiménez de Parga para comunicar al presidente del organismo olímpico que la decisión ya estaba tomada.

La propuesta no entusiasmó a los políticos, a juzgar por los comentarios que diputados de varios grupos parlamentarios hicieron en el Congreso tras una primera lectura de sus 20 versos.

Sólo el representante del conservador Partido Popular (PP), Jorge Fernández Díaz, dijo que la versificación no le parecía mal, al tiempo que expresó que, dado que España "no es una nación discutida y discutible, y tiene himno nacional, lo lógico es que tenga letra".

Desde el gubernamental Partido Socialista (PSOE), la vicepresidenta del Congreso y ex ministra de Cultura, Carmen Calvo, calificó la letra propuesta de "antigua" y consideró que contiene "expresiones vetustas" que no se corresponden con el lenguaje ni con los valores que los ciudadanos utilizan ahora.

"A mí no me gusta nada, como ciudadana lo tengo absolutamente claro y como es un debate que se va a abrir; más allá de que a mí no me parece una buena letra que pueda identificar en el siglo XXI una sociedad moderna como la nuestra", agregó.

El líder de la coalición Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, también fue crítico y dijo que la letra del himno suena bastante rancia. "En estas materias es mejor quedarse con la música, que ya nos ha costado tragar, que ahora introducir letras a los himnos que dividan o que creen suspicacias", dijo.

Hasta el popular cantautor Joaquín Sabina había propuesto el año pasado dos variantes de letras para que el himno nacional español pudiera, por fin, ser entonado, ya que era uno de los pocos en el mundo que carece de versos. El proyecto del músico no prosperó.

Durante el régimen franquista también hubo algunas plumas famosas que quisieron ponerle letra a la Marcha Real. Pero fue en vano.

Hasta hubo una especie de torneo para exaltar a la España imperial y a Francisco Franco, pero la música de la Granadera siguió sin palabras. Hasta ayer.

Agencias EFE y AFP

Papelón en el tenis

En el partido inaugural de la final de la Copa Davis de tenis entre Australia y España en 2003, el himno español fue eje de otro revuelo. Por error se interpretó el antifascista Himno de la República en lugar de la Marcha Real. El gobierno español reaccionó con una protesta ante las autoridades australianas y el Comité Olímpico Internacional. El capitán del equipo local debió pedir disculpas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas