Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Francia quiere una red de tranvías en Buenos Aires

Suministro de Transportesse lo planteó a la Presidenta

Viernes 18 de enero de 2008
0

El ministro de Transportes de Francia, Dominique Bussereau, le planteó al Gobierno la intención de intervenir en el desarrollo de una red de tranvías en Buenos Aires. "Francia querría una mayor participación para sus empresas en los proyectos de transporte en la Argentina: apunta al desarrollo de proyectos aeronáuticos y de una red de tranvías para la ciudad de Buenos Aires", dijo el funcionario francés.

Bussereau explicó que en las conversaciones que tuvo con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner "se habló de la posibilidad de trabajar sobre el crecimiento de la red de tranvías en la ciudad", ya que este sistema se ha adoptado en las ciudades europeas, y París lo está introduciendo.

"Pienso que este modo de transporte, que renace en Europa, Australia y Asia, es perfectamente adaptable a las ciudades argentinas", explicó el ministro.

El ministro francés se reunió ayer con su par de Planificación Federal, Julio De Vido, para ultimar los detalles que permitirán la firma de los contratos de financiamiento y obra que, según lo publicado en el Boletín Oficial, deberán ser aprobados por el Ministerio de Economía antes del 26 de marzo de 2008.

Una vez firmados los acuerdos, podrá comenzar la construcción del tren de alta velocidad, que fue adjudicado anteayer al grupo Veloxia, liderado por la empresa francesa Alstom.

Dominique Bussereau había brindado por la mañana una conferencia de prensa en la embajada de ese país antes del encuentro con De Vido y destacó que la firma del decreto por el que se adjudicó la obra "fue un momento muy importante, porque Francia mantiene una gran amistad con la Argentina y es un reconocimiento al know how francés".

Próximos pasos

El presidente de Alstom, Bruno Cotte, admitió a LA NACION que "hasta que no se termine el proceso de negociaciones, no se sabrá el monto final de la obra", y sobre los plazos sostuvo que "desde una perspectiva realista, el proyecto llevará tres años para su culminación. Si ambos sectores respetan el acuerdo (el Estado argentino y las empresas), se cumplirán los tiempos". El futuro contrato de Alstom -continuó Cotte- implica una transferencia de tecnología y capacitación del personal que va a manejar los trenes de alta velocidad.

El empresario comentó que "el tren -que en la Argentina se llamará Cobra- permitió un ordenamiento del territorio en Francia, y si bien no reemplazó al avión fue un complemento para las líneas aéreas como para las terrestres [ómnibus]".

El presidente de Alstom dijo que, para la Argentina, "será una vitrina extraordinaria" y permitirá que estos proyectos "avancen en el resto del continente", por eso "esperan que el decreto se transforme en contrato lo más rápido posible".

La empresa explicó que eligió a la Argentina porque "el terreno es poco complejo y no habrá que realizar muchas modificaciones, ya que la fisonomía se adapta fácilmente".

Esas ventajas, sumadas a que no se harán túneles en el recorrido, permitieron que el costo fuera menor que una obra similar en Europa.

La obra tiene un valor en pliegos de 1320,5 millones de dólares, pero se estima que el monto final llegaría a los 3000 millones.

La parte del proyecto que se ejecutará localmente asciende al 65 por ciento y la red cubrirá 710 kilómetros, de Buenos Aires a Córdoba.

Carlos Atta

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas