Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuando menos es más... saludable para el planeta

El estudio Tridimage diseña desde la etiqueta hasta el envase de un producto con la menor cantidad posible de materiales

Miércoles 23 de enero de 2008
0

Para el estudio argentino Tridimage, diseñar envases más atractivos para el consumidor no es independiente de la proliferación de desechos urbanos; entonces, además de proponer formas más funcionales y colores originales, en cada proyecto hasta se piensa en cómo usar la menor cantidad posible de materiales, para disminuir su impacto en el medio ambiente. Esto se revela en trabajos premiados internacionalmente y en productos de reciente aparición en el mercado.

La clave, según sus directores, Hernán Braberman, Virginia Gines y Adriana Cortese, es: "Somos uno de los pocos en el país que visualizan integralmente el diseño de un producto: gráfica (la etiqueta) y estructuralmente (el envase)". Y eso es posible porque todos son diseñadores industriales, pero Cortese además es diseñadora gráfica (los otros integrantes del estudio también son profesionales de ambas disciplinas).

Autores de envases de productos fácilmente reconocibles en el mercado (dulce de leche Patagonia Life, vinagre Altavía Dos Anclas, vinos Etchart Cafayate y whisky Jameson); actualmente, este equipo destina el 40% de los recursos para trabajar con clientes de Estados Unidos, Guatemala, Costa Rica, España, Rumania, México y Alemania.

Virginia Gines, Adriana Cortese y Hernán Braberman (adelante) con su equipo
Virginia Gines, Adriana Cortese y Hernán Braberman (adelante) con su equipo.

-¿Cómo surgió la idea del estudio multidisciplinario?

Hernán Braberman: -A través de una publicación de arquitectura me enamoré del diseño industrial, a los 15 años, y a los 21 me gradué con diploma de honor en la FADU-UBA. Al año siguiente, en 1994, fui docente de Diseño Industrial en la cátedra de Ricardo Blanco, en la misma facultad, y en la especialización de Diseño Industrial en la ORT. En 1995, junto con mi ex profesora Adriana Cortese y Virginia Gines, cofundé Tridimage con la firme creencia de que tanto los envases como los productos deben comunicar y seducir en las tres dimensiones.

-¿Cómo ve un diseñador el hecho de tener que ingeniárselas para estimular el consumo, contribuyendo así al aumento de los desechos urbanos?

-Es una preocupación que ocupa las primeras planas, y para nosotros realmente es una responsabilidad, y en cada caso buscamos replantear los productos con una mirada sustentable. En 2007 ganamos el Primer Premio del Package Design Makeover Challenge 2007, concurso al que fuimos invitados por la revista norteamericana Package Design junto con otros tres estudios (dos de EE.UU. y uno de Canadá) y salimos elegidos en una votación abierta por Internet: propusimos una línea de envases de productos de limpieza fabricados con moldeado de pulpa de papel, que es un material reciclable pero no convencional, utilizado usualmente para guardar huevos. Así dimos una respuesta innovadora y sustentable con un material asociado a otro tipo de mercado.

-También recibieron otro premio internacional... ¿Cómo repercute esto en el trabajo?

-Lo importante de aquel certamen fue que fuimos los primeros de América latina que lo ganaron. En este caso concreto nos sirvió para que un cliente de Estados Unidos (Clorox) nos dijera: "Recibimos la revista PD y vimos que fueron premiados; ya comunicamos internamente que trabajamos con una firma de primer nivel". También ganamos dos Silver Pentawards 2007, que son como los Oscar en esta disciplina, entregados por la organización fundada por Jean J. y Brigitte Evrard, dos diseñadores belgas. Es buena publicidad, que nos sirve para mejorar y reforzar contactos en el exterior, igual que cuando salimos en publicaciones como las revistas Novum , en noviembre de 2006 (Alemania) y Design 360° (China), el año último.

Pienso, luego diseño

Según un estudio nacional publicado por el ingeniero Héctor Piñeda, en tres meses una persona produce su propio peso en basura, y una ciudad de 120.000 habitantes, 100 toneladas. Teniendo en cuenta estos datos, Tridimage diseñó una nueva botella de agua mineral para Eco de los Andes, disponible desde hace un mes en nuestro mercado, que supera las premisas típicas de "comunicar el origen natural del producto y la idea de dinamismo a partir de su forma", con una resolución estudiada que permitió disminuir el gramaje del PET, logrando bajar el costo y la cantidad de plástico, algo importante a la hora de ser desechada.

Nunca mejor aplicadas las palabras del jurado internacional de los Pentawards, compuesto por 12 importantes figuras, que justamente destacaron que "los diseñadores de packaging usualmente hacen mucho con poco".

www.pentawards.org

www.tridimage.com

www.packagedesignmag.com/issues/2007.11/coverstory.shtml

Por Federico Prack De la Redacción de LA NACION

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas