Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La autopsia no reveló las causas del deceso

Heath Ledger: la trágica muerte de un joven actor

Espectáculos

En Batman, su último film, interpretará al Guasón

Por   | LA NACION

Habrá que esperar entre diez y catorce días para saber qué fue exactamente lo que causó, anteayer, la muerte del actor australiano Heath Ledger. Según informaron los voceros de la oficina del forense de la ciudad de Nueva York, la autopsia que se realizó ayer a su cuerpo arrojó poca luz en torno a la tragedia.

Hasta ahora, el único dato certero fue suministrado por la policía, que aseguró que cuando los paramédicos hallaron el cuerpo del intérprete estaba rodeado de pastillas para dormir. Ese dato alimentó los rumores de suicidio. Pero no sólo no se encontró nota alguna en el departamento de Manhattan donde falleció el actor, que este año será visto en Batman, el caballero de la noche (se estrenará en la Argentina el próximo 17 de julio) como el Guasón -papel que terminó de rodar hace unos meses-,sino que además su familia, desde Australia, negó rotundamente esa posibilidad.

"Su muerte fue trágica, prematura y accidental", declaró Kim Ledger, el padre del actor. "Heath era sensato, hermoso, bondadoso, amante de la vida, desinteresado y extremadamente inspirador. Conmovió a tantas personas en tantos niveles durante su corta vida", expresó el hombre desde la ciudad de Perth. "Por favor, respeten la necesidad de nuestra familia de llorar y aceptar nuestra pérdida en privado", concluyó.

Claro que el torbellino mediático que causó el sorpresivo deceso de Ledger hará muy complicado que se cumpla su deseo. Cada persona que conoció al actor australiano o que alguna vez lo vio, aunque sea de lejos, tiene una opinión sobre él, sobre las causas de su muerte o acerca de su estado de ánimo.

Según un cable de la agencia AP, además de las más de 300 personas que se congregaron frente al departamento donde vivía Ledger, Mel Gibson, que interpretó a su padre en la película El patriota, declaró: "Tenía muchas esperanzas puestas en él, apenas estaba despegando y perder su vida a una edad tan temprana es una pérdida trágica". Tanto impacto causó la muerte del actor que sus consecuencias superaron los límites del mundo del espectáculo. Ayer, el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, tenía planeado realizar un acto para lanzar una campaña contra las drogas, pero el anuncio fue cancelado porque -según Dana Perino, vocera de la Casa Blanca-, Bush no quería que el público pensara que "el gobierno buscaba crear una relación entre ambas cosas. Creímos que era mejor no realizar el acto en vista de la trágica muerte del popular actor", precisó.

Lo cierto es que la popularidad del intérprete de 28 años fue, para muchos, una de las causas de su muerte. Es que el actor siempre tuvo una relación complicada con Hollywood. Después de destacarse en la comedia juvenil Diez cosas que odio de ti, Ledgerfue candidato a galán, puesto que él decidió ignorar para dedicarse a buscar papeles más interesantes. En esa búsqueda hizo, entre otros films, Corazón de caballero, un raro intento de mezclar una producción de época musicalizada con canciones actuales que no funcionó en la taquilla, y participó con un papel muy pequeño en Cambio de vida junto a Halle Berry, que ganó el Oscar por esta película.

Aquel film independiente marcó el camino de Ledger, que alcanzaría su pico con Secreto en la montaña. Una nominación a los premios de la Academia y toda la atención de los medios sobre él y su pareja, Michelle Williams, la madre de su hija Matilda, de dos años, no eran exactamente lo que el actor esperaba cuando aceptó interpretar a Ennis Del Mar en el film sobre cowboys gays de Ang Lee. Pero aunque no la buscaba, Ledger consiguió fama, una de las consecuencias secundarias de tener, según lo calificó Stephen Holden, crítico del New York Times en Secreto en la montaña la capacidad de "desaparecer mágica y misteriosamente bajo la piel de su delgado y fibroso personaje. Es una gran actuación, tan buena como las mejores de Marlon Brando y Sean Penn."

Semejantes elogios comenzaban a escucharse de nuevo respecto a su interpretación del Guasón en Batman, el caballero de la noche. Su director, Christopher Nolan, dijo el mes pasado que el papel, que lleva la marca registrada de Jack Nicholson, "fue un reto muy grande para Heath. El personaje es extremadamente original, espantoso, tremendamente audaz. Una presencia muy anárquica que se conecta con muchos de nuestros temores más básicos".

El mismo Ledger declaró en noviembre último a The New York Times que su papel en Batman le había provocado un severo caso de insomnio. "La semana pasada dormí un promedio de dos horas por noche. No podía dejar de pensar. Mi cuerpo estaba exhausto, pero mi mente seguía en marcha". Según la periodista Sarah Lyall, que lo entrevistó en Londres por el estreno de I m Not There , el film de Todd Haynes en el que interpreta a una versión de Bob Dylan, el actor le contó que una noche había tomado una pastilla para dormir, no le funcionó y luego tomó otra. "Se adormeció, pero una hora después se despertó, la mente otra vez activa", decía el que resultó ser el último reportaje que dio Ledger.

Más allá de sus palabras, en aquel momento nadie imaginaba que el 22 de enero de 2008 su mucama y una masajista lo encontrarían muerto. Y que, aunque las mujeres llamaron a los paramédicos y éstos intentaron revivirlo, el corazón del actor dijo basta. Un final abrupto para una vida y una carrera que apenas comenzaban. .

TEMAS DE HOYParo nacionalHugo MoyanoEl despido de Carlos BianchiConflicto en Medio Oriente