Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Foro de Davos: entrevista con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo

"La Argentina sería granero del mundo"

Economía

Así lo predijo Luis Moreno, que descartó que la crisis global reduzca el consumo de alimentos; pero alertó sobre la inflación

Por   | LA NACION

DAVOS, Suiza.- "La Argentina podría convertirse nuevamente en el granero del mundo para darle de comer al mundo que se avecina", afirmó ayer el colombiano Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en diálogo exclusivo con LA NACION en el tercer día del Foro Económico Mundial de Davos. Contrariamente a un gran número de expertos, para quienes la Argentina simplemente no existió en esta reunión que analiza cada año el futuro económico del planeta, Moreno se proclama optimista ante el futuro del país y no cree que el fantasma de una recesión global golpee duramente a la región.

-De todos modos, hay que esperar. No me atrevería a decir hoy si las consecuencias serán graves o no.

-¿Cuán amenazada está la región?

-Es impensable que se caiga el consumo de granos en el mundo. Y un país como la Argentina debería tener un brillante futuro por delante. Porque recuerde que, al mismo tiempo que hablamos de recesión, hay una auténtica preocupación en el mundo por los alimentos. Creo que ése es un espacio que se le abre a América latina y en particular a la Argentina.

-¿Cuáles son los fenómenos que actualmente preocupan en América latina?

-La inflación.

-¿Como en la Argentina?

-En todos los países. El año pasado la inflación aumentó medio punto o más, según los países. Este fenómeno afecta a la gente más pobre y es un gran tema de preocupación. Pero la solidez de los sistemas financieros, el hecho de que la mayoría de nuestros países exportan el 50% de lo que producen y que nuestros mercados entienden los riesgos del comercio exterior me hacen pensar que no será grave. Ya no existen los tiempos de crisis en los que los mercados domésticos no entendían cómo funcionaban las cosas. Los mercados internos de los países de la región se han vuelto importantes. Hay un efecto reciente de consumo que lo hemos visto por las bajas tasas de interés, los bajos aranceles y las monedas nuestras más fuertes.

-En el banco que usted dirige, ¿qué piensan del futuro inminente de la región?

-Creemos que América latina debería crecer cerca del 4,5 por ciento este año.

-Para Angel Gurría, de la OCDE (ver aparte), con excepción de los países de la región que están en el umbral de ser potencias, los únicos dos futuros candidatos a ese proceso son Colombia y Costa Rica. ¿Qué opina de esa clasificación?

-No voy a polemizar con Gurría. Pero sé que su pregunta apunta a la Argentina. Su país tiene la posibilidad de volver a ser lo que fue después de la Segunda Guerra Mundial: el gran productor de alimentos. La ocasión es real porque, en la medida en que países como la India y China generen un consumo masivo y creciente en los próximos diez años que no podrán satisfacer con su propia producción van a necesitar que se produzca en otro lado. Para mí será naturalmente América del Sur la que desempeñará ese papel. Y especialmente la Argentina, que tiene la posibilidad de producir muchísimos alimentos para el mundo. Allí se comprende por qué ese país se llamó "el granero del mundo".

-¿Cuáles son las condiciones que deben darse para que un país como la Argentina se transforme en una potencia mundial? Ya mencionó la educación.

-Todo los servicios sociales en general. La educación es uno de ellos.

-¿El liderazgo político?

-Todos nos merecemos los gobiernos que tenemos. Pero los gobiernos responden a lo que sus administrados les piden, y es muy difícil poner de acuerdo a la gente. Es la naturaleza de la democracia, y con la globalización se hace difícil gobernar. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaEl caso Mariano BeneditElecciones 2015