Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los famosos apuntan hacia las concesionarias

Los dueños de autos involucrados dicen dónde los compraron

Martes 29 de enero de 2008
0

La mayoría de los propietarios de vehículos investigados en el caso de las franquicias diplomáticas asegura haberlos comprado "de buena fe". Investigar la cadena de comercialización para determinar quiénes los introdujeron en el mercado constituye una de las líneas centrales que sigue el juez Marcelo Aguinsky.

LA NACION hizo una recorrida por las concesionarias que fueron mencionadas por los propietarios de los autos importados por el sistema que rige la Cancillería.

El folklorista Oscar "El Chaqueño" Palavecino dijo que compró su Hummer en Manrique Automotores.

En la agencia, situada en Hipólito Yrigoyen 1360, negaron haberle vendido un vehículo, e incluso afirmaron no conocerlo personalmente. En la puerta del negocio, un empleado respondió: "Pregúntenle a Palavecino por qué dice que lo compró acá".

Sin embargo, el cantante dice tener todos los papeles que acreditan sus palabras. "Yo me enteré de que pertenecía a una diplomática uruguaya recién cuando hice la transferencia, pero no me preocupé. No tuve trato con ella", dijo, en diálogo con LA NACION.

Palavecino entregó su camioneta Toyota -se la tomaron en 40.000 dólares- y pagó 72.000 dólares adicionales. "Yo la uso para mi fundación, porque tengo que llegar a zonas de mucho barro. La compré de buena fe", se defendió el cantante. Añadió que antes había visto un Hummer en una concesionaria en Vicente López. No lo compró porque era más caro que el otro.

Otra de las concesionarias que comenzaron a mencionarse en la causa es la de Alejandro Minujen, ubicada en la esquina de Avenida del Libertador y Salguero. La nombraron ante la Justicia algunos de los compradores, que afirman haber comprado los autos a precio de mercado.

En la vidriera de Minujen SA se exhiben una decena de autos importados usados, entre ellos un Porsche Cayenne de 2005 como el del polista Adolfo Cambiaso y el cardiólogo Claudio Burgos, ambos citados en la investigación judicial.

No sería la primera vez que el juez Aguinsky investiga a Minujen. En 2004 lo condenó a dos años y medio de prisión en suspenso en una causa por la importación de una Nissan Pathfinder en violación del régimen de exenciones impositivas para discapacitados. LA NACION quiso consultar a algún responsable de la agencia, pero los empleados presentes en el lugar se excusaron de responder preguntas, sin siquiera invitar a pasar al interior del negocio.

Una fuente cercana al futbolista Aldo Pedro Duscher dijo a LA NACION que compró su Hummer H2 en 2006 en la agencia Machines, de la Avenida del Libertador 1730, Vicente López. LA NACION se comunicó con Machines, pero el empleado que atendió dijo desconocer aquella operación. Admitió sí haber tenido a la venta Hummer usados. Machines se promociona por su especialización en vehículos de lujo.

El cardiólogo mendocino Burgos es propietario de dos automóviles investigados: un Porsche Cayenne Turbo y un Hummer H2. Burgos dijo al diario Los Andes que el Porsche se lo compró a Hugo Pulenta, en la agencia Porsche de Vicente López. Pulenta, también mendocino, es presidente de Nordenwagen, el centro exclusivo de Porsche en la Argentina.

Coincidencia quizá, La Dolfina, el equipo de polo de Cambiaso, es patrocinado por Porsche Argentina. Y Cambiaso también figura como titular de uno de los autos con irregularidades: otro Porsche Cayenne Turbo.

María Emilia Subiza

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas